• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.475 seguidores

  • Archivos

Un Cafe…

Abrazado por la sabana descubro que el despertador no va a dar una tregua. Es hora de levantarse, abandonar el placentero estado de semiinconsciencia y despertar a los avatares de un nuevo día.

Desprendo con calma de las prendas de dormir; ese cálido envoltorio que me envuelve cada noche.

Desganado y con la sensación de estar aún dormido recibo un cariñoso saludo de buenos días. Mi Mamá, que parece no dormir nunca, ya está levantada y ha preparado café.

El aroma me envuelve todo, los ojos se abren poco a poco y cada sorbo de esa sustancia mágica me devuelve las ganas que quedaron mermadas en la noche. Se despierta el reloj, acostumbrado al silencio matinal, sonrío a esa mujer especial que abandona su trinchera para seguir despertando al resto de la tripulación.

El sabor del café me reconforta y con un gesto amable asomo mi cabeza por la ventana para saber qué tiempo espera. Un recio viento frío despeina mis crespos cabellos aún sin peinar. Es lunes y pienso que va a ser una semana un tanto agotadora.

Las gotas de lluvia hacen su aparición y suenan con un tintineo nostálgico.

Mientras la taza va quedando vacía, mi mente comienza a llenarse de pensamientos.

Se que antes de tomar ese aliado líquido no me siento capaz ni de dar un paso, pero es aún más consciente de que si no dedico unos minutos a hablar con el “Jefe”, nada tiene sentido.

Es así como cada día encuentro tras el breve disfrute de mi paladar, los oídos prestos de un incondicional Amigo al que agradezco y pido, sabiendo que está por encima de todos y todo, y que siempre atiende a mi llamado.

Es lunes, un lunes gris, pero abandonando la casa convencido de que la vida es de un color hermoso si dispones tu corazón y sientes que este late al son que DIOS marca.

Que todo resulta más liviano cuando has aprendido que nada de lo que hagas tendrá significado si no agradeces al dador de la vida el milagro de tu propia existencia.

Anuncios