• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.469 seguidores

  • Archivos

Vivir Mejor: A mayor descanso, menor obesidad

Un reciente estudio médico demuestra que dormir 10 horas diarias reduce, en los niños, el riesgo de sufrir de sobrepeso.

El despertador suena a las 5:00 de la mañana y, en Venezuela, como en otros países, son muchos los infantes que a esa hora ya deben estar en pie para que sus padres o el transporte escolar de turno los lleve al colegio. El asunto —visto por muchos como una “crueldad” contra las necesidades de descanso de los pequeños de la casa— se ha convertido en una cotidianidad inevitable, debida, principalmente, a los “tempraneros” horarios de las instituciones, a los que se suma el congestionado tráfico citadino, que obliga a salir de casa previendo la cola de costumbre.

Partiendo de este contexto, quizás es pertinente poner sobre la mesa la importancia que tienen las horas de reposo que deben cumplir los niños de acuerdo a su edad. Entre otras aristas del tema, recientemente se determinó, por ejemplo, que el sueño es una nueva arma contra la obesidad infantil. Esto según una investigación llevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberon), ubicado en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. Los resultados del estudio -pulicados recientemente por el diario El Mundo, de España, arrojaron, según una explicación química, que la falta de descanso aumenta la producción de ghrelina, la hormona que aumenta el apetito y, por el contrario, disminuye la leptina, que suprime el hambre. De manera que, quien duerme mal, come más.

Ni lo sueñan
El trabajo de campo de Ciberon fue puesto en práctica en un grupo de niños obesos, cuyas horas de descanso se disminuyen notoriamente, entre otras causas por padecer de trastornos como insomnio, apnea, ronquidos o sonambulismo y otras -más comunes en estos tiempos- como pasar un sinfín de horas nocturnas frente al televisor, la computadora o la videoconsola.

Ocho no son suficientes
Los especialistas de la salud recomiendan, como medidas de higiene del sueño las siguientes: Si bien los adultos deben dormir entre seis y ocho horas diarias, los niños deben cumplir hasta 10 horas de descanso, conducta que reduce en 36% su riesgo de padecer de sobrepeso. Adicionalmente, debe evitarse la estimulación de la actividad cerebral de los pequeños -por lo menos- una hora antes de acostarse. Esto se traduce en asuntos como: ubicar el televisor fuera de la habitación y no leer en la cama, entre otras típicas costumbres domésticas a erradicar en pro de la calidad de vida de quienes están en constante desarrollo orgánico.

Copyright © 2011 Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

 

 

 

Anuncios