• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.433 seguidores

  • Archivos

Maytte: Año nuevo, vida nueva

Los ciclos se cierran y se abren, y está en nuestra naturaleza tratar de aprovechar una de estas “ventanas de tiempo” que se abren como una oportunidad para cambiar nuestros viejos hábitos negativos por buenos hábitos de vida. Por eso es natural que en esta época nos llenemos de buenas intenciones y digamos: comienzo el lunes, el fin de semana que viene o simplemente con el nuevo año a bajar de peso, a hacer ejercicio, a ahorrar, a independizarme, a ser una mejor persona, a suavizar mi carácter… En fin, hacemos muchos propósitos de mejoramiento personal, que anunciamos con bombos y platillos, llenos de ánimo, convencimiento y entusiasmo. Pero, por alguna razón, todas estas intenciones se convierten, como decía un amigo de San Salvador, en “llamarada de tusa” (al sacar el maíz de la mazorca, los desechos ya secos, se quemaban, y lo que producían era una gran llamarada que sólo duraba unos segundos, y se apagaba).

Este nuevo año te invito a plantearte una meta a largo plazo, no muchas, sólo una para comenzar. tómate el tiempo que necesitas para pensar en qué desearías cambiar y mejorar, escríbelo en un papel y piensa que ese va a ser tu objetivo durante el nuevo año. Siente como si ya lo hubieras logrado, como si ya lo estuvieras viviendo.

Luego, de nuevo en el presente, establece una estrategia para conseguir lo que quieres. Plantéate pequeñas metas para llegar a esa grande; define tiempos y únelos a las pequeñas metas, por ejemplo: el primer mes, en el caso de querer bajar de peso, te quitarás el azúcar, en el segundo te quitarás las frituras, en el tercero las harinas refinadas, y así sucesivamente. Día a día, revisa tu plan de acción, verifica si lo estás logrando o si necesitas hacer un ajuste y, si es positivo, celebra tu logro, piensa que vas bien y que estás cumpliendo con lo prometido, retroaliméntate con tu éxito, no lo minimices, pondéralo, disfrútalo, di con orgullo: “Llevo veinte días sin hacer esto o lo otro y no voy a parar hasta conseguirlo”.

Si por alguna razón fallas, no te preocupes, no te amargues, sigue adelante, minimiza el error, es normal caer, lo negativo es permanecer caído, no abandones tu esfuerzo, continua con el plan como si nada hubiera sucedido y verás que en el momento menos pensado habrás logrado tu objetivo y serás un ganador.

Deseo de todo corazón que tus metas de año nuevo se cumplan y que formes parte del grupo de las personas que logran sus propósitos y viven la vida que merecen y quieren vivir.

Escrito por: Maytte Sepulveda. Copyright © 2011 .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.