• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.472 seguidores

  • Archivos

Pide y se te dará por Abraham-Hicks

Tu mundo, presente y futuro, está directa y específicamente afectado por la señal que estás transmitiendo ahora. La personalidad que es Tú es realmente una personalidad Eterna, pero quién eres ahora mismo, y lo que estás pensando ahora mismo, está causando un enfoque de Energía que es muy poderoso. Esta Energía que estás enfocando es la misma Energía que crea mundos. Y está, en este mismo momento, creando tu mundo.

Tus sentimientos son los representantes de tu Sistema Guía. En otras palabras, la manera en que te sientes es tu verdadero indicador de tu alineación con tus propias intenciones – de antes de nacer y las actuales.

Cada pensamiento que ha sido pensado alguna vez aún existe, y cuando sea que te enfocas en un pensamiento, activas la vibración de ese pensamiento dentro tuyo. Entonces, a lo que sea que le estés prestando atención es un pensamiento activado. Pero cuando quitas tu atención de un pensamiento, se vuelve latente, o no está más activado. Cuando le das más y más atención a cualquier pensamiento, y cuando te enfocas en él y por lo tanto practicas la vibración de él, el pensamiento se vuelve una parte aún más grande de tu vibración – y podrías llamar a este pensamiento practicado una creencia.

Cuando le das más de tu atención a cualquier tema, tu lectura emocional ya sea de armonía o disonancia con quien-realmente-eres se vuelve más fuerte. Si el tema de tu atención está en alineación con lo que la Fuente de tu Ser sabe, sentirías la armonía de tus pensamientos en la forma de sentimientos agradables. Pero si el tema de tu atención no está en alineación con aquello que tu Fuente sabe, sentirías la disonancia de tus pensamiento en la forma de sentimientos desagradables.

Cada pensamiento al que le das tu atención se expande y se vuelve una parte mayor de tu mezcla vibracional. Ya sea que sea un pensamiento de algo que deseas o un pensamiento de algo que no deseas, tu atención a ello invita la esencia del pensamiento a tu experiencia.

Aquellos que son mayormente observadores prosperan en buenos tiempos pero sufren en malos tiempos porque lo que están observando ya está vibrando, y cuando lo observan, lo incluyen en su semblante vibracional; y cuando lo incluyen, el Universo lo acepta como su punto de atracción – y les da más de la esencia de ello. Entonces, para un observador, cuanto mejor se vuelve, mejor se vuelve; o cuanto peor se vuelve, peor se vuelve. Sin embargo, un visionario prospera en todo momento.

Con tu atención practicada hacia cualquier tema, la Ley de Atracción te entrega circunstancias, condiciones, experiencias, otra gente y todo tipo de cosas que coinciden con tu vibración dominante habitual. Y cuando las cosas comienzan a manifestarse alrededor tuyo que coinciden con los pensamientos que has estado manteniendo, ahora desarollas hábitos o propensiones vibracionales más y más fuertes. Y entonces, tu pensamiento que alguna vez fue pequeño e insignificante ha evolucionado ahora hacia una creencia poderosa – y tus creencias poderosas siempre se llevarán a cabo en tu experiencia.

Tu sentido del gusto, olfato, oído o vista no es usualmente con lo que reconoces un horno caliente, pero cuando te acercas al horno con tu cuerpo, los sensores en tu piel te permiten saber si el horno está caliente. Y de la misma manera en que utilizas tus traductores de vibración sensibles y sofisticados (tus cinco sentidos físicos) para interpretar tu experiencia de vida física, también naciste con otros sensores – tus emociones – que son intérpretes vibracionales más avanzados que te ayudan a entender, en el momento, las experiencias que estás viviendo.

Tus emociones son tus indicadores del contenido vibracional de tu Ser, en cada momento. Y entonces, cuando te vuelves consciente del sentimiento de tus emociones, también puedes ser consciente de tu oferta vibracional. Y una vez que combinas tu conocimiento de la Ley de Atracción con tu consciencia en-este-momento de lo que es tu oferta vibracional, entonces tendrás el control total de tu poderoso punto de atracción – y con este conocimiento, puedes guiar tu experiencia de vida en cualquier forma que elijas.

Tus emociones indican el grado de alineación con la Fuente, y aunque nunca puedes desconectarte totalmente, los pensamientos a los que eliges darle atención te dan un rango substancial en alineación o falta de alineación con la Energía No-Física que es verdaderamente quien eres. Y entonces, con tiempo y práctica, llegarás a saber, en cada momento, tu grado de alineación con quién-realmente-eres, porque cuando estás en permisión total de la Energía de tu Fuente, prosperas; y al grado en que no permitas esa alineación, no prosperas.
Todos los derechos Reservados © Abraham-Hicks Publications

Anuncios