• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.477 seguidores

  • Archivos

El nuevo mundo antitabaco (Jaime Leal)

Verdes bosques canadienses servían de fondo a los briosos caballos salvajes, que galopaban libres y broncos mientras eran perseguidos por los valientes vaqueros, estos últimos, siempre delgados y de tez blanca todos, por cierto, y con un rostro marcado por la experiencia de vivir en el campo.
No había lugar para la duda, todo era arrojo, valentía, aventura y al final del día una fogata alumbraba apenas con tonos rojizos los rostros de aquellos valientes que celebraban el final de la jornada encendiendo un cigarrillo como parte de un despliegue de victoria.

Seguramente muchos recordamos estos comerciales, mismos que eran transmitidos prácticamente a cualquier hora del día, tanto en medios impresos como radio y televisión, asociados lo mismo con eventos políticos, como culturales, sociales y hasta deportivos, como olvidar los emblemas de McLaren con los tonos rojo y blanco de la marca Marlboro, El coche de Nelson Piquet con sus emblemas de Camel ó bien el coche Negro de John Player Special, esto solo por mencionar el automovilismo como uno de los deportes más comúnmente utilizados por las empresas tabacaleras para promocionar sus productos, pero lo mismo en fútbol, motociclismo, tenis, por mencionar algunos.

Poco a poco se ha revertido esta libertad publicitaria primero restringiendo los horarios para publicitar sus productos, remitiéndose a horarios nocturnos en los que se supone el público infantil no se encontraba expuesto y posteriormente relegándolos de los deportes donde una relación directa no era “congruente” debido a las complicaciones que el fumar en exceso implica. Como es bien sabido, las leyes mexicanas se escriben de acuerdo a leyes de otros países y en muy contadas ocasiones somos innovadores en este campo y parece que es mejor que así sea, para ejemplo bastaría la muy cuestionable ley de la mirada lasciva que se propone castigar a todo aquel que vea de forma “lasciva” a otra persona en la vía pública, pero ese será tema de otro escrito y vaya que habrá tela de donde cortar. En México las leyes antitabaco han sido copiadas de Europa y de nuestro vecino del norte, mismos que las han desarrollado basándose principalmente en los altos costos que implica el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares y respiratorias que arroja el consumo excesivo de tabaco.

De aquellos tiempos de libertad donde se podía fumar incluso a bordo de un avión queda ya muy poco y de acuerdo a las leyes antitabaco propuestas recientemente por nuestros líderes políticos pronto quedará mucho menos. Es por demás evidente que el gobierno “toma control” sobre la vida de los habitantes y esto va de acuerdo al discurso de “Salud y seguridad” que nos ha llevado a las urnas y que muy a menudo se encuentra presente en las declaraciones de cualquier líder de gobierno, desde nuestro señor Presidente Felipe Calderón, hasta los Alcaldes y legisladores estatales que no se cansan de repetir una y otra vez sobre temas de esta índole.

La pregunta es, ¿Hasta dónde? Esto debido a que los fumadores también son seres humanos y las nuevas iniciativas de ley parecieran orillarles al dilema de tomar una decisión entre “dejar de fumar” ó bien “dejar de pertenecer”, así lo que antes era “IN” hoy está completamente “OUT” y la imagen vigorosa del hombre fumador y la figura glamorosa de la mujer fumadora han sido sustituidas por amenazas de enfermedad para quienes les rodean.

Varias son las preguntas que surgen a raíz de tales leyes, ¿Tenemos derecho a prohibir a una persona mayor de edad que consuma tabaco?, ¿Será “Afuera” de los edificios el lugar al que ahora pertenecen al ponerse en evidencia como fumadores?, ¿Será necesario el excluirles completamente de la vida social?

Algunas compañías tabacaleras incluso han utilizado el constante bombardeo publicitario de los gobiernos en contra del hábito de fumar como una herramienta de venta, tal es el caso de “The Enlightened Tobacco Company” empresa británica creada en 1991 cuyo logotipo presentaba una calavera con la leyenda “Death” cuyo significado en español es muerte* (ver imagen 1), donde se hacía uso de una publicidad exageradamente honesta, misma que les resultó por algún tiempo.

Es el papel del gobierno el proteger y procurar la salud de los habitantes, pero, ¿Hasta dónde?, si bien en tiempos medievales el papel de los líderes sociales era el de “matar y dejar morir” hoy en día parece estar completamente en el polo opuesto, donde se busca a toda costa el “cuidar y dejar vivir” que si bien suena lógico y benévolo a simple vista, puede tornarse engorroso y asfixiante cuando se lleva al extremo, mismo que pareciera estar cerca con la imposición de leyes como la actual “ley antitabaco” 

Parece justo que existan lugares específicos para fumar, esto para bien y comodidad de los que no fumamos, pero por otro lado, pareciera exagerado que todos los lugares de fumar sean a la intemperie, expuestos a las inclemencias del tiempo. ¿No bastará con un buen extractor de aire en alguna zona de los edificios?

Si la tendencia actual se sostiene, habrá que reconocer que los prados verdes de aquellos anuncios de antaño se han transformado hoy en concreto vil, y la libertad que se respiraba entonces ha sido cambiada por el aislamiento social que el fumar hoy implica, relegando a los fumadores a los estacionamientos “abiertos”, al parque de enfrente ó al sótano del edificio, donde la cálida fogata se ve sustituida por un poco de arena sobre un estante, tomado por cenicero, mismo cenicero que hoy se convierte en el centro del nuevo mundo. El nuevo mundo Marlboro.

Jaime Leal

**El autor es No fumador pero se declara a favor de los derechos más íntimos del ser humano. Uno de ellos es el derecho a la libertad y por supuesto el derecho a la muerte.

Anuncios

Una respuesta

  1. Se que los fumadores son seres humanos..digo en mi familia de los 7 hermanos que somos mas mi padre y mi madre o sea sumamos 9…8 fmadores..menos una…YO..peor ha que molestos son..sobretodo cuando sienten que precisamente x ser humanos tienen el derecho de fimarte en la cara, en tu mesa..en tu comida..etc..etc…

    Haa los Marlboro cowboys..aua era el prototipo de hombvre ideal para mi , por el caballo y el sombrero claro, fui creciendo y me fui convenciendo que ya no me gustaban los anuncios, definitivamente llegue a la conclusion que me convendira mas un hombre adinerado ..apuesto..pero que no fume, no tome, no hable jajaja no es cierto…con que no tenga adicciones a nada…bueno a caballos y beisbol pueque si…

    Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.