• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.471 seguidores

  • Archivos

Apostar a la prevención

El cáncer de mama, el de cuello uterino y las enfermedades cardiovasculares son afecciones que pueden vencerse de ser diagnosticadas a tiempo. Con este objetivo, se han creado unidades de atención a la mujer para prevenir estas y otras dolencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que 36 millones de muertes que ocurren anualmente se deben a enfermedades que pudieron haberse evitado. Esto significa que son padecimientos que se hubiesen sorteado con una buena dieta, ejercicios y visitas regulares al médico, entre otras conductas saludables. El cáncer y las enfermedades cardiovasculares son las principales causas de muerte no en el mundo. Ambos padecimientos también son protagonistas de la lista de enfermedades prevenibles gracias al diagnóstico temprano. El diagnóstico precoz ha logrado salvar la vida a centenares de personas. Aquellos que han asistido con frecuencia al médico y han cumplido con evaluaciones físicas anuales, han logrado preservar su salud o han sido receptores de los tratamientos necesarios para frenar enfermedades a tiempo. En Venezuela -al igual que el resto del planeta- la OMS ha establecido que la mujer es quien se somete a más exámenes médicos para determinar su condición física; sin embargo el cáncer de cuello uterino, el cáncer de mama y las enfermedades cardiovasculares siguen minando la salud de las damas; son las causantes principales de las muertes de las venezolanas. Para batallar contra éstas enfermedades, se han creado unidades médicas dedicadas a la salud específica de la mujer con la finalidad de que en un mismo sitio y en un corto lapso, se precise el estado de salud de las pacientes. En Caracas existen tres institutos, entre muchos otros, que destacan por atender en exclusiva a la mujer. De todo como en botica El Instituto Médico de la Mujer “Doctor José Terán Dávila” tiene siete años prestando servicio a las damas (y desde hace tres, también a los caballeros en una unidad similar dedicada a tratar padecimientos comunes en el sexo masculino). En la unidad se practican un grupo de evaluaciones (conocidas como tutoriales) que se ofrecen para lograr hacer un diagnóstico del estado de salud general. Corina Margarita Díaz, gerente de operaciones del Instituto Médico de la Mujer explica que el procedimiento es muy sencillo. Luego de que la dama hace una cita es sometida a una serie de tests. “La paciente invierte una mañana en la que se le realizan exámenes de laboratorio, evaluación ginecológica completa, eco transvaginal y eco abdominal, mamografía, densitometría ósea, evaluación cardiovascular y dos placas de tórax. En un plazo que no debe exceder a ocho días hábiles, se cita nuevamente a la paciente para entregarle los resultados, los cuales están acompañados por un informe analítico y una impresión diagnóstica”. Como parte de la política de atención del instituto, sólo se atienden a 16 pacientes diarios con el fin de brindar atención personalizada de principio a fin. “Para nosotros es importante que la paciente se sienta cómoda y no conviva con otras personas que van a realizarse otro tipos de estudios”, explica Díaz, quien agrega que una de las ventajas de realizarse este tipo de evaluaciones es que permite a las damas tener un estudio completo, sin trasladarse de un lugar a otro. En caso de que los médicos del instituto encuentren alguna anomalía en la paciente, éstos proceden a hacer las recomendaciones según el caso. Si la persona no cuenta con un médico tratante o de cabecera, los especialistas procederán a apoyar a la persona recomendando a médicos que puedan atenderle según lo hallado. Las mujeres que visitan el instituto son, generalmente, mayores de 35 años, edad en la que se recomienda comenzar a realizarse estudios como la densitometría ósea y la mamografía, puesto que es la población en mayor riesgo de sufrir padecimientos como osteoporosis y complicaciones en las mamas. Sin embargo, también cuentan con evaluaciones tutoriales para menores de 35 años. De lazo rosado Recientemente, la Policlínica Méndez Gimón abrió la Unidad de la Mujer, un servicio conformado por médicos especializados en mastología y dedicado fundamentalmente a patologías de las mamas. La doctora Adriana Camacho, médica mastóloga y coordinadora de la Unidad de la Mujer, declara que el objetivo del servicio es que la paciente ingrese a un sitio en el que el médico esté presente desde el principio de la evaluación y durante todo el proceso, de manera personalizada. “Se le hacen todos los estudios en el mismo momento. Si debe hacerse algún examen complementario, el médico está allí con el técnico radiólogo para determinar si, por ejemplo, se hace el complemento de mamografía o se administra un ultrasonido mamario. De ser necesario, el especialista conversa con la paciente y le explica sus condiciones. Si se requiere otra evaluación como una biopsia, se programa la cita. Así la paciente se siente en un ambiente más seguro y hasta relajado porque hay acompañamiento del médico. Con el incremento de casos de cáncer a nivel mundial las pacientes están con frecuencia asustadas. De alguna manera, en la Unidad de la Mujer se explica todo lo que tiene que ver con la enfermedad, lo que hace que la paciente esté satisfecha y tranquila”. El promedio de duración de la evaluación es de 45 minutos, por lo que las damas que consultan la unidad invierten mejor su tiempo. Igualmente, la Unidad de la Mujer cuenta con servicio de descarte de osteoporosis. Según la doctora Camacho, actualmente se recomienda la densitometría ósea a partir de los 30 de años de edad. Contra el VPH y sus consecuencias La Revista Venezolana de Oncología registra que en 2005, 1.612 mujeres fallecieron a consecuencia del cáncer de cuello uterino. Lo más alarmante es que el número de pacientes con Virus de Papiloma Humano (VPH), causante fundamental de este tipo de cáncer, sigue en aumento a pesar de la reciente creación de la vacuna contra el mal. “Este cáncer persiste en la población más desprotegida, aquella sin educación sexual, con alimentación deficiente y sin recursos para un control médico y ginecológico periódico y adecuado, el cual debe iniciarse, al menos, al comenzar las relaciones sexuales, lo que, en algunos casos, sucede antes de la primera menstruación. El cáncer de cuello uterino es consecuencia de la transmisión sexual del VPH, un virus que tiene más de 100 cepas con diferentes grados de agresividad y predilección en cuanto a la zona ginecológica donde se inserta”, expone la cirujano Anabela San Vicente, especialista en oncología ginecológica. Para atender y diagnosticar este tipo de cáncer, San Vicente, junto a un equipo de galenos, creó Salud Mujer, una unidad médica primordialmente dedicada a las damas en la que no sólo se tiene como objetivo prevenir y tratar el VPH, sino también aplicar tratamientos para el cáncer de endometrio, cuello uterino, ovario y otros órganos ginecológicos menos frecuentes como la vagina y la vulva. “Toda paciente que ingresa a Salud Mujer -explica la doctora San Vicente- recibe un trato preferencial por especialistas dedicados al área. Independientemente de la condición económica de la paciente, se le realiza una historia clínica muy completa gracias a un examen general de todos sus órganos y sistemas, con mas énfasis en el área ginecológica”. De acuerdo a la información provista por el personal de Salud Mujer, la unidad cuenta con la tecnología más actualizada para el diagnóstico de cánceres ginecológicos y soluciones especiales para tratar el VPH. También en la clínica dedicada a la salud de las damas se brinda atención a la mujer embarazada para su control prenatal. De igual forma, San Vicente agrega que la paciente invierte una hora como mínimo para ser evaluada. “En cuanto a los costos, hemos intentado que sean accesibles por la calidad y el servicio que se ofrece. En Salud Mujer nuestra intención es contestar todas las preguntas de las pacientes y dar todas las recomendaciones necesarias para prevenir enfermedades, pues lo asumimos como misión”.

Coordenadas

•Instituto de la Mujer “Doctor José Terán Dávila”.

Telfs.: 0212-991.1532 /6948

•Unidad de la Mujer Policlínica Méndez Gimón.

Telfs.: 0212-709.3364 /3365

•Salud Mujer

Telf.: 0212-508.6227

Copyright © 2011 Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Anuncios