• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.477 seguidores

  • Archivos

El Avatar: último maestro del aire

El dominio actual sobre el aire es el símbolo de la trascendencia. El hombre va dominando rápidamente a los cuatro elementos. Cultiva la tierra; surca las aguas; controla los fuegos eléctricos del planeta, y vuela triunfante por el aire. Surge ahora la pregunta: ¿Qué vendrá después hermanos míos? Otra trascendencia hay por delante. Es una de las cosas que revelará el Avatar que viene.

Un Avatar es un Ser que ha desarrollado ante todo Su Propia naturaleza humana y divina y luego la trascendió, capaz de reflejar algún principio cósmico, o cualidad y energía divina, que producirá el efecto deseado sobre la humanidad, evoca una reacción, produce un estímulo necesario y, como se dice esotéricamente, “conduce a desgarrar un velo y a penetrar en la luz”.

JerarquíaLa Mitología

Las tres personalidades del Trimurti (la trinidad hindú) a veces son nombrados como los guna avataras, debido a que tienen el rol de controlar las tres modalidades (gunas) de la naturaleza, incluso aunque ellos no hayan descendido en la Tierra, en el sentido general del término avatar.

  • Vishnú es el dios controlador de la modalidad de la bondad (sattva)
  • Brahmá es el dios controlador de la modalidad de la pasión y el deseo (rayas)
  • Shivá es el dios controlador de la modalidad de la ignorancia (tamas)

Se consideran encarnaciones manusíacas a aquellos creadores míticos que habrían originado civilizaciones poderosas. Ejemplo de ellos podrían ser Manu, Rómulo y Remo, Mahoma, Manco Cápac, Quetzalcóatl, Zoroastro, El-lal, Fuxi.

Se consideran avatares Bodhisátvicos a aquellos  avatares  míticos, que fundaron religiones o doctrinas espirituales. Ejemplo de ellos son  Buda, Jesuscristo, Krishná, Lao Tse, Tunupa.

mandalakwan.jpgLa Religión.

Los budistas tibetanos consideran que los dalái lamas son emanaciones del Buddha Avalokite?vara. Aunque no es un maestro Buddha sino un Bodhisattva, es el patrono del Tíbet y creen que, tras su muerte, su conciencia sutil tarda un intervalo de cuarenta y nueve días, a lo sumo, para encarnarse de nuevo en un niño que ya desde su nacimiento puede dar señales de su carácter especial.

Tras la muerte del Dalái Lama, el Panchen Lama se encarga de reconocer su reencarnación o tulku (por lo general es un niño) mediante las señales establecidas y éste pasa a ser el nuevo Dalái Lama. A su vez, el Dalái Lama debe reconocer a la reencarnación del Panchen Lama tras la muerte de éste.

A Aang lo presentan como integrante de los Nómadas del Aire, una pacífica orden de monjes que meditan sobre la armonía y la naturaleza, que han aprendido a aprovechar el poder de las corrientes de aire. Le hicieron la prueba : le presentaron una serie de objetos como rosarios (malas), implementos rituales, libros, tazas de té, etc,  el niño debía elegir los que pertenecían al difunto tulku, lo que demuestra que reconoce las cosas que fueron suyas en su vida anterior.

La magia.

El mundo de los espíritus es el que mantiene el equilibrio del mundo. Sólo el avatar puede comunicarse con ellos al dominar los cuatro elementos y a la vez logra la conquista de los corazones. A la nación del juego no le agrada la forma en que los espíritus manejan al mundo. Prefiere la aristocracia a la teocracia.

Manejar conscientemente la fuerza psíquica para controlar los cuatro elementos es un trabajo mágico. Una de las reglas fundamentales detrás de todo proceso mágico consiste en que ningún hombre puede ser un trabajador en magia blanca hasta que no se le haya abierto el tercer ojo.

El elemental aire, simbólicamente comprendido, es ese sustrato de energía que actúa a través de las formas del cuerpo etérico; éste es manejado por el aliento y por la ciencia de pranayama. Esta forma elemental está constituida por la intrincada estructura etérica, los nadis y los centros, y todos los estudiantes avanzados saben bien cómo se controlan mediante la enfocada atención del alma en contemplación, actuando a través del centro coronario, enfocado en la región del tercer ojo e impulsado a una actividad correcta y específica por un acto de la voluntad.  En la frase anterior he concentrado la fórmula para todo el trabajo mágico que debe realizarse en el plano físico. Mediante el cuerpo etérico y la fuerza dirigida, a través de uno de los centros, el alma desempeña el trabajo mágico.

El elemental agua o cuerpo de deseo, pasa por una actividad similar, más un efecto estabilizador que pone término a la inquietud y tempestuosa fluidez que hasta entonces lo había caracterizado. Por el poder controlador magnético del ojo espiritual, el alma reconstruye el cuerpo astral y lo mantiene firme y coherente mediante su enfocada atención.

Por otra parte, un proceso similar se produce en el cuerpo mental y el elemental fuego. Las antiguas formas desaparecen ante la clara luz con que trabaja el hombre espiritual.

El elemental tierra, la suma total de las numerosas vidas que forman el cuerpo físico, está bajo control y siente sobre él el ojo del Maestro ?el Maestro en la cabeza.  Los elementos groseros que constituyen ese cuerpo, son “expulsados” y reemplazados por átomos o vidas mejores y más adecuadas.

Identidades Nacionales - zodiaco asiaLas naciones.

En el trascurso de los si glos las naciones renacen varias veces o reencarnan en una nueva forma, que podemos denominar “período”, si no es importante, y “civilización”, si es bastante dramática y significativa. El signo no tiene re lación alguna con la posición geográfica de dichos países, sino con el destino (el futuro) y el karma (el pasado) de la humanidad misma, al diferenciarse en nacionalidades que, en un período de tiempo, vi ven en determinado territorio y constituyen esa amalgama de for mas que denominamos naciones o razas. Las almas que animan básica y fundamentalmente a estas naciones o razas, permanecen alejadas para identificarse con ellas en el momento en que tales almas pueden actuar en la tierra.

Son naciones de Agua: Japón (escorpio), Turquía (cáncer) , Francia (piscis).

Son naciones de Tierra: China (tauro), Finlandia (capricornio), Grecia e Irlanda (virgo).

Son naciones de Fuego: Brasil eItalia (leo), España y Bélgica (sagitario), India y Alemania (aries).

Son naciones de Aire: Rusia y Estados Unidos (acuario), Gran Bretaña (géminis), Escandinavia (libra).

La Ciencia de la Respiración: El aire y la intuición.

Los nómadas del aire son una pacífica orden de monjes que meditan sobre la armonía y las maravillas de la naturaleza y han aprendido a aprovechar el poder de las corrientes de aire.

“El hombre respira profundamente”. Es la fórmula mágica para la ciencia de pranayama. Comprende el arte de la vida creadora. Impulsa al hombre a sintonizarse con la vida palpitante de Dios Mismo, y lo logra mediante el desapego y la reorientación.

Desde las profundidades mismas de su ser extrae el aliento. Durante el proceso de la vida fenoménica, extrae el aliento mismo de la vida del alma.

Después se mantienen constantemente todas las fuerzas de la vida en el lugar de silencio, y cuando es posible efectuarlo con facilidad y olvido del proceso, mediante la familiaridad y la experiencia, entonces el hombre puede ver, oír y conocer, en otro reino que no es el mundo fenoménico.

Finalmente, la forma, vitalizada por quien respira con correcto ritmo, es enviada para llevar a cabo su trabajo y cumplir su misión. Estudien esta idea con cuidado, porque contiene el secreto del trabajo creador.

Cuando el aliento exhalado se lleva a cabo con pensamiento y propósito conscientes, abarca la etapa de vitalización de los centros, hasta colmarlos con vida dinámica.

Si se quiere activar la facultad intuitiva por el estudio de símbolos, el estudian te debe sentir o estar en cierta manera identificado con la natu raleza cualitativa del símbolo y con la naturaleza de esa realidad que la forma simbólica oculta. Deben tratar de estudiar ese aspecto de la lectura de símbolos.

Los estudiantes deberán investigar, por consiguiente, después de haber estudiado debidamente las formas, qué produce el símbolo en ellos, qué sentimientos evoca, qué aspiraciones despier ta y qué sueños, ilusiones y reacciones registran conscientemente. Ésta es la etapa intermedia entre la lectura exotérica del símbolo y la comprensión conceptual.

TaichiEl Tai Chi: el agua y las emociones.

El agua es el elemento del cambio y las tribus del agua siguen a la corriente para adaptarse a diferentes situaciones. Dominar el agua tiene sus raíces en la antigua arte marcial del Tai chi, con movimientos largos y agraciados y poder interno ilimitado.

Los ejercicios de respiración son previos para el entrenamiento tai chi. La respiración controlada desde la parte inferior del abdomen aumenta la energía del cuerpo.

La práctica del tai chi se caracteriza principalmente por unos movimientos suaves que exigen una concentración completa. El objetivo es utilizar la dinámica natural del cuerpo y mantenerlo relajado en todo momento, con transiciones suaves entre las posturas. Los ejercicios se realizan como en cámara lenta , manteniendo estable la parte inferior del cuerpo, mientras que los brazos y la parte superior fluyen de una posición a otra. Los movimientos son rígidos y curvados ; las extremidades nunca han de estar  rectas o rígidas.

El Maestro le dice a Aang “El agua nos enseña aceptación, dejad que vuestros sentimientos fluyan como el agua”.

AangLa Meditación:

La meditación constituye el medio que otorga al discípulo en entrenamiento, la capacidad de adquirir el poder de:

  1. Abstraerse o liberase del cuerpo.
  2. Crear
  3. Dirigir la energía por un acto de voluntad.
  4. Actuar constructivamente en el futuro.

Los  Dalai Lama, meditan con el mantra OM MANI PADME HUM, mientras lo hacen,  piensan en su significado, porque el significado de sus seis sílabas es grande y extenso… La primera, Om, simboliza el cuerpo, habla y mente impura del practicante; también simbolizan el cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buddha. El camino lo indican las próximas cuatro sílabas. Mani, que significa “joya”, simboliza los factores del método,  la intención altruista de lograr la claridad de mente, compasión y amor. Las dos sílabas, padme, que significan “loto”, simbolizan la sabiduría. La pureza debe ser lograda por la unidad indivisible del método y la sabiduría, simbolizada por la sílaba final hum, la cual indica la indivisibilidad. De esa manera las seis sílabas, om mani padme hum, significan que en la dependencia de la práctica de un camino que es la unión indivisible del método y la sabiduría, se puede transformar el cuerpo, habla y mente impura en el cuerpo, habla y mente pura y exaltada de un Buddha.

SILABA

PARAMITAS PURIFICA

SAMSARA

COLOR DIOS
OM Dicha Orgullo Deva Blanco Sabiduría
MA Paciencia Envidia Asura Verde Compasión
NI Disciplina Pasión Humano Amarillo Aprendizaje
PE Sabiduría Estupidez Animal Azul Ecuanimidad
ME Generosidad Pobreza Purgatorio Rojo Dicha
HUM Diligencia Agresión Infierno Negro Calidad

Aang comenta como su flecha en la frente y en los brazos está formada por símbolos, que tomaron forma en cuerpo al meditar largos períodos de tiempo en ellos. Cuando son iluminados estos símbolos Aang entra en Estado Avatar.

Anuncios