• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.499 seguidores

  • Archivos

Sobre el estrés y cómo manejarlo

El problema no es sentir estrés, pues es una reacción fisiológica que nos prepara para responder en situaciones de peligro.  El problema surge cuando el estrés ha dejado de ser algo eventual para convertirse en crónico. Nos sentimos amenazados y en riesgo continuamente y se convierte en  “normal”  estar estresado.La  tensión sólo es  interrumpida por eventuales y breves momentos cuando nos percibimos libres de amenazas y nos relajamos.

Las consecuencias del estrés sobre nuestra calidad de vida y la salud son devastadoras. Con frecuencia no le prestamos la atención que amerita,  lo consideramos como un estado desagradable que nos molesta y de lo que hablamos continuamente, sin darle importancia. No lo vemos como una condición favorable para la aparición de enfermedades.  En encontramos el siguiente reporte:

“Un estudio de la Universidad de California demostró que un estrés fuerte durante un corto período, por ejemplo, la espera previa a la cirugía de un ser querido, es suficiente para destruir varias de las conexiones entre neuronas en zonas específicas del cerebro. Esto es, un estrés agudo puede cambiar la anatomía cerebral en pocas horas. El estrés crónico, por su parte, demostró la disminución del tamaño de la zona cerebral responsable de la memoria. Por lo menos, éste es el efecto encontrado en experimentos con ratas.”     Fuente: www.wikipedia.org 

Estos resultados nos llevan a pensar en la importancia de  mirar el estrés como el encendido de una luz roja que no dice:

 

PELIGRO, usted esta abonando el terreno para las enfermedades, deténgase y vuelva al AQUÍ Y AHORA.

No obstante, la idea no es angustiarse por el estrés, la intención es que usted decida disminuir cada vez más la presencia de esta amenaza en su vida.

¿SABES CÓMO  TE ESTRESAS?

Como vimos antes nos estresamos cuando nos estamos sintiendo amenazados y en peligro.   ¿Has estado estresado últimamente?

¿Sientes estrés en este momento?

¿Qué amenaza tienes frente a usted?

¿Qué peligro te acecha?

¿Ocurrió lo que imaginaste?

¿Te sirvió de algo estar estresado?

Podemos afirmar que un elevado porcentaje de las veces que nos sentimos amenazados, la amenaza no está ahí frente a nosotros, la estamos imaginando, está en nuestra mente. La alteración fisiológica propia del estrés, la producimos con nuestra imaginación  y aunque en ocasiones ocurre lo que fantaseamos, es mucho mayor el número de veces que eso no sucede.Cuando estamos estresados lo que estamos experimentando es miedo. Y el miedo surge  porque no estamos en el aquí y el ahora, estamos proyectándonos al futuro, imaginando algo que puede ocurrir más adelante, que no está sucediendo en este momento.

 

En síntesis, nos estresamos con nuestros pensamientos, con nuestra imaginación, por no estar en contacto con el momento presente.

¿CÓMO EVITAR EL ESTRÉS?

Para  manejar el estrés, es preciso comenzar por estar en el aquí y el ahora, nos ayuda mantener un continuo contacto nuestro cuerpo y con lo que estamos sintiendo en cada momento.

Manejar el estrés implica estar alerta y tomar conciencia cuando surja y regresar al momento presente. Contactar lo que sentimos en nuestro cuerpo y con nuestra respiración. También  ayuda preguntarse ¿qué es lo que realmente está ocurriendo en este momento y describir los hechos concreto, quitando todo lo que agrega la imaginación.

Pongamos un ejemplo usted tiene una presentación en su trabajo y estámuy ansioso. ¿Qué lo angustia?  lo que usted imagina que va a ocurrir: no lo voy  a hacer bien, no voy  a explicarme con claridad, no voy  a saber responder, a su jefe no gustará, no cubriré las expectativas del cliente,  y así sucesivamente.   ¿Qué hacer en este caso? Sienta las sensaciones que producen estos  pensamientos en su cuerpo, sólo mírelas sin juzgarlas, haga contacto con su respiración y manténgase en el aquí en el ahora tanto como le sea posible. También ayuda  pregúntese. ¿Cuál es el hecho? y describirlo sin agregarle juicios de ningún tipo:  El próximo lunes, a las 10:00 AM  tengo una presentación, en ….Concéntrese por completo en lo que está haciendo en el momento presente. No permita que las interpretaciones y su imaginación construyan un futuro aterrador.

La próxima vez que comience a elaborar toda una película ante un hecho que esta ocurriendo, simplemente pregúntese ¿Cuál es el hecho? y quite el drama imaginario.

Otro aspecto importante es no sobre estimar lo que podemos hacer en un tiempo determinado y reservar en nuestra agenda espacio para estar relajado y realizar actividades que ayuden a liberar tensión, tales como actividades deportivas, yoga, tai-chi, artes marciales, bailes, meditaciones, paseos al aire libre, ciclismo, caminatas, masajes, biodanza, en fin la lista es larga, lo importante es que sea alguna actividad que usted disfrute, que pueda comprometerse a realizar y mantener este compromiso en el tiempo. Déle importancia al tiempo que usted dedica a ellas, no las deje, al final de la lista. Usted con el tiempo verá como esto se revierte positivamente en todo los aspectos de su Vida.

Maytte x2: ( Solucionar los conflictos; Claves para resolverlos del mejor modo)

Solucionar los conflictos

Cuando conozco las historias de las personas que me escriben o me llaman, siempre me pregunto: ¿Por qué seguimos atrapados en situaciones o en relaciones que nos hacen sufrir, a pesar de que, en la mayoría de los casos, sabemos que tenemos que tomar una decisión valiente para salir de ahí y comenzar a vivir de una mejor manera?

Cada vez que nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones van en direcciones contrarias a lo que verdaderamente queremos y sentimos, se produce un nudo dentro de nosotros que hace que la energía creadora pare de fluir; ésta se queda estancada dentro de nosotros, lo que produce un efecto negativo instantáneo que, con el tiempo, va creando situaciones difíciles y enredadas que después tenemos que vivir.

La mayor resistencia está en nuestros pensamientos, pues dependiendo de lo positivos o negativos que éstos sean, interpretaremos y afrontaremos las situaciones que se nos presenten cada día.

¿Por qué le permitimos a la mente que nos lleve a pensar en el pasado reviviendo una y otra vez los momentos y las situaciones difíciles que aun no hemos podido superar; resaltando los detalles y las cosas que pudimos haber hecho para evitar que sucedieran? No podemos cambiar lo que ocurrió y aun así nos quedamos recordando a las personas que nos hicieron daño, obligándonos a mantener abiertas las heridas afectivas que nos causaron.

¿Hasta cuándo vamos a revivir esos malos recuerdos que sólo nos afectan a nosotros mismos? No vale la pena guardar, mucho menos postergar el momento en el que afrontaremos la situación y diremos la verdad de lo que pensamos o sentimos.

Lo que creemos acerca de una situación o de una persona es lo que nos hace más o menos felices.

Las personas que evaden enfrentar su realidad terminan atentando contra sí mismas en el medio de su desesperación, al tomar acciones o decisiones equivocadas que las llevan a perder su bienestar, dignidad, derecho a la vida y a la felicidad. ¡Para tener una vida plena tenemos que ser valientes!

La vida es un viaje corto, lleno de aventuras, momentos inesperados y lecciones por aprender. Somos nosotros quienes calificamos cada experiencia de forma positiva o negativa. Recordemos que Dios siempre está de nuestro lado, aun cuando enfrentemos situaciones difíciles que no esperábamos. Muchas veces sólo nos hace falta cambiar nuestra actitud, ganar confianza, creer que merecemos algo mejor, tomar una decisión, para romper los muros mentales que nos tienen atrapados. Busca a Dios y siente su presencia, pídele que te acompañe, pues la vida es demasiado bella para vivirla solo.

Claves para resolverlos del mejor modo

1. Suelta el pasado

No puedes seguir recordando el pasado negativo. Vamos, es tiempo de pasar la página, de tomar lo mejor de todo lo que viviste y de mirar hacia el presente con una actitud mucho más positiva. No permitas que el pasado se interponga entre tú y la felicidad.

2. Perdona

Es determinante tener claras nuestras metas para que podamos enfocar y dirigir nuestro esfuerzo a conseguirlas. Cuando sabemos exactamente lo que queremos, podemos comenzar a visualizarlo y a imaginarnos cómo será cuando lo tengamos.

3. Llénate de valor

No permitas que el temor sea la emoción que te impulse a tomar decisiones equivocadas.

Fortalece la confianza en ti mismo y la fe en Dios, de manera que puedas vencer o superar cualquier situación difícil o inesperada a la que te enfrentes.

4. Toma decisiones

Siempre tienes la alternativa de tomar la decisión de terminar con la relación o la situación que te molesta, pero recuerda hacerlo después de que hallas intentado superar la dificultad inicial. Busca ayuda de un orientador que te de la guía y las herramientas que necesitas.

5. Serena tus emociones

Aprende a aquietar tus emociones y a no dejarte atrapar por ninguna de ellas. Hacer un poco de ejercicio, contarle a una persona de tu confianza lo que te pasa, realizar alguna actividad creativa, pasar tiempo al aire libre son herramientas que pueden ayudarte a recuperar tu balance.

6. Asume el control de tu vida

Deja de buscar culpables y evita sentirte víctima de los demás; ya no te quejes ni te lamentes más. Si quieres renovar tu vida, necesitas cambiar algunas creencias, tener pensamientos más optimistas, mejorar tu actitud, vencer tus temores y ajustar tu comportamiento para que sea el reflejo de tus valores.

7. Ponte una meta

Piensa en una meta que desees alcanzar a corto plazo y concentra tu atención en el proceso para conseguirla. Así recuperarás la motivación y el entusiasmo que te permitan recuperar la serenidad y la estabilidad.

8. Vuelve a comenzar

No importa qué tan difíciles hayan sido los últimos meses, semanas o días, ten presente que todo pasa y que siempre puedes volver a comenzar, con más fuerza, entusiasmo, valor y determinación. Que lo vivido te deje la experiencia y la madurez que te permitan hacer mejores elecciones, corregir los errores y asumir el control y la responsabilidad de tu vida.

La vida es una escuela y cada situación representa una oportunidad para reflexionar, aprender, crecer y madurar sin importar la edad que tengamos. Ábrete para que puedas tener una experiencia más plena y satisfactoria.


Escrito por: Maytte Sepulveda. 
Copyright © 2011 .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Equipo CHM: ¿Cómo es Dios para ti? (Teresa León)

“Dios es el soplo vital que como un fuego suavísimo e inextinguible anima todo cuanto vive sobre el planeta”.

“Dios es el conjunto unificado de todas las inteligencias llegadas a la Suprema perfección del Nirvana”.

“Dios es la Luz Increada y Eterna, que pone en vibración todo cuanto existe”.

“Dios es el consorcio formidable y eterno del Amor y de la Sabiduría de donde mana todo poder, toda fuerza, toda claridad y toda vida”.

“Dios es el Poder Creador Universal, y como el Universo es su dominio y su obra, es Autor de las estupendas leyes que lo gobiernan y que los hombres no acertamos a comprender”.

Me encantaron estas palabras que leí en el libro que les cité en el post anterior (Arpas Eternas, de Josefa Rosalía Luque Alvarez). Quise compartirlas con ustedes e invitarlos a la reflexión sobre el concepto que tenemos de Dios.

¿Qué es Dios para ti? Muchos dirá que es el Padre Celestial, el Padre-Madre, el Creador, la luz suprema, el amor más puro, la unión de todas las inteligencias y el poder supremo…

Pero, también salen del fondo de la mente y sobre todo del fondo del corazón – cuando hay dolor, miedo y angustia- palabras como: “Dios no hizo a alguien para mí, Dios me está castigando, Dios me quitó lo que yo más quería, siempre he tenido que luchar contra la voluntad de Dios, esto se debe a la ira de Dios, etc.

Estas palabras dejan ver que a veces las personas tienen un concepto de Dios que no las ayuda. Piensan en el creador como si fuera un ser con características humanas, capaz de sentir ira y deseos de castigar…

Tener un concepto de Dios sin duda es difícil, ya que es como si fuéramos hormiguitas queriendo abarcar con nuestra mente la inmensidad del Cosmos. Pero sí podemos tener ciertos destellos, y para mí, lo lógico es pensar que el creador es mucho, mucho, mucho más que un ser queriendo ver a sus hijos arrastrándose de dolor para decidir si les dará lo que necesitan.

Las ideas que tengamos de Dios van a influir mucho en la manera como veamos la vida y nos veamos a nosotros mismos. Si creemos que Dios es vengativo, iracundo o como un padre que abandona… así será para nosotros, porque estamos creando nuestra realidad con nuestras creencias profundas, nuestros temores y convicciones.

Nos conviene revisar el concepto que tenemos de Dios e ir desmontando esas creencias y conceptos que no nos ayudan.

Son esas ideas de un dios vengativo, o distante y que abandona, las que pueden hacer pensar a las personas que tienen que hacer sacrificios y penitencias para “agradar” al creador y recibir su ayuda. Pueden pensar que están luchando contra una fuerza suprema para lograr sus sueños y sus metas.

Confiar

Como han dicho muchos, este planeta es una escuela y parece que una de las principales lecciones es confiar. Confiar en uno mismo, confiar en Dios, confiar en que estamos pasando por alguna situación para aprender a ser mejores, para avanzar en nuestra evolución. Confiar, tener fe.

¿A quién te acercarías más con confianza, a quien le tendrías más fe? ¿A un padre distante, iracundo y vengativo, o a la inteligencia, amor y luz que da vida a todo lo que existe?

Generalmente, cuando comenzamos un nuevo año, planificamos nuestras metas para los próximos meses. Te invito a nadar muy dentro de ti, y preguntarte:

¿Creo que tengo que luchar contra el universo-Dios para lograr mi objetivo? O Ccreo que Dios me apoya y ayuda en esto?

¿Creo que me puedo conectar a la inteligencia divina y tomar las decisiones y acciones correctas?

¿Creo que como hijo de Dios-Amor merezco esta felicidad que sueño?

Si crees que Dios “está demasiado ocupado para ocuparse de ti y de tus metas”… te recuerdo que te asignó por lo menos un ángel sólo para ti… y hay varios “agentes intermediarios” a quien pedirle ayuda celestial. Pide… busca… encuentra una idea de un Dios cercano… muy cercano… muy dentro de ti.

Escrito por: Teresa León. Copyright © 2011 Teresa León & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Consejos Para ser Feliz

Escuche la sabiduría de su cuerpo que se expresa mediante senales de comodidad y de incomodidad. Cuando esté escogiendo un comportamiento, consúlteselo a su cuerpo: “Cómo se siente al respecto?”. Si el cuerpo le manda señales de dolor físico o emocional, cuídese’; si el cuerpo responde con alegría y bienestar, sígalo’

Viva el momento. El presente es el único momento que tiene. Dirija su atención a aquello que ES y contemple su plenitud momento tras momento. Tenga la aceptación, psicológica total y completa que el momento presente es tal como debe ser. Cómo podría ser de otra forma?. Este momento es como es porque el universo es como es. No luche contra el universo.

Tómese tiempo para estar en silencio, para callar el diálogo interno, para dejarse guiar por su intuición, en vez de dejarse guiar por interpretaciones externas impuestas de lo que es o no es bueno.

Abandone su necesidad de ser aprobado. Con esa elección se obtiene una gran libertad.

Cuando se sorprenda reaccionando con furia o violencia contra alguna persona, situación o circunstancia, reconozca que está luchando contra usted mismo. No sean tan duro con usted mismo.

Percátese de que aquellos hacia los que reacciona tan poderosamente, con amor o con odio, son reflejo de usted mismo. Use el espejo de sus relaciones para guiar su evoluciónespiritual.

Deshágase del peso del juicio, se sentirá mucho más ligero.

No contamine su cuerpo con toxinas en la comida, la bebida o toxinas emocionales.

Reemplace el comportamiento motivado por el miedo por el comportamiento motivado por el amor.

Comprenda que el mundo físico es el espejo de nuestra propia conciencia. Limpiar el medio ambiente y deshacerse de desperdicios tóxicos y basura que contaminan nuestras tierras, ríos y océanos esmeritorio pero es aún más importante vaciar la mente humana de las ideas tóxicasque la contaminan.

Ser Vegetariano: ¿Mucha Carne o pocos Vegetales? Relato de Flavio Bastos Amiel

Al cabo de 1 año como vegetariano solo pude llegar a una interrogante: “¿necesitamos menos carne o más vegetales?”

Cuando decidí ser vegetariano asumí que era una etapa, temporal o no, en la cual debía aprender lo más posible de este tipo de vida para beneficiarme lo más posible. Y aprendí algunas cosas, que hoy decido compartir con vegetarianos y no vegetarianos. Sé que es un tema polémico y por eso quiero decir que yo no soy una autoridad o un experto en la materia, y sólo estoy poniendo en perspectiva mi opinión al respecto.

Como otros experimentos que he hecho, comenzó de golpe. Aunque ya tenía algún tiempo considerándolo, el impulso final me lo dió un documental bastante cruento sobre la realidad del maltrato animal. Pero las razones no fueron sólo éticas, también hubo una razón de bienestar: no tengo vesícula y a mi cuerpo le cuesta un poco más digerir las carnes. Quería usar el vegetarianismo para sentirme mejor.

gallo_omnivoroConsulté a un par de amigos vegetarianos qué debía saber, y sus consejos se resumieron básicamente a “desaprender” la clásica estructura de carne, carbohidratos y ensalada-o-vegetales para cada plato.

No me fue difícil hacer la transición. No extrañé en ningún momento “comerme un pedazo de carne”. De hecho, descubrí que el sabor de la carne no era algo que me gustara demasiado. Empecé a recordar cómo mis amigos babeaban cada vez que había una parrillada, y a mi simplemente me daba igual. Comía por razones culturales, no por gusto.

La industria vs la industria

Al principio no me preocupé por nada, pero seguí informándome y leyendo y solo pude llegar a una conclusión: hay una fuerte inversión por las dos industrias para proteger sus productos.

La industria de la carne, que es sin duda de las más grandes del mundo, ignora constantemente los beneficios de una dieta baja en carnes, no solo en el sentido individual, sino en el sentido ético global de nuestros días. Ignorar, por ejemplo,  que para hacer 1 kilo de carne se usan los recursos con los que se podría alimentar a una familia grande durante más de un mes, es algo por decir lo menos, inhumano.

No darle crédito a los cientos de estudios que hay sobre la relación directa que existe entre las enfermedades vasculares en la vida adulta, o los problemas hormonales que presentan los adolescentes debido al alto grado de medicamentos a los que se ven sometidos los animales que comemos; o la exageración con el tema de la leche y los problemas con el calcio: consumimos mucha más leche de la que necesitamos.

Por otro lado la industria que se beneficia del vegetarianismo, tampoco advierte de los problemas de salud a los que puede conllevar una dieta vegetariana. Las deficiencias como vegetarianos también pueden ser grandes, especialmente si hablamos del grupo de la Vitamina B. Pero muy pocos vegetarianos hablan sobre los potenciales problemas a largo plazo de una dieta 100% vegetariana. En mi caso tuve deficiencia de globulina (un grupo de proteínas insolubles), a pesar de estar consumiendo (después de varios meses de investigación) varios suplementos para evitar cualquier problema nutricional.

Otro ejemplo, muchas personas adjudican que los hombres que tienen dietas vegetarianas tienden a desarrollar “mamas” (casos muy raros debo acotar). Lo que puede pasar es que el alto consumo de estrógenos en la soya y la poca generación de testosterona (cero carne) conlleve a este tipo de casos raros. Pero cosas parecidas pasan también con los omnívoros, al consumir hormonas a través de la carne.

Más vegetales, menos carne

Durante mi experimento llegué a varias conclusiones, la más importante fue que es vital aumentar el consumo de vegetales, leguminosas, frutas y demás.  Además aprendí diferentes y fáciles recetas vegetarianas. Creo que ahora como más sano, a pesar de que en estos momentos consumo carne.

vegetalesDe hecho, está mal pensar que los vegetarianos son más sanos por el simple hecho de serlos: muchos vegetarianos “poco educados” en la cocina pueden comenzar a engordar por el simple hecho de resolver todo con carbohidratos. Cuando probablemente los carbohidratos en exceso sean mucho peores que la misma carne.

Otra de las reflexiones es que, los vegetarianos que abogan por convertir a todas las personas casi religiosamente a su estilo de vida -bastante improbable-, tendrían más éxito en la disminución del consumo de carne inspirando a cosas más factibles como los “lunes sin carne” -mucho más probable-.

Los omnívoros por otro lado, sin duda necesitan incrementar la ingesta de frutas y vegetales en su dieta. Las deficiencias en estos casos también son abismales. La recomendación es ampliar la base de elementos que usan para cocinar, usar más granos, más vegetales y cortar la dependencia de las carnes: no se necesitan en cada comida. Si sustituyes un bisteck por un plato de frijoles, tofu, tempeh, etc.  tendrás suficientes proteínas para reemplazar ese plato. De hecho, puedes convertir fácilmente la mitad o más de tu dieta a algo vegetariano sin ningún problema.

Por otro lado,  para los que quieren asumir el reto de una dieta vegetariana les recomiendo tener un control de sus niveles sanguíneos, especialmente aquellos elementos relativos a la carga proteíca y las deficiencias vitamínicas.

Con ambas dietas se pueden presentar problemas a la salud. Les animo a lograr una dieta lo más equilibrada posible. Y si están pensando hacer la transición a una dieta vegetariana consultar con un profesional, especialmente si se tienen algunas condiciones físicas particulares (diabetes, osteosporosis, tendencias depresivas, bajo apetito sexual, etc.)

Escrito por: Flavio Bastos Amiel. Copyright © 2011-2012 Flavio Bastos Amiel.  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados

Estrés: cómo afrontar mejor los retos de la vida

¿Qué causa el estrés?

Las sensaciones de estrés son ocasionadas por el instinto que el cuerpo tiene de defenderse a sí mismo. Este instinto es bueno en emergencias, como salirse del camino si viene un carro a alta velocidad. Pero el estrés puede causar síntomas físicos si continúa por mucho tiempo, por ejemplo, en respuesta a los retos de la vida diaria y a los cambios. Ante esta situación, es como si su cuerpo se preparara para saltar del automóvil pero usted aún esta ahí. Su cuerpo está trabajando más de lo necesario sin tener ningún lugar donde poner toda esa energía adicional. Esto puede hacerlo sentir ansioso, temeroso, preocupado y tenso.

¿Qué cambios pueden causarle estrés?

Cualquier tipo de cambio puede hacerlo sentir estresado así sea un cambio bueno. No es solamente el cambio o el suceso en sí, pero también la forma como usted reacciona ante éste, lo que importa. Lo que es estresante es diferente para cada persona. Por ejemplo, una persona puede sentirse estresada al jubilarse, a diferencia de otras. Entre otras situaciones estresantes, se encuentran un despido laboral, cuando su hijo o hija se marcha de la casa o regresa a ella, la muerte de un cónyuge, el divorcio o el matrimonio, una enfermedad, una lesión, una promoción en el trabajo, problemas de dinero, una mudanza o el nacimiento de un hijo.

¿Puede el estrés causarme problemas de salud?

Sí e, incluso, puede empeorarlos. Hable con su médico de la familia si usted piensa que algunos de sus síntomas son por causa del estrés. Es importante cerciorarse de que sus síntomas no son causados por otros problemas de salud.

Señas posibles de estrés

  • Ansiedad
  • Dolor de espalda
  • Estreñimiento o diarrea
  • Depresión
  • Fatiga
  • Dolores de cabeza
  • Presión arterial (sanguínea) elevada
  • Dificultad para conciliar el sueño o insomnio
  • Problemas en sus relaciones con los demás
  • Sensación de “falta de aire”
  • Rigidez en el cuello o en la mandíbula
  • Malestar estomacal
  • Subir o bajar de peso

¿Qué puedo hacer para disminuir mi estrés?

El primer paso es aprender a reconocer cuando usted se está sintiendo estresado. Las primeras señas de estrés incluyen tensar los hombros y el cuello, o cerrar las manos en forma de puño. El siguiente paso consiste en escoger un método para manejar el estrés. Una forma es evitar el evento o la cosa que le produce el estrés; pero con frecuencia esto no es posible. Una segunda alternativa es cambiar la forma como usted reacciona ante el estrés. Por lo general, esta es la mejor opción.

Consejos para manejar el estrés

  • No se preocupe por las cosas que usted no puede controlar, tales como el clima.
  • Resuelva los pequeños problemas. De este modo, puede adquirir una sensación de control.
  • Prepárese lo mejor que pueda para sucesos que usted sabe que pueden ocasionarle estrés, como una entrevista de trabajo.
  • Trate de ver los cambios como un reto positivo, no como una amenaza.
  • Trate de resolver los conflictos con las demás personas.
  • Hable con un amigo en el cual usted confía, con un familiar o con un asesor psicológico.
  • Fíjese metas realistas tanto en la casa como en el trabajo. Evite el exceso de planes.
  • Haga ejercicio de manera regular.
  • Coma comidas bien balanceadas en forma regular y duerma lo suficiente.
  • Medite.
  • Participe en algo que no le produzca estrés, tal como en deportes, eventos sociales o aficiones.

¿Por qué el ejercicio resulta útil?

El ejercicio es una buena forma de tratar el estrés, pues es una forma saludable de aliviar la energía y la tensión reprimida. Nos consta que el ejercicio libera sustancias químicas en el cerebro que lo hacen sentir bien. Además, le ayuda a ponerse en mejor condición física, lo cual lo hace sentirse mejor en general.

Pasos para la respiración profunda

  • Acuéstese sobre una superficie plana.
  • Coloque una mano sobre el estómago, inmediatamente por encima del ombligo. Coloque la otra mano sobre el pecho.
  • Llene los pulmones de aire despacio y trate de levantar un poco el estómago.
  • Mantenga la respiración por un segundo.
  • Exhale lentamente y deje que el estómago regrese a la posición baja.

¿Qué es la meditación?

La meditación es una forma de pensamiento guiado. Puede tomar muchas formas. Usted puede implementarla con algún ejercicio en que se repiten los mismos movimientos una y otra vez, como caminar o nadar. Usted puede meditar practicando las técnicas de relajación, haciendo ejercicios de estiramiento o respirando profundamente. El entrenamiento para relajarse es fácil. Empiece con un músculo. Manténgalo tenso por unos cuantos segundos y luego relájelo. Repita este paso con cada uno de los músculos empezando por los dedos de los pies, siguiendo por los pies y subiendo por las distintas partes del cuerpo, un grupo muscular por vez. El estiramiento también sirve para aliviar la tensión. Déle vuelta a su cabeza haciendo un círculo suave. Levante los brazos tratando de alcanzar el techo y dóblese de lado a lado lentamente. Haga movimientos circulares con los hombros. La respiración relajada y profunda por sí misma puede ayudar a aliviar el estrés (ver el cuadro a la derecha). De este modo, puede obtener bastante oxígeno y activar la respuesta a la relajación, el antídoto del cuerpo para el estrés. Si desea recibir más ayuda para el tratamiento de los síntomas del estrés, pídale consejos a su médico de familia.

Copyright © 2011-2012 . Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

10 Reflexiones para aplicar en cada etapa de nuestra vida…

La vida solo son momentos algunos buenos otros no tanto, lo importante es saber vivir esos momentos y darles nuestra mejor cara, hay que aprender de cada perdida, de cada triunfo pero sobre todo hay que saber levantarnos y acompañar esa experiencia de  reflexiones cortas que serán el recuerdo de aquel momento.

 

Por eso te presentamos las 10 mejores reflexiones cortas para cada momento de tu vida.

 

1. Reflexiones cortas de oportunidad. ”La oportunidad no se presenta en la rutina diaria, ni a quienes ven la vida de color gris, es como una franca sonrisa en un rostro desconocido”- Anónimo.

 

2. Reflexiones cortas de optimismo.” Una persona optimista al enfrentar un problema sabe separar la parte que lo beneficia dejando de lado aquella que lo perjudica”- Anónimo.

 

3. Reflexiones cortas de destino. “Nuestro destino no es donde estamos ahora, si no donde estaremos mañana después de haber vivido el ahora…”- CanciónXti.

 

4. Reflexiones cortas de belleza. “La vida del ser humano es como la hierba del campo que florece por las mañana mas cuando llega la tarde su belleza se marchita y todo se desaparece”- Zantiago.

 

5. Reflexiones cortas de perdón. “El día que tu aprendas a perdonar tus propios errores, podrás perdonar a quien más te ha herido, y comprenderás que tal vez más daño hiciste tú y ese alguien aún no te ha perdonado”- Anónimo.

 

6.Reflexiones cortas de carácter. “El carácter no se desarrolla en la serenidad y la tranquilidad. Solo a través de experiencias de sufrimientos podemos fortalecer el alma, aclarar nuestra visión, obtener inspiración para nuestras ambiciones y alcanzar el éxito”-Anónimo.

 

7.Reflexiones cortas de amor. “Los hombres más capaces de pensar sobre el amor son los que menos lo han vivido; y los que lo han vivido suelen ser incapaces de meditar sobre él”- José Ortega Y Gasset.

 

8. Reflexiones cortas de cambio. “Para cambiar tu vida por fuera debes cambiar tú por dentro. En el momento en que te dispones a cambiar, es asombroso cómo el universo comienza ayudarte, y te trae lo que necesitas”- Louise Hay.

 

9. Reflexiones cortas de recuerdos. “¿Por qué aguardas con impaciencia las cosas? Si son inútiles para tu vida, inútil es también aguardarlas. Si son necesarias, ellas vendrán y vendrán a tiempo” -Amado Nervo.

 

10. Reflexiones cortas de inicio.  “Siempre hay un mañana y la vida nos da otra oportunidad para hacer las cosas bien, pero por si me equivoco y hoy es todo lo que nos queda, me gustaría decirte cuanto te quiero, que nunca te olvidaré”-Gabriel García Márquez.