• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.472 seguidores

  • Archivos

Celebremos la amistad (Maytte)

La verdadera amistad puede comenzar por un encuentro aparentemente casual; pero, si existe disposición, afinidad y empatía al conocer al otro, seguramente este simple contacto se convertirá en una relación muy especial que nos acompañe el resto de la vida.

La amistad no puede mantenerse por sí sola, es una calle de doble vía; es decir, que no podemos esperar pasivamente a que los amigos sean los únicos que tomen iniciativas y acciones para acercarse a nosotros. La reciprocidad es indispensable para que el sentimiento perdure y se fortalezca en el tiempo.

Y Si queremos seguir contando con la presencia gratificante y protectora de nuestros amigos, debemos ocuparnos de mantener el contacto, la comunicación y el intercambio de las situaciones especiales que vivimos, celebrar sus éxitos, emocionarnos con sus logros, apoyarlos en sus cambios y, por encima de todo, resaltar la amistad que compartimos.

No podemos buscar a los amigos sólo cuando necesitamos un favor. La amistad hay que alimentarla y regarla, como si fuera una planta pequeña y delicada; me he dado cuenta de que si no mantenemos un contacto frecuente, intercambiando experiencias y acompañándonos en las fechas y momentos especiales, aún desde lejos a través de una llamada o de un correo… la amistad se irá secando y terminará convirtiéndose en un simple recuerdo.

¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si tú dejaras de tomar la iniciativa de llamar o de invitar a tus amigos?, ¿lo harían ellos? O si eres tú, quien asume la posición pasiva en la amistad ,¿qué pasaría si ellos dejaran de buscarte y de estar pendientes de ti? ¿Cómo te sentirías? Estas son algunas de las muchas preguntas que muy pocas veces nos hacemos.

Recuperar y mantener a los amigos es una de las grandes gratificaciones de la vida, porque nos motiva el sentimiento de cariño, de lealtad, de gratitud hacia esa persona que de una u otra forma nos apoyó, nos acompañó y nos aceptó sin juzgarnos o criticarnos. Muchas veces el exceso de ocupaciones, la distancia y el no considerarlo tan importante, hace que los días pasen sin que hagamos ese contacto tan importante.

Mantener una buena comunicación no es fácil si estamos lejos, pero si conservamos el sentimiento y el deseo de hacerlo, lo único que tendríamos que hacer es incorporar a nuestra agenda un punto extra: hacer esa llamada para decir: “Te recuerdo”, o escribir un correo que diga: “Te extraño”, compartir algunas fotos recientes o, simplemente, recordarlos y enviarles un pensamiento de cariño y gratitud donde quiera que se encuentren. Podemos recuperar a los viejos amigos y rescatar, así, una parte valiosa de nuestra historia personal.

Copyright © 2011 Maytte Sepulveda, Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios

Una respuesta

  1. […] This post was mentioned on Twitter by Claudia Aliaga, Luis Padrón Guzmán. Luis Padrón Guzmán said: Celebremos la amistad (Maytte) http://wp.me/pIoXC-Jj […]

Los comentarios están cerrados.