Trabajar Feliz

Hace algunas semanas te comentábamos que, hasta cierto punto, es prácticamente normal (por no decir habitual), sentir ansiedad en el trabajo, algo que puede llegar a repercutir en mayor o menor medida para triunfar en el trabajo.

Para poder tratarlo, evitarlo y solucionarlo de raíz, existen una serie muy interesante de trucos que ayudan a superar la ansiedad, a la par que nos enseña una serie de estrategias básicas para no decaer en los momentos difíciles.

En el mundo laboral, nos encontramos –por un lado- a las personas que en algún momento puntual pueden sentirse desbordadas, apareciendo el estrés y la ansiedad en su día a día. Pueden o no disfrutar de su trabajo, pero la mayoría tienden a no sentirse valoradas y rechazan sentirse a gusto en él.

Por otro lado, observamos personas que disfrutan con su trabajo, y que desean avanzar cada día para conseguir un mejor puesto. Pero sea como fuere, ambas cosas no pueden conseguirse si no se trabaja con voluntad.

Trabajar con voluntad para conseguir tus metas

El ser humano necesita voluntad para conseguir sus metas, principalmente porque sin ella no hay felicidad, ya que no conseguimos con esfuerzo aquello que tiene valor para nosotros.

Prácticamente se podría decir que no hay vida sin emoción, sin decisión, sin reto o sin entrega.

Para trabajar con voluntad se debe en primer lugar de tener en cuenta cuál es nuestra meta, cuáles son nuestros sueños y, sobretodo, si éstos son reales o no (esto es, alcanzables).

En caso de que sea una meta que pueda conseguirse con esfuerzo y dedicación, debes estar dispuesto a hacer lo necesario, en el momento en que sea preciso y todo el tiempo que haga falta para poder llegar a ello.

En cualquier caso, no debes nunca olvidar una máxima que, casi con total seguridad, te ayudará a trabajar con una mayor voluntad: no existen los fracasos, sólo abandonos prematuros.

About these ads
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.305 seguidores