• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.469 seguidores

  • Archivos

Diario de un amor: Día 18/19

Nunca había tenido una noche peor que esta, Solo faltaba un día así que solo me dirigí a su casa, quiero comprar la casa de la ciudad ya que será el único recuerdo que me quede de ellos, pero no hallo como decirlo.  Desde ayer todo se volvió incomprensible y tedioso no hay nada que me haga decirle adiós pero así es, Llegue y todos tenían caras largas y tristes, partimos a la casa de verano a sacar las pertenecías y a entregarla a su nuevo dueño. Tuvieron que vender los muebles, los caballos, y luego cuando la entregamos nos retiramos, y al alejarnos de ella, volteamos la mirada para echar un último vistazo al jardín y al techo verde, la tristeza se apoderó de todos nosotros y yo hasta ahora comprendí que había llegado la hora de despedirse y no sólo de la casa de campo. En el camino a la ciudad les comente que estaba interesado en comprar la casa y que aunque no tenia el dinero yo podia reunirle y pagar todos los meses, ellos lo tomaron como una bendición y me dijeron que seria el indicado para cuidarla, además comenzare a trabajar cerca de la casa en el despacho del intendente y a ellos le agrado la idea de continuar con la tradición de la casa. Ellos me dejaron en el hotel se despidieron y les prometí que mañana estare a primera hora en la casa para darnos el adiós, no se como será solo lloro al saber que será el fin y quien sabe que será de nosotros después de esto, temo que no daré un final feliz a este diario, temo que el amor que le tengo desaparezca y la batalla no halla servido de nada no he dormido es la madrugada ya y no se si este es el día 18 o el 19 creo que mi corazón aun no acepta lo que ha pasado entre los dos y solo se resigna a todo esto y al cambio que no vida va a dar después de años de amor, tome mucho vino en la mesa habían como diez botellas creo que ebrio será menos doloroso la despedida decidí no afeitarme y ponerme un traje elegante como el día que volví a verla después de tantos años para solo parecer una despedida momentánea pero sabiendo que no será así. Siempre he tenido poca suerte con el amor creo que la vida no me ha permitido amar de la manera correcta y correspondida. Salí a la casa habían muchas personas incluso los periódicos locales, aquí ellos son muy queridos el intendente fue a despedirse y se nota que le afecto un poco esta partida. Llegue algo tarde corrí a ver sus ojos. La abracé, ella apretó su cabeza contra mi pecho y rompió a llorar. Besando su rostro, sus hombros, sus manos húmedas de llanto, le confesé mí amor como nunca lo hice. La abracé por última vez, le apreté la mano y nos separamos para siempre. El carro había arrancado ya. Pasé a su cuarto estaba vacío y me senté en él llorando. Busque un auto y volveré al campo unos días a ver si me mente despeja un poco mi alma esta rota en pedazos y espero que el tiempo pueda curarla.

Anuncios