• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.480 seguidores

  • Archivos

Pensamiento: Decreto Para Resolver Los Problemas

“Yo Soy la inteligencia divina que resuelve cualquier problema o situación que esté desarmonizando mi mundo, mente, cuerpo y asuntos. Confío en Dios Padre-Madre-Hijo universal e invito a sus Ángeles para que vengan a mi mundo y me ayuden en todos mis asuntos que necesito resolver en armonía para todo el mundo bajo la gracia y de Manera perfecta. Gracias Padre-Madre-Hijo que me has oído.”

Anuncios

Decálogo indispensable: De cómo tener amigos

Qué pregunta tan interesante… es más que una realidad que la amistad, desde que en los primeros años establecemos los primeros contactos con nuestros grupos de pares en el colegio, supone un gran desafío para las personas.

Nuestras debilidades…

Buenos y con grandes cualidades si, pero también “defectuosos” los seres humanos tenemos una tendencia general al egoísmo y el beneficio propio que, casi en el 100% de los casos, son los grandes responsables de la ruptura de las relaciones con nuestra red de amigos.

Como tener amigos no es un tema menor si lo analizamos profunda y exhaustivamente. Es bien cierto que, transcurrido el ciclo que comienza a los 8 años y finaliza con la culminación de los años de estudios, las amistades comienzan a ser para todos, selectas y reducidas pero… ¿por qué nos resulta tan complejo mantener la amistad?

La amistad y la seducción

Ciertamente éste es un tema que bien puede analizarse desde una perspectiva eminentemente seductora, no es baladí el hecho de tomar conciencia con la realidad; las relaciones interpersonales que se construyen en base a puntos en común, requieren de altas dosis de perseverancia para consolidarse e integrarse de forma no desechable en nuestro haber social.

Dentro de los grandes obstáculos a los que se enfrenta la amistad, destacamos la falta de confianza, la imposibilidad para asumir al otro diferente y la posesión inherente a los seres humanos.

Al igual que sucede con los hijos, es necesario saber que estamos ante personas distintas a nosotros, sus necesidades pueden no ser coincidentes y sin duda, las expectativas son grandes enemigos de los lazos afectivos.

Así pues… si buscamos tener amigos debemos hacer una autocrítica de nuestras debilidades, establecer las bases de la confianza necesarias para que ambas partes se sientan libres a la hora de compartir sus lazos y erradicar las expectativas de nuestro radio de acción.

Respeto, confianza y compromiso, más presentes que nunca

Respeto, confianza y compromiso, que se consolidan como el triángulo indispensable para lograr que la frase “cómo tener amigos” tenga una respuesta inmediata.

Asistimos a la eclosión de una sociedad 2.0… sociedades para las que la confianza es un acto de fe… pero que cuentan con grandes fortalezas ya que, todos asistimos al mismo acto de fe por lo que, en el ciclo social, las amistades serán sin duda, más sólidas y comprometidas.

Finalmente, es esencial tener presente que un amigo es un vínculo emocional, un cable a tierra cuando nos sentimos vulnerables, decaídos o sin salida… pero también es un a persona que necesita ser escuchada por lo que es necesario tomar conciencia que la amistad es un ejercicio de confianza desinteresado… al igual que las relaciones de pareja aunque… a excepción de los amigos con derecho… sin sexo.

Y por último… y no por ello menos importante; el decálogo indispensable para tener y mantener a los amigos

• Se empático
• Ofrece sonrisa
• Recuerda los nombres, fechas importantes etc.…
• Escucha activamente
• Acepta los errores
• Escapa de las críticas
• No hables únicamente de tus problemas
• Cuando algo sea importante es necesario estar ahí
• Es imposible tener siempre razón
• Y finalmente… es esencial tener presente que los ciclos de la vida se suceden para todos, hay que respetar los ritmos y necesidades de los amigos que no siempre coincidirán con los nuestros.

Los amigos son relaciones… hay que cultivarlas para que se mantengan bonitas y nos ayuden a transitar por la vida sintiéndonos más alejados del fantasma de la soledad… son uno de los elementos indispensables del “juego de la seducción de la vida”… cultivarlos es esencial….

Articulo Prestado de seduccionysuperacion.com

Maytte x2: (Busca la paz en cada instante y Divina armonía)

Busca la paz en cada instante

Para mí, el comienzo de la época de Navidad representa siempre una oportunidad para reflexionar, compartir con los amigos y la familia, llenarnos de buenos sentimientos y pensamientos… y, sobre todo, para sembrar paz.

Y es que, últimamente, los ánimos están un poco caldeados, las personas se pelean, ignoran el derecho de los demás, van sólo por sus intereses personales y hasta amenazan o dicen que harían ciertas cosas para vengarse o herir a otros, en retaliación por lo que éstos les han hecho, como si de esta manera pudieran recuperar lo perdido, obtener algún tipo de beneficio real o alcanzar la tan ansiada paz que desean recuperar.

No es respondiendo con agresividad como vamos a sacarla de nuestro mundo, sólo lograremos, de esta manera, agravarla y fortalecerla hasta el punto en que comencemos a ser parte del deterioro integral que atenta contra la calidad de nuestras relaciones y condiciones de vida.

La paz trae más paz, y debe comenzar en el interior de cada uno de nosotros, en nuestros pensamientos, sentimientos y forma de actuar. Deberíamos hacernos el propósito de no permitir que nada de lo que sucede afuera de nosotros, y que ninguna de las personas con las que nos relacionamos cada día, conocidas o desconocidas, nos hagan pensar o reaccionar con agresividad.

Comencemos por poner un poco de distancia entre nosotros y los acontecimientos negativos que sucedan en nuestro entorno inmediato.

Administremos las noticias negativas y hagámonos eco de las positivas.

Evitemos criticar y juzgar a la ligera, sobre todo si no vamos a solucionar una situación o a contribuir con el bienestar y el crecimiento de una persona.

Pensemos que lo que hacen o dicen otros y que, generalmente, nos molesta, no es personal; es decir, que no lo están haciendo con la intención de afectarnos negativamente.

Resaltemos las semejanzas y minimicemos las diferencias, extendamos conscientemente el margen de tolerancia hacia los demás.

Dejemos de quejarnos y de lamentarnos por todo lo que nos pasa o por lo que no sucede como esperábamos. Y practiquemos el perdón hacia aquellos que, en algún momento, nos afectaron, e inclusive hacia nosotros mismos por cualquier error cometido.

Es muy fácil decir que deseamos vivir en paz, pero no estamos dispuestos a realizar el trabajo personal de incorporarla a nuestra vida diaria y de compartirla con los demás. Es la práctica y no la teoría lo que puede llevarnos a transformar y mejorar nuestra vida.

¡No te pierdas la oportunidad de participar en la recuperación de la paz para ti y para todos!

Divina armonía

Esta semana quiero compartir con ustedes la siguiente historia…

Cuentan que hace mucho tiempo los colores del arcoiris empezaron a pelearse. Cada uno proclamaba que él era el más importante, el más útil, el favorito. El verde dijo: ‘Sin duda, yo soy el más importante. Soy el signo de la vida y la esperanza. Me han escogido para la hierba, los árboles, las hojas. Sin mí todos los animales morirían’.

El azul interrumpió: ‘Tú sólo piensas en la tierra, pero considera el cielo y el mar. El agua es la base de la vida y son las nubes las que la absorben del mar azul. El cielo da espacio, y paz y serenidad’.

El amarillo soltó una risita: ‘¡Vosotros sois tan serios! Yo traigo al mundo risas, alegría y calor. El sol es amarillo, la luna es amarilla, las estrellas son amarillas. Cada vez que miráis a un girasol, el mundo entero comienza a sonreír’.

A continuación tomó la palabra el naranja: ‘Yo soy el color de la salud y de la fuerza. Puedo ser poco frecuente pero soy precioso para las necesidades internas de la vida humana. Yo transporto las vitaminas más importantes. Pensad en las zanahorias, las calabazas, las naranjas, los mangos y las lechozas. Cuando coloreo el cielo en el amanecer o en el crepúsculo mi belleza es tan impresionante que nadie piensa en vosotros’.

El rojo no podía contenerse por más tiempo y saltó: ‘Yo soy el color del valor y del peligro. Estoy dispuesto a luchar por una causa. Traigo fuego a la sangre. Sin mí la tierra estaría vacía como la luna. Soy el color de la pasión y del amor; de la rosa roja, la flor de pascua y la amapola’.

El púrpura enrojeció con toda su fuerza. Era muy alto y habló con gran pompa: ‘Soy el color del poder. Reyes, jefes de Estado, obispos, me han escogido siempre, porque soy el signo de la autoridad y de la sabiduría. La gente no me cuestiona; me escucha y me obedece’.

El añil habló más tranquilamente que los otros, pero con igual determinación: ‘Piensen en mí. Soy el color del silencio. Raramente repararéis en mí, pero sin mí todos serían superficiales. Represento el pensamiento y la reflexión, el crepúsculo y las aguas profundas. Me necesitan para el equilibrio y el contraste, la oración y la paz interior’.

Así fue como los colores estuvieron presumiendo. De repente, apareció un resplandor de luz blanca y brillante. Había relámpagos que retumbaban con estrépito. La lluvia empezó a caer a cántaros, implacablemente. Los colores comenzaron a acurrucarse con miedo, acercándose unos a otros buscando protección.

La lluvia habló: ‘Están locos, colores, luchando contra ustedes mismos, intentando cada uno dominar al resto. ¿No saben que Dios los ha hecho a todos? Cada uno para un objetivo especial, único. Junten sus manos y vengan conmigo. Dios quiere extenderlos a través del mundo en un gran arco de color, como recuerdo de que los ama a todos, de que pueden vivir juntos en paz, como promesa de que está con ustedes, como señal de esperanza para el mañana'” .

Copyright © 2011 Estampas, Maytte.  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. e Inspirulina.com Todos los Derechos reservados.

Maytte: Cómo vivir aquí y ahora

Muchas veces las expectativas no cumplidas se convierten en la causa de tu malestar, insatisfacción e inquietud.

Tengo una amiga que, durante un tiempo, buscó trabajo sin conseguirlo, y en esa misma época, la relación de pareja que mantenía por tres anos se terminó. Así que tenía razones de sobra para sentirse desanimada y molesta con la vida. El tiempo pasaba y no conseguía recuperar su estabilidad, entonces, comenzó a pensar en que era una persona fracasada.

Hace unas pocas semanas, se le presentó la oportunidad de trabajar en una muy buena compañía, haciendo lo que más le gusta… y, además, está saliendo con un muchacho agradable. Pero, lo que parecía ser la clave de su felicidad, conseguir un buen trabajo y tener una pareja, sigue siendo una fuente de frustración para ella, que continúa quejándose de su situación. Tal parece que forma parte de ese grupo de personas que nunca están contentas con lo que tienen porque, cuando lo consiguen, ya tienen nuevas expectativas.

Ella se ha convertido en una persona irritable y pesimista, al igual que otras que, sin querer, terminan actuando sin pensar y tomando malas decisiones producto del malestar que las invade cuando dejan que las expectativas que tienen, las controlen.

Si estás siendo víctima de un círculo vicioso de deseos e insatisfacciones, necesitas recordar que tú puedes controlar lo que haces, pero no el resultado de tus actos, hasta que éstos ocurran. Sea cual sea la situación en la que te encuentres atrapado en este momento a la espera de un buen resultado, concentra tu atención en hacer cuanto sea necesario para conseguirlo, con confianza, valor, optimismo y determinación. Cree en que, habiendo hecho tu mejor esfuerzo y venciendo tus dudas, temores y debilidades, sucederá lo mejor aunque esto signifique que no ocurra exactamente lo que esperas.

Claves para recuperar la serenidad
Ajusta el nivel de expectativas. Aprende a reconocer tus logros aunque éstos sean pequeños, pues sólo así podrás detenerte el tiempo suficiente para disfrutarlos y compartir su beneficio con los demás, antes de replantearte nuevas metas.

Disfruta lo que tienes. Mantener siempre en expectativa te impide disfrutar de las cosas más sencillas que le dan calidad a tus días. El éxito consiste en conseguir las cosas que nos hemos propuesto aun cuando otros no se den cuenta de que lo hicimos. Siéntete a gusto con quien eres y con lo que haces.

Vive el aquí y ahora. Estar en el presente implica aceptar la vida tal y como es, para resaltar siempre su aspecto más positivo. En principio, puede parecerte un gran reto, pero cuando aprendes a vivir sin tantas expectativas, concentrado en el trabajo que realizas cada día, y disfrutando de lo que va ocurriendo, puedes experimentar mejores sentimientos y lograr tener una vida plena.

 

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: ¿Vives para complacer a otros?

¿VIVES PARA COMPLACER A OTROS?

¿Eres de las personas que dan mucho más de lo que reciben?  En realidad somos  libres de actuar como queramos, pero ciertas personas eligen estar bajo el dominio que otras ejercen sobre ellas, otorgándole el poder de manipularlas, controlarlas, dominarlas y afectarlas negativamente. Eres tú quien le concede el poder a otra persona para que te afecte. Aunque la mayoría de las veces la esclavitud proviene de las limitaciones que nos imponemos a nosotros mismos. Cuando uno se desvaloriza y teme hacer valer su opinión, generalmente termina siendo víctima de todo tipo de abusos.

Es interesante reflexionar sobre cómo pueden algunas personas tener tanta influencia negativa sobre otras…  Tal vez sea porque hemos aprendido a vivir a través o en función de otros que no somos nosotros, o simplemente porque estamos necesitados del afecto, la compañía, el reconocimiento o el recurso que solo ellos, creemos que pueden darnos…  es entonces, cuando les permitimos sin ser conscientes del todo, que nos utilicen. La mayoría de las personas son mas amables con los extraños que con los seres queridos y consigo mismos. Esto necesitamos cambiarlo.

Recordemos que somos nosotros los que le enseñamos a otros, como es que van a tratarnos.

una mano entrega un ramo de floresUna vez que se han establecido las reglas del trato con alguien, cuesta mucho reeducar al otro para que cambie su actitud y comportamiento. Generalmente, el ser humano crea una imagen mental de cada persona y no vuelve a revisarla sino que se relaciona en función de esa información. Además, si el otro obtiene algún tipo de beneficio al manipularte estará menos dispuesto a cambiar su actitud para liberarte porque perdería su comodidad y placer. Quisiéramos que la otra persona se acostara a dormir y se levantara con una actitud diferente hacia nosotros, pero en realidad somos los únicos que podemos cambiar esa situación. Tómate el tiempo necesario para pensar en esta frase y luego reúne el valor suficiente para rescatar dignamente tu libertad esencial.

Lo más importante, es tomar conciencia de que las relaciones, en especial con las personas que amamos, deben basarse en la reciprocidad, en el respeto, la consideración y el aprecio a lo que entregamos y recibimos, sin permitir que la búsqueda de nuestra comodidad, nos lleve a ignorar el deseo, la necesidad y el derecho que tienen los que con frecuencia nos complacen, a recibir nuestros favores, atenciones, detalles y gestos amables. Recuerda que tienes derecho a pedir lo que quieres, no necesitas que los otros te aprueben o te concedan el permiso para tenerlo. Las únicas personas con las que debes comunicarte y establecer acuerdos para lograrlo, son tus seres queridos y aquellos con los que compartes proyectos, negocios o compromisos ya establecidos.

Concédete la oportunidad de relacionarte con los demás en mejores términos, sin permitirles que te abusen injustamente.  La libertad de ser es un derecho Divino, la verdadera libertad hay que ganarla y reconquistarla cada día.

Claves para tener relaciones sanas:

Aprende a decir que no.  Atrévete a decir que no de vez en cuando, cuando así lo desees y en situaciones sin importancia, hazlo sin justificarte y sin sentirte culpable.  Recuerda que tienes derecho a elegir que hacer o que decir, en todo momento.

Mantén una postura centrada. Debes estar preparado para enfrentar con fortaleza y seguridad, la reacción agresiva de las personas que te manipulan. Las personas que te quieren de verdad, valoran quien eres y no lo que haces por ellos. ¡Vamos, tú puedes!!

Atrévete a expresar lo que sientes y piensas.  Elige una persona de tu confianza, que te quiera incondicionalmente y que desee lo mejor para ti, comienza por relacionarte con ella diciéndole lo que quieres o piensas, aún más, atrévete a manifestarle tus desacuerdos. Hazlo con respeto y poco a poco, gana seguridad.

Establece límites. Recuerda que tienes derecho a decir, “Necesito que me ayudes con esto; deja de exigirme tanto; tú puedes hacerlo solo…”  recuerda que depende de ti, eres tú quien puede terminar con ese círculo vicioso que tanto daño te causa. Ten la suficiente dignidad para no permitirlo más,  busca ayuda si no te sientes capaz de enfrentarlo solo.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Sentir Gratitud

SENTIR GRATITUDEn estos días conversaba con una vieja amiga, acerca del comportamiento de una de sus hijas. Ellas pasaron por una situación económica muy difícil, y tuvieron que mudarse de la casa donde vivían a un apartamento pequeño.  Ese cambio, aun cuando mi amiga hizo todo el esfuerzo posible por continuar viviendo en la misma zona, para que ellas pudieran ir al mismo colegio y mantener el contacto con sus amigas, hizo que una de sus hijas se sintiera muy afectada, hasta el punto en que se volvió agresiva con su mama.

Hicimos juntas, una reflexión hacia la incapacidad que tienen algunas personas de sentir gratitud, es decir, poder reconocer todos los elementos positivos que se conjugan en un momento para suavizarnos la vida, sacarnos de la dificultad, recordarnos la presencia de aquellos que nos apoyan y de la Divinidad, que siempre conspira para darnos regalos esenciales.

Cuando estamos acostumbrados a pensar que todo lo bueno que tenemos, es para siempre y que los demás, incluyendo la vida, están obligados a mantenerlo a nuestro lado, sufrimos el cambio, y las transformaciones esenciales que forman parte de nuestra vida.

¡Que importante es tener la capacidad de reconocer y agradecer, todos los pequeños y grandes regalos que recibimos cada día!!

El que podamos experimentar el sentimiento de gratitud, es el resultado de estar en armonía con nosotros mismos, con las personas con las que compartimos el día a día y con la vida.  Cuando damos las gracias y le enviamos esta energía amorosa al mundo a través de nuestras palabras o acciones, nos sentimos inmediatamente llenos de paz. La gratitud es una forma de salir al mundo con amor y seguridad,  sin prejuicios y sin temor.

Usualmente las situaciones difíciles nos impiden reconocer los regalos y las pequeñas bendiciones a tiempo de poder disfrutarlos.

sentir1La próxima vez que alguien te haga un favor…. ¡no pienses que es su obligación!!!  Devuélvete agradecido y disponte a hacer lo mismo por esa, o por otra persona.  La actitud de recibir y valorar lo que la Divinidad nos entrega a través de diferentes instrumentos,  atrae la prosperidad y la abundancia hacia nuestra vida.  Ábrete a reconocer y disfrutar lo que recibes día a día, da las gracias por el gesto amable de ese amigo, por el favor que te hizo un desconocido, por el amor que te da tu pareja, por tus hijos que sientes especiales, por tener unos padres que te cuidaron o simplemente por las personas que de una u otra forma contribuyeron con tu bienestar hoy.

Vivir agradecidos implica que hemos comprendido el sentido profundo de estar vivos:¡Servir y Amar!!

Claves para sentir gratitud:

  • Valora todo lo bueno que otros aportan a tu vida. Es importante aprender a reconocer y resaltar el aporte que otros hacen a nuestra vida.  Usar frases de reconocimiento para expresar nuestra gratitud, hará que se sientan motivados a vivir la diferencia. Si analizas cada uno de tus logros verás que no hubieran sido posibles sin el apoyo o la participación de otras personas.
  • Cuenta tus bendiciones.  Levanta la mirada y observa a tu alrededor , tienes muchas otras cosas buenas y ricas que agradecer!!! Además, muchas veces tienes mas de lo que en realidad puedes disfrutar. Aprende a no centrar tu atención únicamente en lo que te hace falta.
  • sentir2Aprende a dar las gracias. Cuando le agradeces a los demás por lo que hacen o te entregan, aun cuando estos reciban un pago por realizar esa tarea, todo comienza a florece a tu alrededor. Tus frases amables son muchas veces el único reconocimiento que reciben algunas personas por dar lo mejor de si… ¡no dejes de hacerlo!
  • Nadie esta obligado a darte lo mejor.  De manera que cuando te lo entreguen recíbelo con amor y devuélvelo agradecido.  Reconoce y agradece el trabajo de todos los que intervienen para que disfrutes de lo que tienes, pues sin el esfuerzo de todos ellos no podrías hacerlo.

 

 

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Evolucionar en pareja

El bienestar de la pareja depende del trabajo y de la participación de los dos. Cuando comenzamos a ver la relación unilateralmente hacemos juicios y criticas constantemente. Además, vamos volviéndonos apáticos, irritables, dramáticos o indiferentes, corriendo el riesgo de apagar la llama del amor. Mantener siempre la actitud de incluir, tomar en cuenta o considerar a nuestra pareja, hará que nos sintamos queridos e importantes.

Podemos encontrar, en una relación, compañía, amor, apoyo, interés, amistad, confianza, comprensión… en fin, una serie de valores indispensables para complementar nuestro bienestar emocional. Pero en ningún momento deberíamos esperar que la otra persona se convierta en el sentido absoluto de nuestra vida, en el responsable de nuestra felicidad, en la respuesta a todas nuestras inquietudes, en la solución a nuestros problemas, en el responsable de todo lo que nos pasa o en el proveedor de todo lo que nos hace falta materialmente, porque si es así, sufriremos la frustración de ver negadas nuestras expectativas.

Todo lo positivo que encontremos en nuestra pareja al comienzo de la relación debería ser suficiente para iniciar y mantener una convivencia sana, grata, que, con el tiempo y debido a las transformaciones personales que ocurran en cada uno de nosotros, vaya aumentando el bienestar y la satisfacción de los dos.

Es importante comprender que para experimentar un mayor bienestar, tenemos que asumir la responsabilidad de trabajar en nosotros mismos para cambiar algunas de las programaciones negativas que nos sabotean esa posibilidad. Con el apoyo, el interés y la compañía de nuestra pareja podremos sanar las heridas del pasado, bajar el nivel de expectativa y disfrutar aún más de cada momento positivo y agradable que compartimos.

Mantener el amor entre los dos implica el cuidado diario de la relación. Aprendamos a mantener a raya el estrés para que no trastorne nuestra manera de ser, evitemos traer los problemas del trabajo a la casa todo el tiempo, dejemos de hablar sobre los que nos preocupa o inquieta con respecto al futuro. Mantener una cierta higiene emocional nos ayudará a proteger la relación de todas las situaciones inesperadas y cambiantes que puedan afectar nuestra vida.

Claves para que funcione

1. No permitan que los demás intervengan. La lealtad hacia la pareja debería ser más importante que cualquier compromiso familiar. En algunos casos, los comentarios y la presencia constante de los padres termina afectando negativamente la relación. Establecer límites les permitirá construir una vida juntos tomando en cuenta los intereses y las necesidades de ambos.

2. Respeten las diferencias. La mayoría de los desacuerdos obedecen a la necesidad que tenemos de cambiar el comportamiento de la otra persona. Esperamos que piense, actúe y analice las situaciones igual a como lo haríamos nosotros. Reconocer y aceptar nuestros diferentes puntos de vista nos ayudará a ganar una visión más amplia de cada situación.

3. Construyan acuerdos. Querer convencer a nuestra pareja para que siempre nos dé la razón puede llevarnos a una crisis y a la separación. Llegar a un acuerdo significa tomar en cuenta los planteamientos de cada uno y, luego, construir una tercera alternativa.

 

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.