• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.475 seguidores

  • Archivos

Luis Padrón: Mejorando cada día…

Soy un gran defensor de la desaceleración , de simplificar la vida… pero que pasa cuando no podemos?

¿Y si nuestra vida no puede ser menos desocupada – somos condenados a una vida de ansiedad e infelicidad?

Creo que no, por eso voy a compartir con ustedes una herramienta muy simple que podría transformar tu vida, la descubrí hace mucho tiempo en un libro de OSHO y es algo que he estado intentando en los últimos meses, y puedo dar fe de que funciona muy bien.

Este método nos ayuda:

  • A estar más presente, por lo que la vida no se va más allá de nosotros sin que lo notemos.
  • Disfrutar de todas las actividades que hacemos, así la vida es mejor y mucho mas sencilla.
  • Te hace sentir más relajado, haciendo que cada día sea tan bueno como unas vacaciones.
  • Nos permite estar preparados para manejar cualquier cosa que se presente.

No está mal para un método muy pequeño, ¿no? Vamos a conocerlo.

Ocupado vs relajado

Normalmente tenemos dos modos diferentes en la vida. El ocupado de nuestra vida cotidiana, y luego está el modo relajado, lo que sucede cuando tenemos algo de tiempo y nos relajamos: vacaciones, un día en la playa, una escapada de spa, un tiempo en el parque con los niños.

El moodo relajado es aquel en el que tal vez es pensar menos y sentir más. Disfrutando de los sonidos, las sensaciones. Este es uno de los momentos mas valiosos de la niñes, porque es el modo de que los niños pequeños viven. Aun así hacemos nuestro mejor esfuerzo para entrenar a los niños a no ser así, para que puedan ser buenos trabajadores cuando sean mayores y servir a nuestros amos de las corporaciones.

Y así llegan a vivir en el modo ocupado, viviendo  la mayor parte de la semana trabajando y si tienen suerte teniendo un día o dos, o quizás tal vez sólo una o dos horas para relajarse.

¿Cómo podemos cambiar esto? ¿Cómo podemos volver al niño relajado?

No es tan difícil, sin la práctica.

El Estado Zen

Cuando estamos en el modo relajado, nos damos cuenta de las sensaciones del viento y el sol, los sonidos del agua y las risas, los brillantes colores de la naturaleza, las sonrisas que nos rodea, la hierba o la arena entre los dedos de los pies. Nos sentimos en lugar de pensar. Las sensaciones fluyen de los cuerpos y nos hace relajados y felices.

Podemos volver a aprender este modo de ser con la práctica. Hazlo ahora. Estás leyendo un ordenador o la pantalla del dispositivo móvil, por lo que su mente está en el mundo de la Internet … pero su cuerpo está en el mundo físico. Si estás sentado, tu trasero se puede sentir en la silla. Su espalda puede estar un poco encorvada. Sus dedos se encuentran en un teclado o en el ratón. ¿Esta el aire que te rodea frío o caliente? ¿Hay sonidos que se pueden notar? ¿Esta su mandíbula apretada? Observa tu respiración.

Cuando ponemos atención en las sensaciones FÍSICAS, estamos entrando en el modo relajado en lugar de pensar. No es que estemos completamente relajados, pero estamos está en el mismo estado de ánimo como las veces que nos relajamos, como en el yoga o la playa o al tumbarnos fuera un domingo en la cama.

Una vez que aprendemos a hacer esto, podemos hacerlo en cualquier momento. De hecho, todo el tiempo.

Si estamos tomando una ducha, sintiendo el agua corriendo por nuestro cuerpo, la inmersión de la temperatura y el sonido del agua corriendo. Si estamos comiendo, con el gusto de cada pequeño matiz de la comida, el olor de la comida, sintiendo su textura en la boca, el movimiento de su mano va a la boca.

Si estamos en el trabajo, hablando por teléfono o respondiendo a correos electrónicos o caminando a una reunión o en coche a una cita, observando las sensaciones en la piel, los colores a su alrededor, los sonidos de la humanidad, el aliento que entra y sale. Si estamos en casa,  haciendo las tareas o preparando la comida o limpiando. Haciéndolo durante todo el día, y estaremos en un constante estado de relajación y disfrute.

Se va a transformar todo lo que hagas, si lo haces y la vida será vivida, en lugar de ignorada.

Copyright © 2011 Luis Padrón & Random House Mondadori, S.A Todos los Derechos reservados.

Anuncios