• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

Bájale la velocidad a tus días (Maytte)

En lugar de permitir que el mal humor de los demás te contagie, sonríe, sé espontáneo y natural, saluda, cede el paso, respira profundo

sé espontáneo y natural

Hoy podríamos salir a la calle con una sonrisa, con una actitud más entusiasta y positiva, dispuestos a utilizar palabras amables para comunicarnos con los demás, especialmente con nuestros seres queridos.

 Lo que generalmente sucede es que nos dejamos llevar por la preocupación, el temor o la tensión que nos producen ciertas situaciones, para reaccionar sin conciencia de las consecuencias de lo que dijimos o hicimos. Es entonces cuando agredimos a otros y nos herimos a nosotros mismos.

 Así que, en lugar de permitir que el estrés y la ansiedad que puedan causarte las situaciones externas, o que el mal humor y el pesimismo de los demás te contagien o te alteren, sonríe, sé espontáneo y natural, saluda, cede el paso, respira profundo y cuenta hasta cien si fuera necesario antes de dejarte llevar por la reacción, para que seas tú, despierto y consciente en todo momento, quien se comporte como esperas que lo hagan los demás.

 En diferentes oportunidades te he hablado acerca de la importancia que tiene aprender a bajarle la velocidad a nuestros días, sobre todo si queremos que nuestra vida transcurra con bienestar y tranquilidad. Pero, para conseguirlo, es indispensable que hagamos ciertos cambios en nuestra actitud y estilo de vida. Cuando estemos dispuestos a suavizarnos, a mejorar nuestra actitud, a colocarnos en el lugar de otros, cuando comencemos a tratar a los demás de la misma manera como esperamos que nos traten a nosotros, estaremos sumando nuestro esfuerzo personal al de otros, para convertir este mundo en un mejor lugar.  

Mientras tengamos una justificación para abusar de otras personas, para irrespetar el derecho de los demás, para ignorar sus necesidades o su urgencia, para cometer faltas y equivocaciones, pensando que nadie se dará cuenta, seguiremos rodeados de la violencia, el maltrato, la irresponsabilidad, la viveza y el abuso que tanto rechazamos. Es muy importante que tu comportamiento sea coherente con la idea que tienes de una vida plena.

Por eso te sugiero…

Pide siempre las cosas diciendo por favor. Hazlo, aun cuando consideres que los otros están haciendo su trabajo y reciben un salario por ello. Pide excusas si fuese necesario, especialmente cuando tu comportamiento o actitud afecta tu relación con otras personas.

 Toma la iniciativa de hacer algo bien. Deja de esperar a que otros se comporten de la misma manera que tú o que te acompañen en tu iniciativa. Una vez que comiences, no te detengas por ninguna razón ni siquiera porque otros no te reconozcan o remuneren por lo bueno que estás haciendo.

 Sé paciente. Esto significa observar y aceptar el comportamiento de los demás, con tolerancia y comprensión. Recuerda que no vives solo en el mundo, y que lo compartes con muchas personas, con actitudes, hábitos, comportamientos y puntos de vista diferentes, pero que buscan lo mismo que tú, vivir en paz y armonía.

para mayor información sobre estos temas puedes visitar http://www.maytte.com

Anuncios