• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 4.511 seguidores más

  • Archivos

¿Es diabético? Siga esta guía de alimentación

Comer balanceado es fundamental para cualquier persona, pero más aún para las que viven con diabetes porque su organismo no puede procesar la glucosa que necesita convertir en energía, lo que hace que se acumule en la sangre y genere complicaciones de salud. Estos datos, extraídos de guías de la Academia Americana de médicos de familia y la Fundación para la diabetes, pueden ayudarle a decidir qué y cómo comer para mantenerse sano

Con apoyo de la Organización Mundial de la Salud, las autoridades sanitarias de Estados Unidos establecieron una pirámide de seis grupos de alimentos utilizada mundialmente como referencia sobre lo que un diabético debe comer al día. Los alimentos en la parte más alta son los menos recomendados. Los de la base son los más sanos

Consumir “entre tres y cinco raciones diarias de frutas y hortalizas y una cantidad reducida de azúcar y grasas saturadas” es la recomendación primordial de la Organización Mundial de la Salud.

Carnes blancas como pollo y pescado deben ser preferidas frente a las de res o cerdo, evitando freírlas o hacerlas en salsas voluminosas. Ingerir el equivalente a 200 gramos por día es lo recomendable. Puede sustituir la porción de carne por media taza de granos, un huevo o 50 gramos de queso

Dos a tres porciones de fruta al día son recomendables, privilegiando los cítricos o las bajas en azúcar como lechosa o melón. Cada porción es equivalente un pedazo de fruta fresca o pequeña, media taza de jugo de fruta natural, de fruta enlatada o en trozos.

Consuma de tres a seis porciones de alimentos con almidón y féculas (granos, cereales, arroz, pasta, verduras como papa y maíz). Una rebanada de pan, una papa pequeña y media taza de avena equivalen a una porción, mientras una taza de arroz o una pasta son equivalentes a tres porciones. Siempre prefiéralos integrales

Evite o reduzca al máximo las grasas animales o saturadas por su alto contenido de colesterol. Prefiera las grasas de frutos secos como maní o nueces. Tres a cuatro porciones de alimentos con contenido graso son permitidas.Una porción es equivalente a una cucharadita de mantequilla, aceite o una tira de tocineta. Una cucharada de mayonesa o de aderezo cuenta como dos porciones

Si de frutas se trata: Según el Instituto Nacional de Diabetes de Estados Unidos, el consumo está asociado a la talla y nivel de actividad física de la persona, por lo que una mujer de talla pequeña o mediana que no hace mucho ejercicio debe incluir 2 porciones de fruta, mientras que un hombre de talla mediana o una mujer de talla grande deben agregar 3 porciones al día. “Consuma frutas crudas o cocidas, en forma de jugo sin azúcar, enlatadas en su propio jugo o secas -recomiendadiabetes.niddk.nih.gov-. En esta forma llenan más y contienen más fibra. Evite los postres de fruta con alto contenido de azúcares y grasas como el pastel de duraznos o cerezas. Cómalos solamente en ocasiones especiales”. Aunque las más recomendadas suelen ser las frutas cítricas o con bajo contenido de azúcar natural (como uva, lechosa, naranja, melón o mandarina) los especialistas no restringen ningún tipo y sólo recomiendan hacer ciertas equivalencias a la hora de comerlas. Por ejemplo, un cambur tiene mayor contenido de carbohidratos, por lo que una unidad equivale a dos porciones. Lo mismo ocurre con la patilla, el melocotón o la piña. ¿Qué hacer? Consúmalos con moderación. “Cada porción contiene aproximadamente 15 gramos de carbohidratos -se lee en http://www.familydoctor.org. Eso es equivalente a comer  un pedazo de fruta fresca o pequeña, o sustituirlo por media taza de jugo de fruta natural, fruta enlatada o en trozos”.

Arriba los vegetales y verduras: Una taza de vegetales crudos, media taza de vegetales cocidos o media taza de jugo de vegetales son las porciones recomendadas por la Academia americana de la diabetes. Cada porción aporta sólo 5 gramos de carbohidratos. “Las verduras y hortalizas (crudas o guisadas) son muy aconsejables. Hay que consumir al menos dos platos al día”, apunta la Fundación para la diabetes en suwebsitewwwfundaciondiabetes.org. Brócoli, coliflor, espinaca, chayota, berro, tomate, céleri y cebolla son algunos de los que se incluyen en este grupo de alimentos. “Escoja verduras frescas o congeladas sin salsas, grasas ni sal agregadas -apunta el servicio de información la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos- Usted debe optar por hortalizas de color verde más oscuro y amarillo profundo, como la espinaca, el brócoli, la lechuga romana, las zanahorias y los pimentones”, reseña la guía dewww.nlm.nih.gov, que recomienda ingerir de tres a cinco porciones por día.

Sí a almidones y féculas: Están incluidos en alimentos como los granos de todo tipo,  pasta, arroz,  pan, harinas, arepa y en verduras como la papa, maíz,  yuca,  batata o  auyama. Contrario a lo que muchos piensan, son importantes en la dieta de los diabéticos, porque aportan buena parte de la energía. ¿Qué cantidad? El servicio de la Biblioteca Nacional de Salud de Estados Unidos recomienda en su página web la ingesta de por lo menos seis porciones al día, aunque hace varias observaciones: “Son ricos en vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos saludables. Es importante, sin embargo, consumir los que tienen bastante fibra. Escoja alimentos integrales como pan o galletas integrales, tortillas, salvado de cereal, arroz integral o legumbres. Use harinas de trigo integral u otras harinas integrales para cocinar y hornear. Escoja panes más bajos en grasa, como tortillas, panecillos ingleses y pan de pita”, se lee enhttp://www.nlm.nih.gov. Como al final se trata de moderación en el consumo, preste atención a esta equivalencia elaborada por el Instituto Nacional de diabetes de Estados Unidos: una rebanada de pan, un bollo de pan, una papa pequeña y media taza de cereal cocido como la avena son considerados una porción, mientras una taza de arroz o pasta es equivalente a tres porciones. “Coma menos féculas fritas con alto contenido de grasa, como “tortillas chips”, papas fritas, pasteles y panecillos”, exhorta el manual nutricional publicado endiabetes.niddk.nih.gov.

Leche y queso: mejor descremados. Según el servicio de la Biblioteca de Salud de Estados Unidos, lo recomendable es incluir dos a tres porciones diarias de leche o alguno de sus derivados porque aportan proteínas, calcio, vitaminas y minerales, aunque por supuesto contienen carbohidratos. Sin embargo, la guía incluida en http://www.nlm.nih.gov apunta la necesidad de preferir los lácteos de bajo contenido graso, como el requesón o el mozzarella. “Escoja leche o yogur descremados. El yogur contiene azúcar natural, pero también puede contener azúcar o edulcorantes artificiales agregados. El yogur con edulcorantes artificiales tiene menos calorías que el yogur con azúcar agregado”.

Cuidado con la grasa: El consumo de grasa animal o saturada debe ser limitado en cualquier persona porque el aumento del colesterol puede comprometer las funciones cardíacas. Sin embargo, en los diabéticos es necesario prestar especial atención. “Para cocinar, hay que disminuir o eliminar las grasas de origen animal como mantequilla, crema de leche, tocineta… El aceite de oliva debe usarse siempre para aliñar y guisar”, se lee en la página de la Fundación para la diabetes, fundaciondiabetes.org. Además, tenga en cuenta que los frutos secos como nueces, almendras, maní, avellanas y merey son una fuente de grasa muy recomendable. ¿Cuánto ingerir diariamente? De tres a cuatro porciones, entendiendo que una porción es equivalente a una cucharadita de mantequilla, margarina o aceite o una tira de tocineta. Tenga en cuenta que una cucharada de mayonesa o de aderezo para ensaladas son consideradas como dos porciones.

Blanca la carne: Prefiera las blancas y magras como el pollo y pescado sobre los cortes de res o cochino, debido a que su contenido graso es mucho menor. El Instituto nacional de diabetes de Estados Unidos recomienda ingerir el equivalente a porciones de hasta 200 gramos de carne por día. Los huevos, el queso y los granos funcionan como sustitutos de la carne. Un huevo es equivalente a una porción de 28 gramos mientras una rebanada de jamón y una de queso es equivalente a una porción de 56 gramos. Su porción de carne también puede ser sustituida por media taza de granos cocidos como caraotas, lentejas o arvejas, por sólo nombrar algunos. “Cocine la carne a la plancha, a la parrilla, asada, al vapor o al estilo chino -apunta la guía disponible endiabetes.niddk.nih.gov. Para darles más sabor use vinagre, jugo de limón, salsa de soya, salsa picante, hierbas y especies”

¿Azúcar prohibida?: No es verdad que las personas con diabetes no pueden ni siquiera probar el azúcar. La Asociación Americana de Médicos de familia confirma que, en cantidades muy controladas, la ingesta de los alimentos que la contienen es necesaria. “En los últimos años, los médicos han descubierto que el consumo de algo de azúcar no suele causarle problemas a la mayoría de las personas con diabetes -reseñahttp://www.familydoctor.org, siempre que ésta sea parte de una alimentación equilibrada. Simplemente preste atención a cuánta azúcar usted consume y trate de no añadirle azúcar a los alimentos”. Una cucharadita de azúcar, miel o sirope son suficientes, así como una galleta. “Trate de comer paletas de helado sin azúcar, sodas de dieta, helado o yogur congelado sin grasa, o chocolate sin azúcar. Si va a un restaurante, pida una porción pequeña y compártala. Pida helado o yogur congelado en porciones pequeñas (o porciones para niños). Divida los postres caseros en porciones pequeñas y envuélvalos individualmente. Congele las porciones que le sobren”, recomienda la guía del Instituto nacional de diabetes de Estados Unidos en diabetes.niddk.nih.gov. Recuerde que la diabetes establece ciertos límites a los que debe prestar especial atención. “La diabetes es una enfermedad que ocurre cuando el cuerpo de una persona no produce suficiente insulina o cuando no puede usar la insulina adecuadamente. Cuando usted tiene diabetes, el azúcar se acumula en la sangre en lugar de moverse dentro de las células. Demasiada azúcar en la sangre puede causar problemas de salud graves; incluso enfermedad del corazón y daño en los nervios y en los riñones”, insiste la guía dehttp://www.familydoctor.org

Copyright © 2011 Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Vivir Mejor: cómo aprender de los niños

Tips para readquirir conductas a la hora de sentarnos a la mesa; buscar nuevos sabores y ser más selectivo con los alimentos son algunos de los consejos.

Tips para readquirir conductas a la hora de sentarnos a la mesa; buscar nuevos sabores y ser más selectivo con los alimentos son algunos de los consejos

Existen conductas que se van perdiendo con el paso de los años, como los hábitos saludables que teníamos de chicos y ahora dejamos de lado.

La falta de tiempo, el stress y las nuevas actividades son algunos de los factores que influyen en nuestros hábitos de todos los días, como sentarnos a comer.

Para volver a adquirir esas conductas que dejamos atrás, TuAlmaZen.com comparte los consejos de la especialista en nutrición Michelle May, M.D. y fundadora de Am I Hungry? .

1. Comé cuando sientas hambre. Desde el momento en que nacen, los bebes saben cuándo y cuánto necesitan comer – ¡y van a ponerse a llorar para que nos enteremos!-. Así como van creciendo este instinto fundamental se puede des-aprender. Llegado el momento de la adultez, puede que hayan aprendido a comer según otras razones que no se relacionen con el sentir hambre -horarios de las comidas, tentaciones, stress, bronca, aburrimiento, entre otros incontables disparadores. A partir del reconocimiento de la diferencia entre la necesidad de comer y las ganas de comer, los adultos podemos re-aprender cuándo y cuánto comer.

2. Pará de comer cuando te sientas lleno. Un bebe va a girar la cabeza fuera de la llegada de la cuchara o del tenedor cuando ya tuvo suficiente comida. Y un niño puede tirar la comida en el suelo para demostrar que ya comió lo suficiente. Pero como adultos tenemos el hábito de “limpiar” nuestros platos.

3. Tener hambre nos pone de mal humor: estar cansado, tener hambre o sentir una frustración nos asegura un niño ofuscado ¡y esto afecta a los adultos de igual manera!

4. Los snacks son buenos. Los niños naturalmente prefieren comer o picar pequeñas porciones de comida entre la cena o el almuerzo siempre y cuando sientan hambre. Ese patrón de conducta mantiene el metabolismo en movimiento todo el día.

5. Juega con tu comida. La mayoría de los niños ama examinar, oler y tocar la comida que tienen delante. Desde que al acto de comer es una experiencia sensorial completa, ellos aprovechan lo máximo de cada bocado. Este tipo de acercamiento “infantil” a la comida te va a ayudar a comer menos y disfrutar más.

6. Todas las comidas encajan. Los niños tienen una preferencia natural por el dulce y los sabores altos en grasas. Aunque los padres se preocupen por esto, estas comidas “divertidas” pueden ser parte de una dieta saludable.

7. Sé un comensal quisquilloso. Los niños no comen facilmente aquello que no les agrada. Pensá cuánto menos comerías si dejaras a un lado aquello que sabe “más o menos”.

8. Puedes aprender a que te gusten nuevas comidas. Alimentarse sanamente es un gusto que se adquiere. Una buena nutrición es esencial, por eso proveerse de una variedad de comida que se vea bien y sea saludable va a beneficiar a la familia por entero.

9. Sigue al líder: follow the leader. Enfrentémoslo… los niños suelen observar y muchas veces imitar lo que hacemos. Si nos observan comiendo una variedad de comidas saludables y ejercitándonos con asiduidad, van a aprender de tomar un buen cuidado por sus propios cuerpos.

10. ¡Hay más que helado y torta para una buena fiesta!: invitá a un niño a una fiesta y seguro va a estar más interesado en lo que hay para hacer que en lo que hay de comer. Invitá a un adulto a una fiesta y te va a preguntar qué comida se va a servir. No tenés que evitar las fiestas para seguir en forma o no salirte de la dieta: tan sólo enfocate en el principal propósito del evento – ser social.

11. Comer con tu familia es divertido. Desde que los bebes y niños deben ser alimentados por sus padres, tienen una tendencia a disfrutar comer con otras personas. El tiempo de comer en familia es tu oportunidad para modelar buenos hábitos y conectarse con los otros.

12. ¡Es aburrido sentarse! Los niños suelen preferir seguir en movimiento constante porque están explorando el mundo que los rodea. Los chicos aman correr en el césped o en el jardín, mientras se desafían a ellos mismos con otras actividades con mayor complejidad. Así como van creciendo, la televisión, los video juegos y las computadoras van acaparando su atención. Por estas razones, es positivo estimular otras actividades que permitan usar el tiempo en algo más que la pura pantalla.

13. Dormir está bueno. Después de un día repleto de cosas, los niños necesitan un buen descanso nocturno que los prepare para todas las aventuras del día que sigue.

14. Vive en el aquí y ahora. Los niños son los maestros de la vida en el presente. No pierden energía de más en preocuparse por lo que acaba de pasar o lo que ocurrirá mañana. ¡Podemos aprender muchísimo de los niños!

Necesitamos la naturaleza @GreenpeaceArg

Somos parte de la Tierra. Necesitamos estar en contacto con la naturaleza. Necesitamos respirar aire puro, escuchar los sonidos del aire, el canto de los pájaros, del agua. Necesitamos sentir el sol y el aire, la playa, la montaña, los árboles, la grama…

Algunos sienten esta necesidad con más fuerza que otros. Algunos no están conscientes de la falta que les hace, pero basta que tengan unos tres días libres para irse desbocados de la “selva de cemento”.

En muchos casos llevamos una vida antinatural. No me refiero a que debamos renunciar a las comodidades del agua potable tibia y todas las facilidades que da la tecnología. Me refiero a que también necesitamos estar Somos parte de la Tierra. Necesitamos estar en contacto con la naturaleza. Necesitamos respirar aire puro, escuchar los sonidos del aire, el canto de los pájaros, del agua. Necesitamos sentir el sol y el aire, la playa, la montaña, los árboles, la grama…

Algunos sienten esta necesidad con más fuerza que otros. Algunos no están conscientes de la falta que les hace, pero basta que tengan unos tres días libres para irse desbocados de la “selva de cemento”.

Pasar un día viendo televisión, rodeados de ondas electromagnéticas de los celulares, microondas, etc. etc. no nos energiza. Ir a un parque, pisar la grama, tocar un árbol nos da energía vital.

“En las ciudades del hombre blanco no hay ningún lugar sereno. Ningún lugar donde se escuche el despliegue de las hojas en primavera o el susurro de las alas de los insectos”, dijo en 1854 el jefe indígena norteamericano Noah Sealth, cuyas palabras han recorrido el planeta, compiladas como la “Carta por la Tierra” de un jefe piel roja. Sus palabras son un manifiesto ecologista que hoy más que nunca tiene vigencia.

2010 © Luis Padrón, Teresa Leon & GREENPEACE® Argentina

Vivir Mejor: 10 días para ser Vegetariano

Más allá de que sea por tu salud, los animales, el medio ambiente o cualquier otra razón, puede que estés, junto con muchos otros, considerando el volverte vegetariano. Aquí hay algunas pistas para empezar, o aunque sea para ir pensando como empezar….

1.LÉE! Investiga. Explora. Recopila información. Estudia qué motivos han llevado a

tantas personas a dejar la carne. Descubre que ser vegetariano es fácil y saludable. Aprende sobre los mitos que rodean al vegetarianismo (entre ellos el del calcio, hierro y las proteínas). El conocimiento es poder.

2.PIENSA! Piensa en los animales. Piensa en tu cuerpo. Piensa en la Tierra. Considera el impacto de tu elección alimenticia sobre los que te rodean y el mundo. Recuerda: “somos lo que comemos”.

3.HABLA! Habla con vegetarianos. Habla con no-vegetarianos. Pregunta. Comparte tus inquietudes. Empieza a salir con vegetarianos. Visita sitios web vegetarianos. Participa de movilizaciones y campañas.

4.PONTE METAS! Haz de todo esto un juego. Apuesta a tu amigo que puedes estar un mes sin pisar un McDonalds, o dos semanas sin asado ni huevos. Cuando ganes, recompénsate. Sólo de ti depende que tu compromiso con el vegetarianismo avance.

5.COCINA! La cocina vegetariana se presenta como un mundo nuevo y desafiante. Toma clases. Consigue libros y revistas. Prueba recetas nuevas. Sé creativo. Diviértete haciéndolo. Comprueba que las comidas sin carne no sólo son posibles, sino ilimitadas.

6.COME! Haz que el horario de comida sea especial. Mastica despacio, saborea bien cada bocado. Comparte tu comida con otros.

7.ESCUCHA! Trata de estar alerta de las necesidades de tu cuerpo. Descansa cuando estés cansado. Come cuando tengas hambre. Presta atención a tu cuerpo -descubrirás que irá desapareciendo esa sensación de “pesadez” luego de comer. Los alimentos vegetarianos no sólo sientan bien, sino que energizan tu vida. Respeta tu cuerpo.

Aprende la conexión entre lo que le entregas y lo que te devuelve.

8.EXPERIMENTA! Haz cambios en tu estilo de vida. Explora las dietas macrobióticas o crudívoras. Visita res

taurantes y casas de comida vegetariana. Descubre la cocina de otros países. Realiza deportes nuevos. Prueba con el yoga. Investiga el mundo de la liberación animal. Ahora que has dejado de comerlos, descubre nuevas formas de ayudar a los animales. Explora cuales son tus intereses.

9.PREPÁRATE! Puede que encuentres resistencia por parte de tu familia y grupo de amigos. Prepárate p

ara ello (las comidas familiares pueden ser terriblemente estresantes, es difícil cuestionar las “comidas tradicionales”. Sé fuerte. Confía en ti. Prepárate para preguntas tales como “¿las plantas no son acaso seres vivos?”, “¿No se extinguirían los animales de granja si todos fuéramos vegetarianos?”. Examina tus dudas y contéstalas: ¿estoy ingiriendo suficientes vitaminas? ¿estoy haciendo lo correcto? Relájate. Habla con tus amigos. Busca en tus libros. Si tropiezas, levántate y aprende de tus errores.

10.CELEBRA! Marca el día que dejaste la carne, celebra ese día. Renueva tu elección. Descubre que el vegetarianismo es un proceso continuo, y entretenido.

Entonces, ya sea que lo veas como un estilo de vida, una religión o simplemente una elección alimenticia, ¡buena suerte y disfrútalo

Vivir Mejor: 28 razones para ser Vegetariano

  1. A los animales les gusta vivir igual que a Ti.
  2. Los animales sienten dolor y ansiedad como Tú.
  3. Los animales tienen alma (conciencia) como Tú.
  4. La Biblia prohíbe la matanza de los animales.
  5. San Francisco y muchos otros Cristianos eran vegetarianos y amigos de los animales.
  6. Los yoguis, los budistas, los hindúes y muchos más son vegetarianos.
  7. Porque los vegetarianos son más fuertes (elefantes, toros, gorilas, etc.).
  8. Porque nuestro cuerpo (intestinos, ácidos estomacales, dientes) es como el de los vegetarianos.
  9. Porque la crueldad con los animales regresa a nosotros en forma de guerras, abortos, etc.
  10. Porque la carne es demasiado cara.
  11. Porque pierdes tu buena salud.
  12. Porque las investigaciones de los mejores científicos culpan a la carne de muchas enfermedades mortales.
  13. Porque el colesterol de la carne, los huevos y el pescado te mata pronto.
  14. Porque quienes sólo comen carne viven muy pocos años (esquimales).
  15. Porque la carne está llena de venenos (DDT, antibióticos, hormonas, etc.).
  16. Porque la carne hace muy agresivos a sus consumidores.
  17. Porque por la producción de carne se dejan de cultivar grandes extensiones de tierra, que producirían miles de toneladas de granos y cereales, y así se deja de alimentar a millones de pobres.
  18. Porque las proteínas de los vegetales (garbanzo, habichuela, lentejas, etc.) y de los lácteos son perfectas. Y las de granos y cereales germinados son 3 veces más potentes que las demás.
  19. Porque el comedor de carne no puede practicar Yoga.
  20. Porque el Señor Supremo no escucha las oraciones de quienes viven de la carne (Biblia‑Lev.).
  21. Porque Krishna, la Suprema Personalidad de Dios, sólo acepta ofrendas vege tarianas (B. Gita).
  22. Porque la vaca representa nuestra segunda madre al darnos la leche toda la vida.
  23. Porque la vaca, el toro, el caballo, y otros, son útiles para la agricultura y el transporte
  24. Porque la putrefacción de los cadáveres dentro de nosotros mismos da mal aliento.
  25. Porque no podemos hablar de paz hasta no parar de matar animales.
  26. Porque las frutas, verduras, lácteos, etc., son suficientes para mantener el cuerpo y el alma juntos, como recomiendan las Escrituras Védicas.
  27. Porque no hay que hacer a nadie lo que no queremos que nos hagan.
  28. Porque la carne envejece las células prematuramente.

Y así, en general habrían miles de razones que te asustarían. La mayoría de los occidentales son carnívoros; evita reacciones y vuélvete vegetariano. Recuerda que cada pájaro vuela con la fuerza de su propio plumaje.

Camino a la Grandeza y @GreenpeaceArg unidos por las ballenas

La dureza de la posición de Greenpeace frente a la moratoria a la caza comercial de ballenas no ha disminuido. Greenpeace considera que la moratoria debe permanecer y que deben darse los pasos necesarios para que se termine la caza comercial que se produce a pesar de la moratoria, lo que incluye el programa de cacería de ballenas que Japón lleva adelante en el Santuario Ballenero Austral, mal llamado “caza científica”.

El trabajo de Greenpeace ha sido fundamental para lograr el establecimiento de la moratoria a la caza comercial de ballenas y la creación del Santuario Ballenero Austral en la Antártida.

Esta reunión de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) -en Agadir, Marruecos- presenta una oportunidad para que se termine todo tipo de caza comercial. Greenpeace demanda a los gobiernos que trabajen para conseguir un acuerdo que signifique una victoria para las ballenas, no para la agonizante industria de la cacería.

Desde hace años, Greenpeace trabaja en Argentina y en Latinoamérica para que los Gobiernos tengan una posición a favor de la conservación de ballenas y delfines en la CBI. Como resultado de este trabajo y del de muchas organizaciones logramos que, en la actualidad, los países de Latinoamérica junto a Australia, sean los más conservacionistas en la Comisión. Durante los días que dure esta reunión (desde el lunes 21 al viernes 25 de junio) un representante de Greenpeace Argentina mantendrá incansables reuniones con funcionarios de todos los países para asegurar que la postura de la región se mantenga firme y no ceda ni un centímetro frente a las pretensiones de Japón y los cazadores.

Cualquier acuerdo al que se llegue en Agadir debe contemplar el mantenimiento de la moratoria a la caza comercial y seis elementos fundamentales más:

* El fin de la caza de ballenas en las aguas de la Antártida.

* La prohibición al tráfico de carne y cualquier derivado de ballenas.

* La eliminación de la posibilidad de que se asignen cuotas de manera unilateral.

* La prohibición de la caza a cualquier especie en situación vulnerable o amenazada sin importar el fin.

* Cualquier límite que se fije de cacería debe estar basado en asesoramiento científico.

* Ningún miembro de la CBI puede emitir objeciones o reservas sobre lo decidido.

Hacé click aquí para descargar la Declaración de Apertura del bloque latinoamericano en la CBI

Vivir Mejor: Beneficios del Café

Desde siempre el café ha sido una bebida muy controversial. Antiguamente se decía que era muy dañino para la salud, pero recientemente se ha descubierto que esto no es así, por el contrario despertar con una humeante y aromática taza de café puede beneficiarnos enormemente.

Es cierto que la cafeína puede afectar nuestro sistema nervioso ocasionando insomnio y aceleración de los latidos, pero esto sucede solo si se consume en cantidades muy altas. Si eres una persona sana puedes consumir café moderadamente sin temor a las consecuencias.

El café ayuda a la concentración y activa tu estado de alerta, por esto es posible que te quite el sueño, pero no dañando tu dalud.

La cafeína es una sustancia protectora que reduce considerablemente el riesgo de sufrir deParkinson.

El tomar una taza de café puede aliviar los dolores de cabeza y evitar los derrames cerebrales ya que dilata los vasos sanguíneos del cerebro disminuyendo el dolor y evitando la formación de coágulos.

La cafeína tiene importantes propiedades antioxidantes por lo que está demostrado que ayuda a prevenir varios tipos de cáncer como el de colon y el cáncer de vejiga.

Consumiendo de 3 a 4 tazas de café se disminuye la concentración de azúcar en la sangre con lo que se previene el riesgo de padecer de diabetes.

La cafeína ayuda a soluciomar problemas respiratorios dilatando los bronquios por lo que combate las crisis de asma y las alergias.

Al ser un estimulante natural que brinda energía, también ayuda a disminuir los síntomas de ladepresión.

Siempre que se consuma sin leche ni azúcar, el café evita el crecimiento de bacterias en la boca y ayuda a prevenir la aparición de caries.

Por último, debes saber que, contrario a lo que muchos piensan, el café no crea úlceras, ni aumenta el riesgo de padecer osteoporosis. Consumido moderadamente tampoco afecta el embarazo ni es dañino para los niños, siempre que estos no sean hiperactivos.

Solo debes recordar que cualquier cosa en exceso es dañina y el consumo de cafeína en cantidades grandes no es la excepción, así que ¡disfrútalo con moderación!