• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

Lamentablemente, un lamento… (Carlos Vargas)

Huye, escápate si quieres, ¡Hazlo!, no es tu suerte,
tu desconfianza no te deja verte y no me deja verte.
y es triste cuando esto pasa, ¿qué pasa?,
cuando uno se siente peor, uno se expresa mejor.
Y no lo entiendo, y no comprendo,
Y me siento estúpido, me siento inepto.
Siento que las palabras son arena,
veo y siento, el agua que las lleva.
Siento un murmullo, que no escuchaba, que yo callaba,
lo siento fuerte, aquí en mi pecho
aquí en mi mente, en todo el cuerpo.
¿Estaba allí? Quizás, por un momento,
no lo escuchaba y detuve el tiempo.
Y nuevamente, me siento más estúpido, me siento más inepto,
porque quizás lo admito, en parte, fue mi culpa, y me lamento.
Pero duele hablarle al hielo, cuando sabes que no te va a responder.
Duele besar al suelo, cuando sabes que no te lo va a devolver.
Duele adorar un sueño, cuando sabes que tarde o temprano, todo sueño es solo eso, un sueño más.

Cuando algo que no esperabas,
que no sabías, que no intuías, que no veías, que no sentías…
¡Pasa! la ira, la pasión, la aceptación, el rencor, el dolor,
un cúmulo infinito, de tu mente, de tu corazón,
no es felicidad, no es esperanza, no es para hacerte ver, mucho menos para hacerte aceptar,
para confundirte, para herirte, para hacerte vulnerable,
para escucharte, porque posiblemente, en este momento, nadie lo haga.

Y me disculpo, continuo con el lamento,
todavía, en este momento, no comprendo y no lo entiendo
A esta altura, aún estúpido, aún inepto.
Porque aunque se, valías la pena,
yo para ti, no la valía.
Y no existe una realidad relativa,
no existe un cambio tuyo, inherente a ti.
Eres tu, tus decisiones, eres tu, tu propia vida.
Dímelo, habla, siente, que riñones, ¡Qué riñones!…

Y no me importa, cuan estúpido, cuan inepto, cuan absurdo, cuan violento
Y no me importa no entender, no comprender, mucho menos el saber
esto a mi criterio, siempre fue desconocer.
Me importa, me duele, me parte el alma,
saber, que lo que yo un tiempo,
pensé; ese cielo iluminado de verde.
sentí; esa aceleración del sentimiento.
pelié; ese amor seguro.
querí; esa pequeña, orgullosa, inmaculada, vida.
adoré; esa niña, esa mujer, esa amiga, la mejor.
viví; ese amor.
besé; la pasión.
No es que ya no exista, sino que, según lo que según… Nunca existió.

Bahía de San Juán.
Todos Los derechos reservados 2010 © Carlos Vargas
Anuncios

Una respuesta

  1. Luuuis gracias… un millon

Los comentarios están cerrados.