• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.478 seguidores

  • Archivos

Mi Religión

Muchas son las preguntas cuando digo que soy Dharma, muchas las respuestas que buscan al decírselo, Sin embargo pocos saben en realidad mis creencias.

Mi Religión es el duismo, el islamismo, el cristianismo, el budismo, etc. Claro eso no quiere decir que sea politeísta o ellas se reemplacen unas a otras más bien es una unión armoniosa, amorosa y portadora de realidades. Ahora les explicare lo que para mí significa Religión, sin duda no se trata de la hinduista, a la que sin duda estimo por sobre muchas otras, esto trasciende del hinduismo o de cualquier otra. Para mi religión es la que transforma nuestra naturaleza, la que nos une indisolublemente a la verdad cuya presencia purifica, la religión es el elemento permanente de la naturaleza humana. Ese elemento mantiene al alma enteramente desasosegada hasta el momento en que se encuentre a sí misma, conozca a su Hacedor y aprecie la verdadera correspondencia que existe entre sí misma. Creo ningún hombre puede vivir sin religión. Hay algunos que en el egotismo declaran que no tienen nada que ver con la religión. Esto es como si un hombre dijera que respira pero que no tiene nariz. Sea por la razón, por el instinto o por la superstición, los hombres establecen alguna suerte de relación con lo divino. Incluso el ateo más acabado admite la necesidad algo bueno al hecho de observarlo y algo malo con su no observancia. El hombre que reniega de la religión no puede vivir y, de hecho, no vive sin religión.

La Vida me ha permitido explorar tantas cosas distintas, día a día agradezco a Dios por permitirme llenar mi vida con una espiritualidad que me permite no temer al futuro, no temer al pasado y permitirme luego de una comunión, de una larga meditación o de hacer biodanza llegar a sentir esa divinidad.

Mi religión es el mundo, es tan diversa como él, tan llena de vida y esperanza como el cielo es azul, ella es la que le mostrare a mis hijos y a todos los que se acerquen a mi camino. La que me permite luchar por los derechos, por la igualdad y por un poco de cura para las grandes heridas que tiene esta sociedad.

Anuncios