• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.469 seguidores

  • Archivos

En pleno sentido de Libertad…

Hoy en pleno sentido de libertad, luego de una semana mayor que me dejo alegría y una reconexión increíble, me he acercado al camino ese que desde hace mucho se había convertido en áspero, espeso, frondoso y creo que era el momento de podarlo para que no impidiera caminar y regresar a todo como cuando comenzó.

En la vida existen todo tipos de momentos en los que merece la pena sufrir de vez en cuando, en los que las cosas se simplifican o se complican pero sin duda momentos que vale la pena recordar el resto de nuestra vida. Hoy me enfrento a unos de los inicios y los cierres más importantes en los que me he enfrentado nunca, casi siempre los inicios son fáciles, con energías sin apenas estrenadas, con la ilusión del principiante, pero ahora todo es diferente, los años han pasado y el futuro inquieta.

Creo que nadie supo muy bien como era el camino de la independencia, para unos era algo maravilloso que podía durar años, para otros podía durar veinticinco, conozco gente a la que solo le duró una semana y por el destino o la providencia, el camino se le termino, se acabo y llego a su fin.

Estos meses se me ha despertado un poco ese miedo al fracaso, que tarde o temprano todos tenemos pero que al final de todo tiene su parte positiva y es que todo final tiene un principio y todo principio asusta, es normal, es lógico, muchas veces nos acostumbramos al viejo camino, con su terreno, su gravilla, incluso a su vegetación, sabrías perfectamente identificar cada piedra del camino, pero tal vez ese sea el problema…no lo sé, ¿Quién lo sabe?

Ahora todo va a ser nuevo, todo tendrá otros matices, otra gama que tal vez me ciegue de tanta luz, tal vez sea oscuro, pero eso me lo tendré que aprender yo por mi mismo, porque aunque de vez en cuando te den la mano para que avances un paso, el camino lo tendrás que recorrer tu sólo, porque al fin y al cabo eso es ser, abrir la alas y ver el cielo para echarnos a andar.

Pronto un nuevo camino está a punto de comenzar, un nuevo cruzar de puentes y un nuevo nido me esperan y que aunque aun no este preparado completamente se que lo que me espera es un camino inigualable y una sabiduría ilustradísima en creciente.

Anuncios