Visión y Misión de vida

<!–

Imagínate que por un momento se te olvida todo lo que eres y te conviertes en algo así como un extraterrestre. Observa la vida que se lleva en general en este planeta: la mayoría de los seres humanos pasa la mayor parte de su tiempo trabajando, luego llegan a sus casas y pasan buena parte del tiempo que les queda antes de ir a dormir frente a una pantalla, enviando mensajes por computadora (muchos de ellos superficiales e impersonales), o viendo programas de tv en su mayoría de asesinatos y melodramas, para acostarse con la mente llena de escenas de odio, sangre y conflicto de todo tipo, (bueno también esta Animal Planet, claro hay excepciones) … Absurdo ¿no? 

Si vieras tu vida desde arriba, desde otra perspectiva, ¿Qué dirías?¿Tiene sentido?¿ Que quieres haber alcanzado cuando te llegue la hora de irte de este plano? ¿Sabes para que naciste? ¿Tienes claro cuál es tu misión de vida? ¿Estás en la vía que te llevaría a cumplirla?

A veces estas preguntas pueden ser inquietantes, pero también ayudan. En cualquier momento podemos hacer un alto y preguntarnos: “¿qué estoy viviendo? También podemos decir “esto no es lo que quiero pero me quedo por X tiempo, para tal cosa”, lo importante es estar conscientes, vivir más conscientemente.
Algunos dirían que para qué se preguntan si no pueden hacer nada por cambiar su vida. ¿De verdad crees que no tienes ningún poder para ir modificándola o para encontrar sentido y alegría en esa vida que llevas? Si de plano crees que no puedes, es difícil que puedas.

La sociedad sí ha ido cambiando, ahora en las empresas se habla (por lo menos) de la importancia del equilibrio entre la vida personal/familiar y la vida laboral. Se habla del trabajador como persona, alguien que tiene sentimientos. Las sociedades y las organizaciones cambian porque los que las conforman van cambiando también. Tal vez no puedas generar grandes cambios en los grupos que te rodean, o no puedas mudarte en un año, pero sí puedes ir creando, poco a poco (o de una sola vez) una vida con más satisfacciones, más plena, y para eso es importante tener una visión de lo que quieres, una misión de vida. También es importante que te des cuenta de las pequeñas y grandes cosas del día a día que te dan satisfacción y de tu contribución por un mundo mejor.

Tu misión… si decides tomarla
Si sabes a dónde vas, es más fácil y factible que llegues. (y disfruta el camino mientras tienes clara la meta). Si decides hacia dónde vas, esa decisión puede ser la fuente de entusiasmo y creatividad para alcanzar los medios y la meta.

Tenemos varias pequeñas misiones, en las diferentes áreas de la vida. Tal vez la misión que tengas en tu familia es la de alegrar a los otros; hay misiones que duran toda la vida; otras, poco tiempo.

Pregúntate qué quieres hacer de tu vida, pídele a Dios que te dé mensajes y guía. Siempre ten presente la ETICA y los valores y muchas cosas llegarán por añadidura.

Anuncios