• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.508 seguidores

  • Archivos

Jesús, El Maestro del Amor Divino

El Cristo
Dios hecho hombre
Hijo unigénito de Dios
Señor de señores, Rey de reyes.. (como plasmó Georg Friedrich Handel en su magistral obra musical El Mesías)

Su grandeza no cabría en un solo nombre o manera de llamarlo.

En mi fantasía, imagino que le pregunto si le podríamos llamar EL MAESTRO DEL AMOR DIVINO y me imagino que me responde que sí con una sonrisa.

Desde nuestra limitada mente humana, podemos palpar algo de su gran amor en sus enseñanzas, en el trato que tuvo hacia los demás, en su fe en Dios, en su perdón incondicional a todos. Y es que el amor es la base de la misericordia y compasión, del agradecimiento, de la fe y confianza, de la generosidad, de la paz.

Jesús es el Maestro no sólo por enseñar, sino por su maestría, su dominio, del amor, a tal punto de personificarlo, de manifestar esa esencia divina en la vida humana. Maestro por lo que era y ES.

Es el maestro siempre vivo. Como escribí en este blog el año pasado, no nos concentremos en El ensangrentado en la cruz, sino como El Cristo iluminado.

Concentrémonos en su resurrección, en El como maestro que ascendió a los cielos a la vista de otros, elevando su cuerpo físico hasta convertir sus moléculas en puro espíritu, para enseñarles a todos que estaba vivo, que dominaba la muerte y que como hijo de Dios es VIDA eterna.

Recordémoslo como el maestro que dominaba los elementos y que caminaba sobre el agua, que convirtió el agua en vino, que resucitaba muertos, que sanaba… amaba.

Oremos juntos, recordando que dijo que cuando dos o más estuvieran unidos en su nombre, El estaría allí.

Dediquemos estas oraciones y poesías… para darle las gracias por sus enseñanzas, por su amor y compañía.

Jesús es mi Dios, Jesús es mi Esposo, Jesús es mi Vida, Jesús es mi único Amor, Jesús es todo mi ser, Jesús es mi todo.”
Madre Teresa de Calcuta.
….

Del libro Oraciones del mundo (edit. Océano):

“Dios eterno, luz de las mentes que te conocen,

vida de las almas que te aman,

fuerza de las voluntades que te sirven,

ayúdanos a conocerte para que podamos amarte realmente,

a amarte para que podamos servirte plenamente,

pues servirte es la libertad perfecta”

Libro de oraciones del papa Gelasio.

“Oh misericordioso redentor, amigo y hermano;

Que podamos conocerte con mayor claridad,

amarte más cariñosamente,

y seguirte más de cerca día tras día”.
Ricardo de Chichester.

“Señor, somos ríos que corren a tu mar,

el movimiento de nuestras aguas proceden de Ti;

no seríamos nada, no tendríamos nada, si no fuera por Ti.

Dulce son las aguas de tu mar sin límites,

haz dulces nuestras aguas que corren hacia Ti;

vierte a raudales tu dulzura, para que podamos ser

dulzura para ti”.
Christina Rosseti.

Copyright © 2011 Estampas, Teresa León & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Gracias por la vida

La gratitud es un sentimiento que nos eleva el corazón. Cuando estés cansado, desanimado, con rabia, tristeza o miedo, ponte a hacer una lista de las cosas por las que le darías las gracias a Dios, y principalmente agradece por el mayor de los regalos que te ha dado: la vida.

Respira… toma conciencia de estar vivo. Di: tengo vida, la vida está aquí en mí, en mis células, la vida de Dios está en mí, respira en mí.. La vida es sagrada y está aquí, en mí y a mi alrededor. Gracias Padre por haberme creado.

Y la vida está en la sonrisa que nos expande el alma y que se siente por el privilegio de estar en este planeta en estos tiempos de cambios trascendentales para la humanidad.

Normalmente relacionamos la palabra vida con movimiento, crecimiento, luz, palpitación, flexibilidad, sonido, vibración, cambio, fuerza, energía… Cuando le damos las gracias a Dios por estar vivos nos llenamos de energía.
Siempre pueden surgir pensamientos contrarios, como por ejemplo los famosos “Sí, pero”… sí, estoy vivo, pero no es la vida que quiero; sí, pero no tengo salud o esto o lo otro… Pero la vida es lo principal…

En estos días oí una frase del evangelio de San Mateo: ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Creo que la pregunta nos puede ayudar a ver las cosas desde otras perspectivas. Claro que necesitamos el alimento y el vestido, pero es precisamente porque tenemos vida y cuerpo.

Disfrutemos la vida, disfrutémosla en lo simple y sencillo de muchas cosas, en el aire, en el agua que tomamos. Varias personas me han dicho que en los últimos días se les ha hecho difícil dormir (sobre todo en los días de la luna llena tan grande que tuvimos), si te pasa, te sugeriría que aproveches esos momentos y sientas la noche, el sonido especial que tiene, la temperatura, que mires al cielo y recuerdes que la vida está ahí en lo que estás viendo, que está en ti y más allá de lo que ves en el cielo; que la vida te abraza en ese mismo momento.

El agua es vida
El agua es vida y responde a las vibraciones del ser humano. Hace un tiempo publicamos en este blog una nota sobre los cristales de agua y las investigaciones que ha realizado un señor llamado Masaru Emoto que demuestran cómo cambia y se embellece el agua al recibir bendiciones, cantos devocionales, buenas palabras etc.

En esta semana me llegó por correo electrónico un mensaje firmado por el Sr. Emoto, en el que le pide a la gente del mundo entero enviar pensamientos de amor y gratitud al agua de las plantas nucleares Fukushima en Japón. Propone que se haga el jueves 31 de marzo, a las 12 del mediodía, hora local de cada país, diciendo una oración similar a ésta dirigida al agua: lo sentimos mucho por haber causado este sufrimiento y contaminación. Perdón. Te damos amor y nuestra gratitud.

Me parece excelente que nos unamos para mandar al agua pensamientos de amor, oraciones, mantras, cantos, visualizaciones, etc. para purificarla de toda contaminación, en especial, a las aguas que están cerca de Japón; no sólo ese día sino todos los días al mediodía, por lo menos un minuto… por el agua, por nosotros, por la vida.

De nuevo, demos gracias a Dios por la vida y por la oportunidad que tenemos de influir en forma positiva en el planeta.

Copyright © 2011 Estampas, Teresa León & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Perdonar para amar

Los protagonistas de la película Comer, Rezar y Amar

La pasión, el entusiasmo que provoca toda una explosión de adrenalina, endorfinas y todas las hormonas de la felicidad juntas y revueltas… el placer, la ternura y la risa, familia y proyectos en común… todas y tantas cosas juntas indescriptibles que se viven en pareja hacen que ésta sea un área importante para la mayoría de las personas.

También hay personas felices que no quieren tener pareja; y otros no tan felices que han decidido vivir sin pareja, y esa decisión les da paz. Es un tema tan complejo como el ser humano, multiplicado por dos.

Vi la película Comer, Rezar y Amar, basada en el libro del mismo nombre, escrito por Elizabeth Gilbert; y hay varios puntos interesantes para reflexionar sobre el tema. Una de las frases que me gustó y pensé compartir contigo en este blog decía algo así: desde que tenía 15 años, he estado en una relación o rompiendo con alguien, no me he dado ni un respiro de dos semanas solo para ocuparme de mí misma.

Algunas personas entran en una búsqueda desenfrenada, y van de una relación a otra, sin darse tiempo para estar con ellas mismas.

Ese tiempo para estar contigo te sirve para que aprendas a ser tu propia compañía, sanes tus heridas y no las escondas bajo la efervescencia de un nuevo romance, y sobre todo te sirve para darte cuenta si tienes miedo a la soledad, al abandono, a vivir de nuevo una situación traumática, etc. y sanes ese miedo.

A veces, es ese temor lo que te hace acercarte a alguien (aunque en tu interior sepas que no es muy compatible ni favorable), “para no estar sola o solo”. A veces el miedo no te deja abrirte a amar.

PERDÓN
Algo que también puede bloquearte y no te deje fluir hacia una relación armoniosa es el quedarte en el pasado, tal vez sin saberlo, enganchado en una relación anterior. Si no has perdonado a tu ex pareja, hazlo… sobre todo por ti.

Hay una escena en la película que me gustó mucho. Luego de una conversación con un amigo, la protagonista tiene un diálogo imaginario con su ex esposo, quien se quedó muy dolido por la separación. Yo te amé, le dice ella.

– Pero yo todavía te amo, contesta él.

_ Entonces, ámame.

_ Pero te extraño.

_ Entonces extráñame. Mándame luz y amor cada vez que te acuerdes de mí y luego suéltalo, piensa en otra cosa. (El dolor) no va a durar para siempre.

Excelente manera de afrontarlo: primero acepta la emoción, vívela, no la escondas, ni disfraces, ni la justifiques, ni la combatas. Luego, mándale amor y luz a la persona (seguro le llega y, como en todo, esa energía de amor y perdón, se te devuelve a ti y te sana). Después piensa en otra cosa…

Es parecido a la técnica de Ho’oponopono. Dile mentalmente “te perdono” (aunque no lo sientas en el momento), te pido perdón, me perdono; te amo (o te imaginas mandándole amor); te doy las gracias.

“Esperar que él te perdone es una pérdida de tiempo. Perdónate tú”. Ámate tú, sigue adelante.

El maestro espiritual de la protagonista le dice: La única manera de sanar es confiar.

Confía. Pídele a Dios. Perdona. Ámate.

Llénate de amor por ti mismo, así tendrás las manos llenas para dar, no vacías para acaparar las del otro. CONFÍA. PERDONA. AMA.

 

Un mensaje para ti

TYR: el guerrero espiritual

¿No te ha pasado que estás necesitando una respuesta y abres un libro al azar y allí está? Tal vez te ha sucedido: vas por la calle, oyes sin querer a dos personas hablando, y algo de lo que dicen es un mensaje muy claro para ti, o pasas los canales del televisor, o ves un anuncio publicitario y parece que algo te hace voltear y prestar atención y allí está algo relacionado con lo que te está pasando.

Creo que es una de las miles de maneras que tiene la Divinidad de comunicarse con nosotros. Los ángeles – mensajeros de Dios – también nos pueden dar mensajes en sueño o a través de lo que llamamos intuición o corazonada.

¿Cómo ha estado tu intuición en los últimos tiempos?

A veces cuando estamos inmersos en nuestros pensamientos, preocupaciones y ajetreos de las ocupaciones diarias no prestamos atención a esos mensajes. A veces, no queremos verlos, ni oírlos por miedo… miedo a tener que salir de la zona de comodidad, de los pensamientos arraigados, de tener razón, de tomar caminos diferentes y desconocidos.

Esta es una de las grandes ventajas de relajarnos, tomarnos unos minutos para descansar la mente y sentir el silencio interior; o sea para la meditación. Eso nos permite escuchar nuestra voz interior y a estar más descansados para poder estar más alertas a los mensajes.

Hoy, pensando en esos mensajes y en qué les podría escribir en este blog, saqué una runa. Voila:

TYR: el guerrero espiritual

La comparto con ustedes. Obviamente cada quien podrá sacar su propio mensaje de éste, desde lo que está experimentando y desde lo que le diga su intuición.

Tyr es la espada que le permite cortar – cual Alejandro Magno- el nudo que lo ata a lo viejo, a lo vetusto, a lo que ya fue.

Amor, lealtad, fidelidad. Fuerza en cualquier empresa.

¿Teme por su seguridad, por sus derechos? Tyr le da valor y destreza para defenderlos.

Valor, responsabilidad, SEGURIDAD. Energía afectiva y solidaria. Poder para transmitir el propio valor.

Perseverancia y paciencia. FLUYA. Sustráigase de los resultados. Sea canal de energía divina.

Tyr promueve la victoria del YO SUPERIOR sobre el ego.

El Guerrero Espiritual – que Tyr simboliza – se vuelve sobre sí mismo y, como sagrado Grial, rescata su propia riqueza interior“.

¿Qué tal?

Ahora te invito a contestarte estas preguntas: ¿qué simboliza para ti el guerrero espiritual? ¿Cuáles son sus cualidades? ¿Te ves así? ¿Cuáles son tus riquezas (dones) interiores? ¿Cuál quisieras aumentar y desarrollar o expresar más en estos días? Podrías escribir una o dos acciones que te llevarán a desarrollarla y darle más fuerza.

Visualizaciones para descansar y energizarse

Hay momentos en que nos sentimos cansados por una sobrecarga de emociones y pensamientos que nos afectan. También podemos sentirnos con poca energía luego de interactuar con algunas personas y por haber estado en sitios abarrotados de gente (o de vehículos), con poca ventilación, o mucho aire acondicionado, contaminación de todo tipo, etc.

En momentos así, ¡cómo nos serviría darnos un baño en la playa! o por lo menos una ducha en nuestras casas, un té, una música relajante que nos guste y un masaje en el cuello y los pies. (Por cierto que bañarse con sal marina ayuda mucho, es como traerte un poquito de la limpieza del mar).

Pero si no puedes hacer algo de esto, puedes tomarte cinco minutos para realizar un ejercicio de respiración y visualización y ayudarte así a liberarte de la pesadez y recargarte de energía positiva.

Algunas ideas y visualizaciones para limpiar tu aura y recargarte las pilas de energía positiva:
* En tu misma silla de trabajo, toma unas cuatro respiraciones profundas. Inhala contando hasta cuatro, retiene mientras cuentas tres y exhalas contando cuatro. Sube los hombros como diciendo “no me importa”, varias veces, con suavidad. Sacude la cabeza imaginando que se van las preocupaciones y el cansancio. Luego, suelta la mandíbula y mueve el cuello muy lentamente desde la derecha, hacia abajo y luego hacia la izquierda. Levántate, toma agua. Respira nuevamente y siente cómo cambió tu estado.

* Busca cinco minutos en un lugar privado. Cierra los ojos. Imagina que estás en la playa, en un día muy calmado. Imagina la temperatura y la brisa agradable. Percibe la arena bajo tus pies. Oye las olas. Siente cómo esa brisa se lleva tus preocupaciones. Imagina que sumerges todo el cuerpo en el agua y que esa agua te limpia el aura de toda energía desfavorable que hayas generado tú con tus pensamientos y emociones y que hayas absorbido del ambiente. Sal del agua. Siente cómo todo el lugar te llena de energía positiva. Mira ese cielo radiante. Despídete de la playa y prepárate para regresar al lugar en que te encuentras con la intención de traerte y mantener ese nuevo estado de descanso, alerta mental y fuerza. Toma otra respiración y regresa re-potenciado.

* Cierra los ojos. Respira lentamente. Relaja la mandíbula, los hombros, las manos. Imagina unos rayos de sol, como luz blanca- dorada, que entran por la cabeza, bajan a la garganta y van limpiando e iluminando cada vértebra de tu columna. Lleva la atención de nuevo a esa luz que entra y ahora llega al corazón. Sigue sintiendo cómo la luz te llena todo el cuerpo, aquieta la mente, las emociones y los recuerdos. Respira y regresa.

* Pídele a tu ángel de la guarda, tu maestro interior, o el ser espiritual que tú prefieras, que eleve tu energía. Imagínalo frente a ti extendiendo su energía hacia ti, siente cómo llega muy adentro de tus pensamientos y emociones. Di mentalmente: te entrego estas cargas; suelto, me libero. Respira, dale las gracias.
Recuerda que cuando visualizas, estás utilizando el poder que tienes como hijo, hija de Dios, y estás creando una realidad en ese mismo momento. El cerebro no distingue si es imaginación o si lo está viviendo, y produce las mismas endorfinas y sustancias que libera cuando estás viviendo realmente esa experiencia agradable.

Puedes hacer cualquiera de los ejercicios anteriores por separados o combinándolos. Mientras más practiques, se te hará más fácil y potente. La música, los aceites aromáticos y muchas otras cosas son sólo herramientas; el poder está en La Divinidad y en ti como hijo de Dios con capacidad para pedir y recibir asistencia divina. “Pide y se te dará”.

Que los ángeles te rodeen de luz, paz, armonía y alegría.

Copyright © 2011 Teresa Leon, Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

¡Recomencemos! (Teresa León)

Aromas, recuerdos, sabores, música, encuentros, reflexiones y propósitos, imágenes de lo que vivimos en épocas pasadas que se mezclan con las visiones de lo que vendrá… así queda impregnado el fin de un año, que lleva la fuerza del fin de un ciclo colectivo.

Todavía con esos sabores en la boca y en la mente, se inicia un año que se abre como un cuaderno nuevo de 365 hojas para crear, disfrutar, aprender, compartir, sanar, soñar, amar, ¡reír!

¡Recomencemos!
Piensa en una fuente de alegría y energía positiva para ti; llénate de ella y empieza a escribir: ¿qué quieres lograr este año? ¿Qué quieres haber logrado para el 31 de marzo de 2011, o sea, el fin del primer trimestre? ¿Qué necesitas para alcanzarlo? ¿Cuál va a ser tu primer paso, tu primera acción concreta hacia esa meta?

Como un niño que escribe con cuidado en su cuaderno nuevo, para no doblarle las hojas, escribe con cuidado, atento a los detalles externos y tu voz interior, a lo que te dice tu intuición.

El disfrute y la alegría son buenas brújulas, déjate guiar por cosas que te alimentan el alma.

Sueña, planifica, pide, actúa y confía.

Muchas personas escriben sus peticiones en diciembre y luego se van olvidando de ellas; entran en la rutina del día a día y van perdiendo el entusiasmo que le pusieron el día que las escribieron. Pon fecha para que las revises y verifiques si hay algún temor o impedimento interno tuyo que requiera algún trabajo psicológico, mental, emocional, etcétera.

Quiero compartir contigo un ejercicio del libro Descubre a tus Ángeles, de Alma Daniel: Primero, busca un lugar privado y tranquilo. Cierra los ojos, relájate. Invoca a Dios, a la Divinidad, a tu ángel, a Jesús, o a una deidad que represente la ayuda que quieras recibir. Pídele que te rodeen con su luz de protección y claridad mental.

“Imagina tu meta y siéntete experimentándola. Imagina que se torna en realidad y repara en lo que sientes, la ropa que llevas puesta y las reacciones de cualquiera que pueda estar presenciándolo”. Cuando haces participar por lo menos a cuatro de tus sentidos, haces que tu visualización sea más vívida y cifras el mensaje en tu cuerpo físico.

“Pon esta imagen de tu meta alcanzada en tu corazón. Pide y recibe para ella la bendición de tu ángel. Siente el calor y la satisfacción de haber logrado lo que deseas.

Agradece el haberlo recibido.

Irradia la imagen desde tu corazón hasta los brazos de tu ángel y visualiza cómo él la envuelve en una burbuja de luz violeta.

Observa cómo asciende la burbuja, subiendo rumbo al universo. Cuando ya no puedas ver la burbuja, abre los ojos”.

Desperézate, camina. Aparta la cuestión de tu mente, pero permanece abierto a recibir cualquier señal que te indique que comienza a materializarse.
Da las gracias diciendo “ya está concebido”.

Copyright © 2011 Teresa León CHM (Camino a la Grandeza).

Unidos en oración (Teresa León)

Quiero pedirles que nos unamos en oración y visualización para pedir por nuestro país y por el planeta entero.

Debido a la intensa y continua lluvia que ha caído en Venezuela, son muchos los que están pasando por momentos difíciles y dolorosos.

Los temores de catástrofes mayores podrían aumentar; y creo que la mejor manera de contribuir a disipar esos temores y de ayudar es poniéndonos en oración y contribuyendo con nuestra energía para ser canales de luz divina para la sanación de nuestros países y nuestro planeta.

Tomemos unos 10 minutos para hacerlo, para pedir a Dios, para usar nuestro poder del pensamiento y nuestra energía como hijos de Dios que somos para unirnos en oración.

Como dijo Jesús, “cuando dos o más estén unidos en mi nombre, yo estaré allí”.

Si nos unimos a unas horas específicas sería mejor y mayor el efecto multiplicador; ponte de acuerdo con tus amigos y familiares para que escojan una hora (puede ser cada quien desde su casa); o simplemente di mentalmente que te estás uniendo a todos los que estén orando en ese momento. En un grupo, estaremos en oración a las 6 am, 12, 6 pm y 9 pm., y en cualquier momento que lo sintamos; unos 10 minutos bastan.

Escoge tú la oración que te conecte con el amor y la fe y a quien quieras pedirle.

Te propongo la siguiente visualización:

Invoco a nuestro maestro Jesús Cristo, a la Virgen, a los Ángeles para que nos den su protección divina, fe y amor. Padre, perdóname por todo lo que he contribuido a la contaminación del planeta. Lléname de amor y luz para contribuir a mi sanación y la de la naturaleza; que tu amor sane las heridas que hemos causado a la Tierra, que tu luz purifique nuestro planeta y nuestras mentes y corazones, que aprendamos lo que nos toca aprender, amparados en tu bondad. Llénanos de tu luz y amor y que desde nuestras mentes y corazones salga esa luz de amor y sanación hacia el corazón de la Tierra y que se calmen sus aguas, sus vientos y todos sus elementos, con tu poder divino, Amén.

Imagina que entra una luz blanca por tu cabeza que te conecta con la luz y amor del universo, de Dios, siéntela en tu corazón. Imagina y siente que esa luz se expande y te forma una esfera que te envuelve, en la que sólo puede entrar lo bueno. Imagina a la Tierra como un globo en tus manos, llenándose de la luz que entra en ti y sale por tu corazón. Llénate de amor y emite ese amor, a tu ciudad, a tu país, a tu planeta. Respira e imagina que tú y la Tierra se convierten en luz pura, y que estás acompañado por la divinidad. Da las gracias.