• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.475 seguidores

  • Archivos

Fluyendo

No te apures, ya llegará el momento.

Si estas pensando en el próximo paso sin reparar en el presente, puede que tropieces. Traé tu energía aquí y ahora, concentrate en el paso que estás dando, no en el que vas a dar, tu sendero ya lo fijaste, caminás hacia la paz, la sabiduría, el amor.

Tus cargas son aún pesadas, las estás liberando, si no tenes precisión en tus movimientos puede que las liberes donde no corresponde, y que cargues a otros generando nuevas cargas para vos mismo.

Liberá tus cargas donde corresponde para que estas lleguen al destino que deben llegar, no se trata de un proceso complejo, no te angusties, es cuestión de aceptación, de aceptar el lugar en el que estás, de aceptar el momento que vivís.

Puede que no sientas felicidad ahora, o que creas que algo te falta, en realidad solo es un proceso de aceptación el que estas atravesando, un proceso de aceptación de tu propio ser que al igual que el mío es perfecto, ya que es un fruto de la creación de Dios, de la perfección a su imagen y semejanza, por ende, perfecto.

Cuanto más concentres tus energías en el afuera la luz se ocupara de retornarte donde la real búsqueda és, en tu interior, pero claro, te enseñaron a no confiar en vos, a sentirte incapaz de lograrlo, por ende crees que quien te conducirá a tu destino es un maestro y no es así.

No encontraras al maestro que sos hasta que comprendas que no es el maestro el que te hace crecer, es tu propia creencia sobre lo que vas recibiendo lo que lo hace, es la certeza que pones en lo que crees. Es la certeza que pones en lo que entregas, no haciendo cargo a otros, sino entregando tus cargas a la luz en las meditaciones, en tu desapego.

Ya no reprimas tus llantos, ellos son liberación y si esas emociones no se expresan con lagrimas lo harán de otro modo, quizás aparentemente más complejo para tu cuerpo físico.

Ya no te esfuerces, no luches, Vibrá.
Al fin y al cabo estas aquí para eso, para Vibrar.
Sentí a tu corazón, escucha a tu corazón.
Vibrá.
Gracias por estar.Mi amor de Dios hacia vos.
Soy Reiki
Yo Soy

Anuncios