• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.433 seguidores

  • Archivos

Los cambios se logran sin falsedad @RM_Foundation

Un verdadero cambio ¿eso se puede lograr? es la principal pregunta que nos hacemos cuando de verdad estamos comprometidos con causas y movimientos pro vida, pero la respuesta a esta pregunta nos lleva a hacernos otra un poco mas compleja, ¿Como lograrla?, hoy en marco de la cuarta reunión del G-20, celebrada en Toronto nos damos cuenta el sistema de cambios que los grandes países buscan, un cambio que les ayude a ellos a crecer aun mas, porque a pesar de hablar en general, siempre el ego no les permite quitar la careta y unirse de verdad, solo proporciona mas mentiras y mas veneno a la sociedad que por la falsedad y los pocos cambios se esta deteriorando a pasos gigantes. Creo que la respuesta a todas estas interrogantes quedan resueltas cuando apartamos las factores individualistas y nos centramos en lo que verdad buscamos un bien común, un bien mundial.

Los cambios basados en la recuperación y los nuevos comienzos de los pueblos y del mundo se logran apartando los intereses politicos, sociales y economicos, ya que no podemos hablar de impuestos globales, cuando casi la mitad de la población del mundo muere de hambre, no podemos hablar de seguridad cuando estamos presenciando muertes por guerras y diferencias religiosas, no podemos hablar de ambiente, cuando vemos un golfo de México destruido por causa de la mano del hombre. No podemos hablar de paz cuando el discurso de los presidentes se fija en una posición política decadente y sin precedentes. Mientras muchos apoyan los mercados abiertos, en Colombia mueren y secuestran a miles de personas, en Venezuela se pudren toneladas de alimentos, en el medio oriente sufren de atentados diarios y la crisis mundial se convierte en un juego ya que cada dia las personas con menos recursos económicos son mas pobres y se aumenta la droga, el abuso sexual y el déficit social. Entonces como no decir que esto es falsedad si cada vez es mas difícil y hasta imposible buscar la manera de curarla, sea cual sea esa cura. No se pueden lograr cambios si no se indaga la verdad con diligencia y sin parcialidades. Claro esta que no podemos solo centrarnos en lo externo sino que lo interno y los cambios deben empezar desde adentro pero esto implica amarse a sí mismo y amar al prójimo.

Y si elimínanos la falsedad y nos preocupamos por llevar soluciones y cambios en vez de hacer cursos de dicción y comprar corbatas bonitas para estar sentado exponiendo soluciones que se pasan por todos los filtros que le convengan a cada país y al final solo son horas perdidas, buscar la confianza y la seguridad para que confíen en nosotros y nos ayuden a crecer, para que luego no se convierta en una trampa de las que nos podamos arrepentir, debemos construirla con fundamentos sólidos. De nada nos sirve un banco mundial que nos ayude en un momento y luego nos desangre o unos tratados de paz cuando no hay paz en los países.

Lo prudente y sensato sería examinar con todos los elementos necesarios si ese camino es el que realmente nos lleva a Dios y a la integración. Esto implicaría tomar un camino alternativo o tal vez seguir caminos paralelos en algún momento de nuestras vidas, hasta encontrar la verdad.

No podemos tener doble cara o divagar porque llegara un momento en que los cambios sean irreversibles, debemos buscar la fe que tenemos y la esperanza hacia el futuro para poder acercarnos a la verdad y decir adiós a la maldad y la falsedad, pero esta posición  nos lleva a solo un camino que iniciara el arrepentimiento, el perdón y llenara todos los requisitos para poder lograr un cambio sincero abocando a un bien común, ya de que nos sirve que un pais sea rico y diez mas sean pobres, pero evidentemente como en las escrituras anteriores nos basamos en los valores y la contribución que hagamos a ese cambio con la siembra de numerosos ideales y valores que sustentara a un cambio futuro, claro esta empezando en el presente ya que parece que la falsedad y el ego afirman y antagonizan los cambios y se contraponen a ellos, la conclusión es evidente que el único camino a seguir es honrar al Dios sea cual sea la religión que profesemos, cumpliendo gentilmente la salvación del mundo y de la sociedad, borrando rebeliones  y malos tratos a la libertad.