• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.478 seguidores

  • Archivos

Los 5 principios para tus dias de trabajo…

 “La naturaleza no tiene prisa, sin embargo todo se completa.” ~ Lao Tzu.

Vamos a tirar todo lo que sabemos por un momento.

Ahora mezcla las nociones de productividad, gestión del tiempo y  la eficiencia.

Vacía nuestras jornadas de trabajo y todos los que no mantiene lleno, y visualiza que eres como una habitación vacía.

¿Qué debemos poner en esta sala? ¿Queremos dedicar nuestro espacio limitado en el ajetreo, en hacer dinero, en transacciones rápidas y reuniones?

¿Qué pasa si ponemos en él sólo lo que importa? ¿Qué pasa si dejamos todo lo demás?

Nos quedaríamos con una jornada de trabajo que era una poesía, profundamente bella.

La jornada de trabajo duro

En mi vida he cultivado deliberadamente una jornada de trabajo que sea flexible y simplificado, lento, consciente y creativo.

Todo lo contrario de mi vida anterior: a toda prisa, ansioso, jornadas de trabajo complicadas y aburridas.

Lo que he comisariado no es difícil, pero es el ambiente perfecto para la creación de trabajo que es profundamente diferente de mis logros anteriores.

He creado este flujo con algunos principios básicos. Puede que no seas capaz de poner en práctica todos ellos de inmediato, pero es mi esperanza de que encontrará los principios útiles.

1. Vacíate: Recoinciliate con el silencio y la soledad . Cuando tu horario es completo, no tengas espacio para el cambio y tu día este lleno de ruido, que te hace no tener espacio para pensar, tu solución es ¡Vaciar tu día!.

Tus espacios vacíos se pueden llenar con cualquier cosa. Y con este vacío se puede crear algo realmente diferente.

Así que organízate y encuentra un espacio para el silencio y la soledad. Con este espacio se le libre, a escuchar tus pensamientos, para ver la verdad y para crear belleza.

2. Siempre todo es mejor Lento y Consciente . Corriendo, paradójicamente, nos deja con menos tiempo – la velocidad significa que no se presta atención a las acciones que realizamos, por lo que el día desaparece rápidamente y nos deja antes de previo aviso.

Cuando eso sucede la solución es reducir  la velocidad, y prestar atención a tus actos. Así seremos capaces de concentrarnos en tareas más creativas, y a pesar de que va a hacer menos, podrás lograr cosas que son más trabajosas y difíciles.

La idea es ser consciente de todas las actividades, grandes o pequeñas. Y disfrutarlas en cada movimiento.

Cuando hayas terminado con una tarea. ¡Pasa a la siguiente!.

3. Aprende a ser creativo . No uses  tu día solo para las tareas repetitivas y sin sentido. Asi nunca terminaremos el día sin nada que mostrar por nuestro trabajo.  Comienza el día con la creación. Haz que el espacio y el comienzo de tu día sea para crear, antes de perderte en los correos electrónicos y redes en línea y la lectura.

Crea algo increíble. Deleita a tu público y dejarlos asombrados, con ganas de hacer su marketing para usted y así hacer una diferencia.

4. Simplifica . Los principios para una jornada laboral  puede parecer poco práctico para la mayoría de la gente, porque simplemente no hay tiempo ni espacio para ponerlas en práctica. La única manera de crear este tipo de jornada es la de simplificar.

Esa es la clave para todo lo demás. Complicarse para todo a nuestra esencia.

¿Qué hay en su escritorio en este momento? ¿Cuáles son los tres elementos que realmente se necesita para estar allí? Elijados y quite todo lo demás.

¿Qué hay en tu agenda para hoy? ¿Cuáles son las tres tareas que realmente pueden hacer una diferencia en tu vida? Siempre trata de eliminar todo lo que le sea posible.

¿Qué haces todos los días? ¿Cuántas de esas cosas pueden ser eventualmente recortadas?

Simplificando somos capaces de encontrar el vacío, la soledad, el silencio, la lentitud y la atención plena.

5. Se Flexible y natural . Las jornadas laborales pueden empezar a sonar rígidos, pero en realidad cuando se crea el espacio de silencio y paz también nos permite la flexibilidad para hacer frente a cualquier momento de cambio.

El flujo natural de las cosas es el cambio, y nuestras tareas  rígidas  y repetitivas no son capaces de lidiar con los cambios. En cambio nos vuelve un ser frustrado, ansioso, enojado y nervioso.

Si en cambio, no tienemos expectativas de lo que ocurrirá cada día nos desprendemos de sufrir la frustración y la ansiedad logrando estar abierto a lo que sucede. Volviéndonos un ser  flexible podemos hacer frente al cambio y así encontrar  la verdadera profundidad  de nuestras vidas esa que no viene de dentro de nosotros, o de fuentes externas, sino del espacio que ocurre entre los dos.

“La perfección se alcanza no cuando no hay nada más que añadir, sino cuando no hay nada que quitar.” ~ Antoine de Saint-Exupéry

Versión y traducción libre: Copyright © 2011 CHM (Camino a la Grandeza) Versión original: Copyright © 2011 www.zenhabits.net Todos los Derechos reservados.

Anuncios