• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.472 seguidores

  • Archivos

Maytte: Volver a ser tú mismo

A través de los años he descubierto que estamos presos de todo lo que hemos guardado por mucho tiempo en nuestra cabeza y en el corazón. Y lo más grave es que, muchas veces, ni siquiera recordamos lo que pensamos o sentimos cuando tuvimos ciertas experiencias difíciles que, con el tiempo, nos llevaron a cambiar nuestra manera de ser y de actuar para protegernos, afectando así nuestra forma de interpretar la realidad. Por esto, para recuperar nuestra salud emocional y serenidad, es necesario que tomemos la decisión valiente de entrar a ese espacio interior donde se encuentran guardados nuestros recuerdos para limpiar aquellos que son negativos y liberarnos de toda esa carga pesada que hemos acumulado y cargado por tanto tiempo. Cuántas veces estamos pensando en algo que quisiéramos hacer o decir, y cuando otra persona nos pregunta, le decimos algo diferente a lo que deseamos, ya sea para complacerla, o porque consideramos que nuestras ideas, deseos o intereses no son importantes.

También nos sucede lo mismo cuando guardamos sentimientos o pensamientos negativos o dolorosos acerca de una persona con la que vivimos, y no nos atrevemos a enfrentarla para expresarlos abiertamente, por miedo a las consecuencias o las represalias que esa persona pueda tomar. En cualquiera de estos casos, la víctima más grande de ese comportamiento somos nosotros mismos. Cada vez que nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones van en direcciones diferentes y contrarias a lo que verdaderamente queremos, pensamos y sentimos, se produce una especie de nudo en nuestro interior, lo que hace que la energía creadora pare de fluir, quedándose estancada dentro de nosotros, produciendo un efecto negativo instantáneo que, con el tiempo, va creando malestar en nosotros, hasta el punto en que perdemos la vitalidad, la claridad y la confianza que necesitamos para mantener relaciones más sanas, tomar mejores decisiones y actuar por conciencia y no por reacción para así construir la vida que deseamos.

Además, toda esa energía represada internamente termina por afectarnos emocional y físicamente. No vale la pena guardarla y mucho menos postergar el momento en el que, con valor y confianza, afrontaremos la situación y diremos la verdad acerca de lo que pensamos o sentimos.

Es importante aprender a expresar lo que sentimos y pensamos con tranquilidad, pero también somos responsables de las palabras que usamos para hacerlo, de elegir el momento en que lo haremos y de usar el tono emocional más adecuado para no causar más confusión o malestar del que ya experimentamos. Hay personas que se creen sinceras porque dicen lo que piensan sin detenerse a considerar a los demás, y generalmente causan más daño que bien con lo que hablan. Si bien no podemos controlar las reacciones de los otros, sí podemos expresar nuestras inquietudes de la mejor manera, con honestidad y responsabilidad.

Todos quisiéramos saber lo que realmente están pensando o sintiendo los demás, en especial nuestros seres queridos, para confiar en ellos y tener relaciones más sanas. Pero, ¿estamos listos para su sinceridad?

Alinear nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones hará que la energía creativa fluya a través de nosotros para construir situaciones y relaciones más sanas que nos permitan tener una vida plena.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios