Un regalo de gratitud (Maytte)

El día de hoy puede ser un momento especial para expresarle nuestro cariño y gratitud a la madre por su entrega y presencia en nuestra vida… y no es que necesitemos de una fecha en particular para hacerlo, pues deberíamos reconocerla y tener presente su valor para nosotros todos los días. Cuando somos pequeños, ella representa el centro de nuestro mundo y si tuvimos el regalo de tener una bien amorosa, paciente y comprensiva, se convertirá en una parte importante de nuestro desarrollo y equilibrio personal.

He tenido la oportunidad de conocer muchas historias de relaciones entre hijos y madres, que van desde las más bellas hasta las más difíciles. Pero lo importante es que todos deberíamos aprender a buscar y resaltar las experiencias y los sentimientos positivos que han existido entre nosotros y ellas, con el ánimo de sentirnos queridos y experimentar la gratitud que nos lleve a reconciliarnos con ellas y con la vida, si lo consideramos necesario.

Un día como hoy puede llevarnos a experimentar diversos y variados sentimientos; a unos, muy positivos, cálidos y reconfortantes y a otros muy negativos, dolorosos y desagradables. Pero lo cierto es que aun cuando tu experiencia no haya sido la mejor, tienes la potestad de elegir quedarte sólo con los recuerdos positivos aunque sean pocos, y partir de ahí para, desde el amor que ahora te brindan tus amigos, pareja o hijos, extender tu comprensión para comprender sus limitaciones, perdonar, sanar y conectarte de nuevo con tus raíces afectivas de una forma positiva, que te permita fortalecer tu estima, revalorizarte y construir la vida emocional y afectiva que deseas.

Qué importante es tener la capacidad de reconocer y agradecer todos los pequeños y grandes regalos esenciales que recibimos a lo largo de la vida, porque algunas veces nos quedamos anclados en el recuerdo negativo de lo que nos hicieron, nos quitaron o no nos dieron. Pasemos la página, renovemos nuestra actitud y forma de interpretar lo que vivimos.

Conectemos hoy y todos los días con los mejores sentimientos y pensamientos, especialmente con el amor y la gratitud, que siempre nos impulsan y nos motivan a compartir lo mejor de cada uno de nosotros con los demás.

No necesitemos de una fecha especial para enviarles un mensaje de amor que suavice sus vidas y las haga sentir queridas y especiales para nosotros. Feliz día para todas las madres.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios