• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.485 seguidores

  • Archivos

Libertad…

Like This!

Cada día leo los periódicos, escucho las noticias, navego en internet y veo tv como rutina, en busca de alguna esperanza, de un indicio de libertad en este triste e industrializado mundo, claro está que hoy es más sencillo que antes ejercer la libertad sobre el resto del mundo pero he ahí cuando la libertad de ser se pone a prueba, pues no vale tener libertad en el mundo si uno no empieza la libertad por  uno mismo.

Y cada día nos encontramos que en el fondo de todo ello siempre está el mismo  “fin justificado” de los demócratas, libertadores y “buenos”: y su pobre avaricia humana, su egoísmo extremo y su falta de amor hacia nuestros iguales.

Siempre he entendido la libertad como el respeto hacia los demás y primeramente hacia uno mismo. Si no te respetas a ti, como vas a respetar a los demás. La libertad de uno termina donde comienza la del otro, y viceversa. Es una obligación. Y aunque no exista ecuación que lo compruebe no hay otra regla ni otra alternativa que el libre albedrio, el hacer lo que uno quiere, donde quiere y como quiere, simple y llanamente porque lo siente.
Qué ironía de esta vida, que justo cuando nacemos del vientre materno y se nos concede la libertad que nos convierte en personas. Es a través del crecer cuando esa libertad es raptada y sin pedirnos permiso comenzamos a vivir una vida para ocultar lo que somos como seres de luz en este oscuro mundo. La propia existencia nos da libertad a cambio de quitarnos las mascaras y los disfraces y aceptar que la libertad comienza en ser.

Me asombra el ver al mundo tan cerrado, pareciera que algunos se olvidan de los valores por los que hemos luchado siglos…libertad, igualdad y fraternidad. Ya que la libertad sin igualdad es tan solo un cuento de hadas. Y hoy día, pese a que la libertad figura en innumerables documentos y textos de organizaciones internacionales y hasta un sinfín de asociaciones y derivadas, contemplo que sigue siendo una quimera. Que me hace dudar si alguna vez ganaremos la batalla.

Pero la esperanza en la libertad es que cada día más personas se aceptan como son, personas que dejan sus armaduras y muestran su perfección tal como es. Nacen más personas en familias que enseñan igualdad, en familias gay  y cada vez mas lugares de este planeta se unen a la aceptación, cada día más heterosexuales nos unimos a campañas de preservación y aceptación, cada vez mas países pobres aceptan la adopción de niños en pobreza extrema a manos de familias homosexuales y mi pregunta a los que aun no lo permite  ¿Cómo podrán esas almas inocentes tener alguna clase de libertad si ni siquiera pueden sobrevivir o acaso es mejor dejarlos morir? Mientras tanto, cada cual se queja de lo que tiene, sin sentarse a reflexionar sobre la suerte de tener algo de libertad y no la que miles de homosexuales tienen, al suicidarse por no ser aceptados o por no hacerlos ellos mismos, agradecer el poder decidir qué comer y de vivir en paz.

Hoy hace 2 años que Camino a la Grandeza® emprendió el reto de la igualdad, el de la libertad y nos enorgullecemos de lo que hemos logrado y aunque muchas puertas se nos han cerrado, pero prefiero emplear la libertad que nadie ni nada puede robarme. Esa que usándola, puedo hacer felices a muchos con muy poco, y va cerrando el círculo vicioso, porque haciendo felices a otros también yo soy feliz. El amor es una semilla inquebrantable. Y amar es la mejor libertad que podemos ejercer.

Siempre debemos entender que nadie podrá quitarnos la libertad si la tenemos en nuestra alma, si la plantamos en otros y  mostramos lo que nos hace ajenos cada día de los otros y que a la vez nos une a ellos, solo así podemos hacer un mundo mejor, ese mundo que soñamos donde las fronteras sexuales y la homofobia no existan ese que soñamos y buscamos con toda la responsabilidad que eso conlleva.  Hoy te digo que la libertad se consigue cuando creas en tu verdad, creas en ese mundo y así llegaras a un mejor comienzo, sin preocupación solo con paz y amor, siendo libres y demostrándolo.

Liberémonos y volemos, juntos con nuestra libertad podemos hacer del mundo el cielo y animémonos a buscar la libertad a pesar de todo, porque la libertad está en ti, en mi y en nosotros.

© 2011 peerT6H Music, LLC Christian Chavez Feat. Anahi

Copyright © 2011  CHM (Camino a la Grandeza), CHA (Comunidad Homosexual Argentina) Todos los Derechos reservados.

Anuncios

En este 2010 tu Familia es lo primero

<!–

¿Estás satisfecho con tu vida familiar en la actualidad?, ¿sientes que vives entre personas en las que puedes confiar, te quieren y se ocupan de ti?, ¿sientes deseos de regresar a tu casa? Si puedes contestar afirmativamente a las preguntas anteriores, es bastante probable que pertenezcas a una familia sana o nutritiva.

Cuando queremos saber si un sistema familiar carece de salud, los parámetros en ocasiones no son tan claros; sin embargo, se puede reconocer porque de inmediato sientes malestar.

¿En ocasiones has experimentado la sensación de estar en un hogar que parece un congelador, por la frialdad entre sus miembros?, o ¿sientes como si estuvieras en una montaña rusa, mareado y con poco equilibrio o tenso? En paralelo, el cuerpo reacciona inmediatamente, se revuelve el estómago, sientes dolor en los hombros, la espalda y la cabeza. El aspecto de sus rostros es huraño o triste y los ojos esquivan las miradas, más o menos en conclusión no hay alegría, ¿la familia a la que perteneces tuvo alguna vez estas características?, entonces ese sistema familiar podría estar enfermo.

¡Qué distinto es estar con una familia sana!; en la que predomina la bondad y amabilidad, consideración, comunicación, consenso en los valores a inculcar a los hijos, respeto mutuo, cada miembro aparece como: competente, espontáneo, disfrutan los unos de los otros y expresan abiertamente los sentimientos, actitudes y creencias.

Por supuesto que para que impulsar la salud familiar debemos contar con una pareja sana. Es por ello que el trabajo familiar se centra en el trabajo de parejas. Y para hablar de parejas sanas algunos parámetros definitorios podrían ser: clara evidencia de respeto mutuo, un proyecto de vida compartido, relaciones sexuales satisfactorias y tendencia monogámica, entre otros.

Parece que en todas las culturas la pareja realiza una especie de contrato metafórico al inicio de la relación, para determinar no sólo si habrá o no matrimonio, sino también para establecer las reglas de las relaciones mismas.

La construcción de las reglas en las que se sustenta la pareja, así como las reglas de relación es un proceso circular de influencia recíproca en el tiempo. Ninguna pareja inicia una construcción a partir de cero, sino que cualquier individuo tiene un sistema de creencias y de expectativas en relación al matrimonio que se ha estructurado a partir de la experiencia en la familia de origen, es decir, el equipaje que trae de sus padres, condimentado con otras experiencias matrimoniales o de pareja; aunado a ello, todo está inmerso en la cultura de una sociedad específica.

Por tanto, la salud de una familia y de parejas depende de la fuerza del equipo diádico, el matrimonio es esencialmente un tipo de sociedad y una ocupación. Para algunos, es una vocación de tiempo completo. Si cada miembro de la pareja estudiara lo que espera dar y recibir del matrimonio y de su consorte, se podrían evitar muchos sufrimientos y esperanzas frustradas que “heredan los hijos”.

Es por ello tan importante vivir sin culpas, intentando aceptar a su pareja e hijos como son, mirar a su propia familia y partiendo de ella construir o reconstruir los ideales de salud familiar.

Descubrir cómo nos relacionamos con nuestros seres queridos, nos permitirá mejorar nuestras relaciones y potenciar la salud mental intrafamiliar