Claves para seguir adelante (Maytte)

Con frecuencia sucede que aquellas situaciones que a primera vista nos parecen negativas o adversas terminan convirtiéndose en oportunidades. Inclusive, con el tiempo descubrimos que nos dejaron una serie de efectos positivos.

A muchos les ha pasado que una situación aparentemente negativa y difícil ha resultado el vehículo perfecto para que ocurriera algo maravilloso en sus vidas. Tengo un amigo, por ejemplo, que conoció a una persona especial con quien compartir su vida en una consulta médica, mientras se recuperaba de un accidente; también una amiga que sufrió mucho pensando que su vida se había terminado cuando su pareja la abandonó y que con el tiempo y la distancia descubrió que aquella relación no había sido sana, y que ahora no sólo se sentía más tranquila, sino que además había recuperado la alegría y la manera de ser tan especiales que tenía y que había cambiado para mantener su relación con él. Igualmente ha sucedido con la crisis económica, que ha estimulado a muchas de las personas que han sido víctimas de ella a potenciar la creatividad, a descubrir talentos insospechados, a aprovechar mejor sus recursos, a reorganizar y simplificar su estilo de vida, a delegar y compartir responsabilidades, a valorar los regalos esenciales y a convertirla en una oportunidad de crecer, transformarse y comenzar una nueva etapa de vida. O como me ocurrió a mí el otro día, cuando la tardanza en que me entregaran un documento hizo que pudiera encontrarme con la persona que verdaderamente podía solucionarme la situación, sin saberlo… Debemos estar dispuestos a aprender de cada experiencia y a encontrar y resaltar su aspecto positivo.

¿Cuántas cosas buenas pueden sucedernos después de perder algo que deseábamos conseguir o conservar?

Todos poseemos recursos para salir adelante cuando las cosas se enredan, se complican o defraudan nuestras expectativas.

CLAVES PARA SALIR ADELANTE
•Aceptar lo que no podemos cambiar. Esto significa ser capaces de soltar aquello que no está en nuestras manos y que depende de otros o de las circunstancias y ocuparnos sólo de lo que en realidad podemos hacer, decidir o resolver.

•Mantener una actitud activa. Evitar quedarnos pasivos, quietos y esperando a que alguien haga algo concreto para resolver nuestra situación, como si esto dependiera de una suerte de magia involuntaria.

•Conservar la calma. A pesar de las circunstancias difíciles, mantener la serenidad nos permitirá tener la claridad que necesitamos para analizar la situación con objetividad y así encontrar la solución.

•Confiar en ti mismo y en la divinidad. Creer que tienes la capacidad, la experiencia y las herramientas que necesitas para afrontarla y superarla de la mejor manera. Que no estás solo y que la divinidad siempre conspira para hacerte llegar las oportunidades, las posibilidades y los recursos que necesitas para conseguirlo.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios