• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.478 seguidores

  • Archivos

Chi Kung

Dominamos la electrónica y la tecnología, pero todavía no controlamos nuestra propia energía interna; ¿querés aprender a hacerlo?

Dominamos la electrónica y la tecnología, pero todavía no controlamos nuestra propia energía interna; ¿querés aprender a hacerlo?La sabiduría milenaria china entiende que el universo y los seres humanos estamos animados por una energía llamada “chi”. Este es el “aliento vital” -lo que los hindúes llaman prana- que tu cuerpo genera y transforma naturalmente.

El ideograma chino kung significa “trabajo, técnica o arte”. Entonces, el chi kung es una disciplina que trabaja con la circulación de la energía vital por los canales y meridianos del cuerpo.

Las referencias escritas más antiguas de este arte datan de hace unos 3000 años, pero sabemos que en China se practicaban incluso desde mucho antes. Según las tradiciones budista y taoísta, su práctica lleva a alcanzar la iluminación o budeidad.

Pero probablemente más por machismo que por otra cosa, el chi kung no se transmitía en ese entonces a las mujeres. Hablamos de una época de guerras constantes y de un arte que fortalece los órganos internos, huesos, articulaciones y músculos; previene lesiones y expande la conciencia en todos los niveles.

Por eso, su práctica se difundía sobre todo entre hombres que buscaban aumentar su rendimiento y vitalidad en combate y así evitar ligar un lanzazo en cualquier momento de la batalla.

Con el tiempo, vino la paz. Y con la extensión de la enseñanza, se desarrollaron las técnicas para las mujeres. Eso significa que si hoy vas a practicar a un saloncito en Palermo, por ejemplo, vas a encontrarte con ejercicios que ya se practicaban en algún templo perdido hace tres mil años.

La práctica

Si ves a alguien practicando chi kung, por fuera no vas a ver más que una serie de movimientos y ejercicios de respiración bastante estáticos. Pero interiormente, es un viaje, porque lo que se busca es cultivar los llamados “tres tesoros”: la energía vital, la esencia y el espíritu.

Por usar una metáfora conocida, la idea es que de la misma forma en que un director busca armonizar los sonidos de los instrumentos durante la ejecución de una sinfonía, el chi kung buscar armonizar cuerpo, respiración y mente para fortalecer la salud.

¿Qué tener en cuenta entonces?

La postura: cuando la postura corporal no es correcta, el flujo de chi no es constante. Si el chi no es constante, la mente no tiene paz. Si la mente no tiene paz, el chi sufre un desorden y te metés en un círculo vicioso. Con una buena postura, podés romper el círculo y lograr el flujo de energía por toda la columna vertebral.

La respiración: cuando te relajás, todos los canales de chi se abren. Por eso, se practica una respiración lenta y sincronizada con los movimientos, para lograr un mayor control sobre la mente, que es la que dirige el chi hacia todo el cuerpo.

La raíz: en la práctica de chi kung es importante estar bien equilibrado y en firme contacto con el suelo. Para “enraizar” el cuerpo, echar, con la imaginación, raíces bajo los pies.

Los beneficios : La medicina china concibe la mente y el cuerpo en comunión más estrecha que la occidental. La enfermedad aparece cuando el chi se estanca o encuentra bloqueos en su natural circulación por el cuerpo. El organismo necesita evitar esas obstrucciones para mantenerse saludable.

Razones por las que éste se obstruye, hay varias. Las explicaciones de las enfermedades van desde la alimentación deficiente y una vida caótica hasta la falta de energía para defendernos de agresiones externas.

Las mujeres son particularmente receptivas de la energía vital de nuestro entorno. La salud de las mujeres casadas, por ejemplo, depende de la armonía con su pareja y de la relación con sus hijos. Es decir que, desde la visión tradicional china, están más expuestas a contraer enfermedades por bloqueos en la circulación del chi.

La idea es que practicando chi kung puede remediarse, dirigiendo el chi para que circule por el cuerpo, nutriendo el organismo, defendiéndolo y dejándolo limpito. Desde esta perspectiva, el chi kung no sólo tiene fines preventivos, sino que es un medio para curarse de enfermedades.

La medicina occidental reconoció en años recientes que su práctica aumenta la relajación, el nivel de oxígeno en sangre, la flexibilidad, la movilidad y la elasticidad de las articulaciones

En fin, el mejor indicador de la salud es el propio cuerpo y para estar sano, uno tiene que hacerle caso un 50 por ciento a su doctor, pero ciento por ciento al propio cuerpo. Lo demás es respirar y concentrarse en estar mejor.

Copyright © 2011 CHM (Camino a la Grandeza), Luis Padrón

 

Anuncios