Cómo afrontar la separación (Maytte)

Son muchas las situaciones que pueden causarnos malestar y angustia a lo largo de nuestra vida, por eso debemos aprender a afrontarlas y resolverlas, para salir lo mas rápidamente posible de ellas y así evitar que nos hagan más daño del necesario.

Tal vez en este momento te encuentras terminando una relación con tu pareja y te sientes herido y destrozado, creyendo que nadie puede entenderte y mucho menos ayudarte, pues la traición y el abandono causan una profunda herida en el corazón, lo que fácilmente nos lleva a la soledad y la depresión.

Existen herramientas que podemos usar y que nos ayudarán a aliviar el dolor y la confusión que experimentamos, para superar la situación que tanta angustia nos produce. Lo más importante es tener presente que cada uno de nosotros debe enfrentar su propio proceso y darle solución, sin depender de otros para hacerlo.

Cuando somos capaces de compartir nuestros problemas con un terapeuta, o con una persona que por su conocimiento o experiencia pudiera darnos la guía o el apoyo que necesitamos, tenemos 50% de los recursos y el esfuerzo necesarios para solucionarlos, porque antes de atrevernos a expresarlos, tuvimos que analizar la situación, para ordenar las ideas, aceptando lo que sentimos, con tal de aclarar y afrontar la situación de una mejor manera.

Thich Nhat Hanh, un maestro vietnamita que enseña sobre la paz interior, aconseja que cuando se experimente una emoción negativa -miedo, rabia, depresión-, no se debe ignorar, sino aceptarla como a una compañera y mirarla de frente, sin evadirla, para poder reconocerla dentro de nosotros y contemplarla en su justa dimensión. Entonces pueden buscarse las raíces de esa emoción y combatirla.

Claves para recuperar la serenidad
Vivir el duelo. Lo primero que debemos hacer es aceptar la situación y vivir el duelo. Recuperarse toma tiempo. Algunos te dirán que pasará, que eres fuerte y que lo superarás. Yo te sugiero que vivas tu duelo, consulta con tu corazón y procúrate el tiempo que necesites. Afronta tu realidad, pues si ignoras el dolor, solo retardarás tu recuperación y profundizarás tus heridas, llenando tu alma de resentimiento y amargura.

Continúa con tu vida. Una vez vivido el duelo, comienza a reanudar tus actividades cotidianas o emprende alguna nueva. Refúgiate en tu trabajo, distrae tu mente para que no siga recordándote lo sucedido. Haz planes, lee libros inspiradores o relajantes y rodéate de buenos amigos.

Acepta la soledad. Evita aislarte completamente; busca un verdadero amigo con quien hablar, desahoga tu alma y vacía tu mente de pensamientos negativos. Cuando expreses tus sentimientos en voz alta, escucharás tus pensamientos y mágicamente encontrarás respuestas y alivio a tus angustias.

Practica el perdón. Perdonar es una bendición que te libera del resentimiento y la amargura. Mientras transitas por el camino del dolor hacia la recuperación de tu equilibrio y tranquilidad sé paciente y amable contigo mismo, no te desesperes ni te castigues, sobre todo cuando no veas la luz al final del túnel. Toda situación es para aprender.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios

2 comentarios

  1. Hola quisiera que me faciliten artículos sobre la separación de un matrimonio

  2. HAY MAS SEPARACIONES,PORQUE LAS MUJERES TIENEN PROFESIÓN QUE LES PERMITE INDEPENDIZARSE.
    LO GRAVE ES QUE AHORA VES MÁS VIEJOS CON JOVENES Y MÁS VIEJAS MÁS SOLAS QUE UNA LÁGRIMA.

Los comentarios están cerrados.