• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.477 seguidores

  • Archivos

El Poder del Alma (Primera Parte)

Primera Parte – Recuerdos

Las horas llegaron a su punto más álgido, los relojes bailaban atrayendo honores. Un chirrido falto de aceite abría los portones de la fortaleza del animalucho, un pingüino de plástico desgastado, canturreando como un pollo frito. Hacía calor, era verano. Nuestro amigo Axel se adentraba en un sueño profundo. El despertador no surtía efecto.

Bombazos de palabrejas, sonidos extraños, la voz de Axel reclamaba justicia. El muchacho experimentaba espacios imposibles, terroríficos. Inexplorados por la mente humana. En sus sueños se le aparecía un fantasma, se trataba de una niña pequeña de rostro pálido. La misma pesadilla repetida durante 2 años seguidos.

 

El pequeño Axel no había olvidado tal desgarrador crimen, todas las noches aparecía fuera de su cuerpo, como si de un ente invisible se tratase. Él flotaba sonámbulo por el bosque, adentrándose en una cueva, hallando a una chiquilla tumbada pidiendo a gritos su salvación.

La niña de unos 4 años de edad, de nombre Elisabeth, era su hermana pequeña. Los padres de Axel y Elisabeth habían fallecido recientemente en un accidente de tráfico, Axel viajaba con ellos y desde hace unos meses, había sido operado, y posteriormente sentado en una silla de ruedas.

Actualmente residía con su tío en una pequeña granja, al oeste de Japón.

01. El baile de los relojes

Tic, tac, tic, tac,

once horas de la mañana,

el chirrido del pingüino.

Caso omiso a su susurro.

 

Tic, tac, tic, tac,

Uno en la pared blanca,

y otro en la mesilla.

Caso omiso en la distancia.

 

Tic, tac, tic, tac,

No puedo despertar.

Depresión ilógica.

Consternación dormida.

02. Sueño dispar

 

Es más sueño que vida,

un corazón a la deriva,

abierta está mi herida,

lágrimas con sed de apatía.

 

Acogido en la sombra,

flotando como una medusa,

transformado en aura,

alma sonámbula.

 

Es ella, la pequeña,

agita mis sentimientos,

babeando me clama, ¡Ayúdame!

Libérame de este infierno.

Me hiere, me traumatiza,

que sensación más mala.

Acabo hundido, rendido,

cayendo al oscuro abismo.

03. Despierto

Todo es fantasía, nada realidad,

son sueños sin avaricia,

corazones de papel,

desgarrados al pasar.

 

Trágica sensación,

no me puedo mover,

un despertar del presente,

cabizbajo, adolorido,

triste.

04. Sentimiento de culpa

(Axel se murmura)

 

Sino la hubiese abandonado,

esto nunca habría ocurrido…

 

CONTINUARÁ…

Copyright © 2009-2011 CHM. Francisco Javier

Anuncios