• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

Compañeros para la vida (Maytte)

Hace un par de días iba en el carro y, de repente, observo que, a la derecha de la calzada, sin aceras para peatones, en un área verde, iba caminando una pareja adulta sonriendo y tomada de la mano… me llamó la atención porque, a pesar de estar en una zona residencial con poco comercio, no es usual que las personas caminen por ahí. Unos segundos después sentí el impulso de acercarme a ellos para preguntarles si querían que los llevara a algún lugar. Pero el tráfico avanzó inmediatamente y me quedó la imagen de una pareja feliz, disfrutando de la mutua compañía, en una etapa de la vida en la cual muchas parejas se distancian y desaniman.

Y es que pasar muchos años con la misma persona, sintiéndonos enamorados, con el deseo de hacernos felices el uno al otro, es un regalo extraordinario, porque si bien elegimos voluntariamente compartir nuestra vida con esa persona, son muchos y variados los elementos que necesitamos tomar en cuenta para que la relación de pareja sea satisfactoria y se mantenga en el tiempo: pasar tiempo juntos para hacer crecer el amor, el buen trato, tener proyectos comunes, compartir hobbies& También hay que considerar la necesidad, que tiene cada uno de nosotros, de reservar un pequeño espacio para hacer aquellas cosas que nos hacen sentir bien.

Podemos encontrar en una relación compañía, cariño, apoyo, interés mutuo, amistad, confianza, afinidad, protección, comprensión& en fin, una serie de valores indispensables para complementar nuestro bienestar emocional. Pero en ningún momento deberíamos esperar que la otra persona se convierta en el sentido absoluto de nuestra vida, en la responsable de nuestra felicidad, en la respuesta a todas nuestras inquietudes, en la solución a nuestros problemas personales, en la culpable de todo lo que nos pasa o en la proveedora de todo lo que nos hace falta materialmente, porque si es así, sufriremos la frustración de ver negadas nuestras expectativas.

Mantener el amor entre los dos implica el cuidado diario de la relación. Tomemos la decisión de sanar nuestras heridas emocionales para dejar el pasado atrás, aprendamos a mantener a raya el estrés para que no trastorne nuestra manera de ser, evitemos traer los problemas del trabajo a la relación, dejemos de hablar constantemente sobre lo que nos preocupa o inquieta con respecto al futuro, reservemos un tiempo de calidad para divertirnos, relajarnos y hacer crecer el amor entre los dos. Mantener una cierta higiene emocional nos ayudará a proteger la relación de la afectación que nos produjo alguna experiencia fallida en el pasado, y de todas las situaciones inesperadas y cambiantes que puedan afectar nuestra vida actual.

Anuncios