• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

Soñando un mundo sin Capitalismo, sin Socialismo y sin Comunismo.

La construcción de un mundo mejor, que no podrá seguir siendo capitalista, nos plantea saltar las vallas del fracaso del sistema de socialización capitalista, rompiendo esquemas que, por ejemplo en la profesión periodística, siguen atados a los intereses de las clases dominantes, a sus constituciones y sus leyes. Incluso a sus prácticas presentadas como naturales.

Es decir, a todo el esquema institucional de la dominación, que ha impregnado, incluso, a no pocas organizaciones de trabajadores de prensa que al insistir con la “pureza” de la profesión, entorpecen el ampliado de la fuerza propia, desconociendo a priori a todo aquel que no posea un título habilitante para el ejercicio del periodismo.

Es de gran importancia salirse cuanto antes de ese enredo. Un viejo y colosal enredo que ha atrapado a compañeras y compañeros de nuestras propias filas, poniéndolos a seleccionar quién no y quién sí puede ejercer la profesión como si ese fuera, en nombre de una determinada ética profesional, el parámetro de calificación en la lucha ideológica. No hay ética profesional sin ética social, entendida ésta como un compromiso con los intereses de las mayorías explotadas y humilladas.

No debe ser más importante, en las tensiones ideológicas, políticas, económicas, sociales y culturales del presente, quién comunica, sino qué se comunica y para qué se comunica. Y nuestras ideas no requieren de un paladar exquisito, sino de una voz que se multiplique. Por supuesto, elevando la calidad profesional, pero nunca al extremo de subordinar la ideología revolucionaria, la ideología transformadora, las necesidades de expresión de los que padecen, a las concepciones profesionalitas, sectarias, corporativistas.

De un lado de la comunicación estamos los que peleamos por un mundo mejor, del otro lado los que han hecho este mundo injusto, explotador, inhumano y alienante. Ampliar nuestras filas es un imperativo, por sobre cualquier tipo de veleidades profesionales, por encima de las tendencias academicistas que delimitan el campo de acción y las reglas de juego a los imperativos de la lógica dominante.

Aun a riesgo de aproximarnos a alguna simplificación, conviene partir de la idea de que todos somos periodistas, todos somos comunicadores. Desde ese piso es necesario hoy, frente a los retos de la humanidad, por salvarse a si misma y salvar el planeta, elevar el nivel de la disputa por la multiplicación de nuestras ideas, por la ampliación de nuestro mensaje, por la construcción de una conciencia ideológica que no caiga en la trampa de pretender humanizar el capital.

En el amplio campo de la disputa por un mundo mejor, todos los que estemos dispuestos a construir ese mundo mejor nos hemos ganado, desde ya, el derecho a informar y comunicar.
La propiedad social de los medios de comunicación se disputa, construyendo la información comunicación que acreciente el carácter de la disputa ideológica, política y económica.

La propiedad social sobre los medios se conquista en la pelea cotidiana, aprendiendo –en la construcción de la otra información-comunicación-, a romper la dependencia consciente o inconsciente de los monopolios y oligopolios informativos comunicacionales, manejados por el gran capital.

La extraordinaria lucha de resistencia de numerosos movimientos sociales en toda la región, requiere de una mayor planificación estratégica en el campo de la información-comunicación.

Se necesita habilitar centros de capacitación sobre información-comunicación y poder, poniendo el problema de la propiedad de los medios como un tema prioritario en la agenda de lucha. Gran parte de la pretensión de ofensiva del movimiento de masas por un mundo mejor, radica precisamente en la capacidad que se tenga para articular y poner a luz no sólo el conflicto, sino, además, las ideas de transformación.

Anuncios