La magia de estos días (Teresa León)

Es innegable que la Navidad y el Fin de Año traen deseos de regalar y compartir con la familia y los amigos, traen mayor disposición a perdonar y reconciliación. En estos días, en general, estamos más conectados con el corazón, con nuestro niño interior… ese que disfruta también al ver a los niños contentos.

Esta magia aumenta por las oraciones que se hacen de corazón. Hay millones de personas que en estos días están haciendo una oración de gratitud por todo lo que recibieron en el año, oraciones para pedir por la salud de alguien, por la abundancia, por protección, por el amor…. Todas esas oraciones sirven de pequeñas luces, puentes de luz, entre la Divinidad y nosotros (que somos los que nos creemos alejados de Dios).

Aumentemos esa magia conectándonos con el amor; amor por nosotros, por nuestras familias y amigos, por las plantas… por Jesús, por nuestros Ángeles, por esos Seres Luz en los que cada quien crea.

Aprovechemos esa magia para reflexionar y ver el año que está terminando con mejores ojos: ¿cuáles metas alcanzaste? ¿cuáles te quieres proponer ahora? ¿qué cualidad quieres desarrollar para este año? ¿tienes alguien que te falta perdonar? ¿qué tanto te acercaste a Dios para agradecer, no sólo para pedir? ¿qué podrías hacer para contribuir a tu comunidad, tu país y tu planeta?

Aprovechemos

Aprovechemos estos días de mayor asistencia espiritual, de mayor conexión con la espiritualidad, y usemos nuestros principales motores de creación como hijos de Dios que somos (la mente y el corazón) para orar y hacer visualizaciones por el país y el planeta, pidiendo a Dios que manifieste lo que estamos visualizando, DE ACUERDO CON LA VOLUNTAD DIVINA, BAJO LA GRACIA Y DE MANERA PERFECTA Y EN ARMONÍA CON TODO EL MUNDO.

Recordemos el poder de la oración y el poder del pensamiento unido. La idea no es cerrar los ojos a lo que está pasando a nuestro alrededor, sino recordar que sí podemos influir de varias maneras para mejorar eso que no nos gusta.

Los invito a hacer afirmaciones como ésta que me enviaron en un email: VENEZUELA ES LUZ, CONCIENCIA, RESPETO Y LIBERTAD.

Busquemos la manera de aumentar en cada uno de nosotros eso que queremos para el país y el planeta. Empecemos con las afirmaciones: YO SOY luz, consciencia, respeto y libertad.

Recordemos que “Uno con Dios es mayoría”.

Gracias por estar ahí… te envío un abrazo en la luz. Que nuestros ángeles se unan y nos ayuden a manifestar el BIEN y la armonía en nosotros, en nuestras familias, en nuestro país y planeta. Amén.

Copyright © 2010-2011 Estampas.com, Teresa León. CHM (Camino a la Grandeza)

Anuncios