• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

¡Tienes razón!

Sucedió un día: Yo estaba en Jaipur y por la mañana vino a verme un hombre que me dijo:
-Eres divino.
Le dije: -¡Tienes razón!
Él estaba ahí sentado cuando llegó otro hombre que estaba muy en contra mía, y que entonces me dijo: -Eres casi diabólico.
-¡Tienes razón! -le respondí.
El primer hombre se quedó un poco preocupado. Me dijo:
-¿Qué quieres dedir? A mí me dijiste: “Tienes razón”, y también le dices a este hombre: “Tienes razón”; los dos no podemos tener razón.
Le dije: -No sólo dos personas; millones de personas pueden tener razón sobre mí, porque digan lo que digan de mí, están hablando de ellos mismos. ¿Cómo pueden conocerme? Es imposible; ni siquiera se conocen ellos mismos todavía. Todo lo que dicen es su propia interpretación.
De modo que el hombre dijo: -Entonces ¿quién eres? Si mi interpretación es que eres divino y su interpretación es que eres un diablo, entonces, ¿quién eres?
-Yo soy yo mismo- le contesté-. No tengo interpretación sobre mí mismo, y no hace falta. Estoy simplemente deleitándome en ser yo mismo, signifique lo que signifique. Soy feliz siendo yo mismo.
Nadie puede decir nada sobre ti. Todo lo que dice la gente es sobre ellos mismos. Pero estás temblando porque todavía te estás aferrando a un centro falso. Ese falso centro depende de los demás, por eso siempre te estás fijando en lo que está diciendo la gente de ti. Y siempre haces caso a otra gente, siempre etás tratando de satisfacerlos. Siempre estás tratando de ser respetable, siempre estás tratando de decorar tu ego. Esto es suicida.
En lugar de molestarte por lo que dicen los demás, deberías de empezar a mirar dentro de ti mismo. Conocer el auténtico ser no es tan barato. Pero la gente siempre está anhelando cosas baratas.

Extraido muy Gentilmente del libro  Creatividad de Osho

Anuncios