• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.493 seguidores

  • Archivos

  • Anuncios

Diario de un amor: Día 12/13

Dia 12

Volvi a escribir después de una pausa mas hoy volvere a casa de mis amigos en la ciudad. Esto se volvio algo constante las visitas a la casa de los Luganovich. Se acostumbraron a mí y yo me acostumbré a ellos. Por lo común iba a verlos sin anunciárselo, como si fuera miembro de la familia. Hoy después de tanto tiempo en cuanto llegue me preguntaron si me pasaba algo o estaba enfermo y porque me habia tardado tanto en volver. Su  mirada, la mano fina y elegante que me alargaba, su vestido casero, su peinado, su voz, sus pasos, todo producía siempre en mí la misma impresión de algo nuevo y extraordinario, de algo muy significativo en mi vida. Hablábamos largo rato y largo rato callábamos, cada uno pensando sus propios pensamientos; o bien ella se sentaba a tocar el piano para mí. Hay salio  otro poema en si una carta que me hubiese encantado cantar a la melodía de ese piano,

Dia 13

Ella no esta en casa así que entre un diván y otro, comencé a jugar con la niña que era tan bella como ella. En cuanto llego de las compras Salí a recibirla y no se que era mas grande mi amor por ella o ese cariño que tenia a su familia que me hacia recoger todas las compras que había hecho y cargarlas con tanto amor, con tanta solemnidad como si fuera un muchacho que trabajaba allí.

Anuncios

Diario de un amor: Día 10/11

Después de un tiempo…

Día 10

Y así día tras día… Ya llego el otoño que bien es mi estación favorita que verano tan largo los días sin escribir significaron huellas sin dueños en la arena algo movediza de este diario. Voy a la ciudad después de tantas semanas sin ir, me llego una invitación a una obra de teatro con fines benéficos y no se que me pareció mas curioso si la obra que presentarían o el hecho de que mi subconsciente sabia que ella estaría allí. En el entreacto pase a el acto del gobernador y de inmediato fije la mirada en esos ojos hermosos y todo fue algo bastante mágico, de nuevo tuve la misma impresión, irresistible y sorprendente, de belleza y la misma sensación de proximidad. Me senté junto a ella y luego salimos al vestíbulo.

Comenzamos a hablar un poco y entre una cosa y miles de otras me dijo como en un tono de picardía que había adelgazado un poco y continuo diciendo que estaba un poco cambiado y comentarios que no quise escuchar porque ella era todo lo que quería ver en ese momento así que solo solté una carcajada y sonreí sentí su mirada mas vivaz que nunca era un espectáculo.

Continué saludando a los presentes solo por compromisos y me retire al hotel donde entre vino y pensamientos me ahogue en un mar de sentimentalismo irremediable  y solo me queda esperar para mañana.

Dia 11

El día comienza ligero hoy solo tengo un compromiso a mitad de dia para ser exacto un almuerzo al que fui invitado, hay mas hojas en el viento el amarillo de los árboles contrasta con mis ojos marrones, después de una ducha algo rápida me dirigiré a la casa de los Luganovich, después de un almuerzo de los mas deliciosos que he comido en meses me dirigí con ellos a su casa de verano, que bella es esa casa el ambiente y la familia es algo maravilloso, volví a la ciudad, y a medianoche estuvimos bebiendo té en un ambiente de hogareña tranquilidad, ante el fuego de la chimenea y mientras la joven madre iba con frecuencia a ver si dormía su hija.

Diario de un amor: Día 8/9

Día 8

No he pensado en ella solo la siento como la gota invisible del invierno en una hoja. uno sabe que esta allí pero a simple vista no se puede distinguir, el calor es algo bastante molesto pero como adoro mojarme y correr por toda la casa perseguido por los gritos de los criados diciéndome que no moje el piso pues es de madera y termina siendo cruelmente devorado por la humedad.

Día 9

Me desperté con una pequeña brisa de esas pocas que pasas por aquí en las montañas me dispuse a bajar y a recrearme viendo por la ventana con un poco de café pero no fue solo uno pasaron varios y cuando me di cuenta ya me había tomado 7 tazas y no había dejado para nadie. Debe ser esta sed de amor la que hace que el café reconforte mi corazón y le de una visión mas clara de lo que en verdad es el amor. Salio algo poetizo de los matorrales sentado en un pequeño banco de los que le gusta poner a papá en las escaleras y no se que fue lo que produjo esto que a mi parecer salio algo que en verdad respeta todos los parámetros románticos que he vivido hasta ahora, Soy frágil, lo sé, pero tú me amas. Me acerco a ti sin más ornamento que un corazón diligente, presto a amar.

Querido Amor: Llevo muchos años en tu senda, un camino complejo, difícil de transitar, pero he de admitir que en esta larga travesía he vivido experiencias extraordinarias, nuevas, sorprendentes. Los recuerdos de mi infancia empiezan a tener color cuando tú entras a formar parte esencial de mi vida.
Tú llegaste hasta mí para regalarme vida, no una vida cualquiera, una vida sobreabundante.

Hoy hablo desde esa sobreabundancia y puedo constatar que contigo todo es diferente, no hay nadie como tú, nadie capaz de sanar heridas.
Limas mis asperezas, amansas mis iras, potencias mis dones, acaricias mi desdicha.

Eres esa amiga perfecta a la que recurro a diario y junto a la cual me siento especialmente querido

Hoy no escribo de ti, te escribo a ti, sabiendo que mis palabras poseen alas y pueden volar lejos. Quiero decirte cuanto te amo, por lo haces conmigo, por lo que haces que yo sea.

Gracias por enseñarme lecciones de amor, por lograr que cada día sea una aventura digna de ser vivida. Por proteger cada uno de mis pasos consiguiendo que mi camino no sea tan temerario.

Gracias por los problemas, por la enfermedad, por el desánimo que a veces se cuela en mi corazón, pues en los momentos difíciles tú te muestras con más notoriedad, apareces en el escenario de mi vida y logras hacer que todo cuanto me acomete con el fin de hacerme daño desaparezca con una sola palabra tuya.

Saboreo con el paladar del alma todo lo que aún me espera, las promesas que por fe he de alcanzar, no tengo miedo porque tú estás conmigo .Extiendo mi mirada más allá de este presente, y te observo en mi vida, me siento dichoso por tenerte como consejera y como guía.
Gracias por ser, la única y verdadera.

Nadie como tú sabe de mí, nadie llena lo que tú.

Diario de un amor: Día 6/7

Día 6

Primer día de verano me dispongo a salir al campo a trabajar mi ultimo día laboral  lo que quede de verano dejare de escribir ya que creo que mi vida esta algo aburrida y no vale la pena escribir cosas sin sentido solo me dedicare a escribir poemas y notas pegajosas para no aburrirme e incluso tener la excusa de no salir muy seguido.

Día 7

Me desperté escribiendo creo que es una clara manera de manifestar lo que siento por aquella dama esposa de mi amigo es que hasta su nombre me produce sentimientos ten hermosos que de mi corazón salio esto,

Echo de menos soñar.
Contigo no lo nesecito , ya que eres un sueño hecho realidad.
Me conformo con encontrarte alguna noche en esa cuesta. Sonriéndome.
O simplemente con verte cada día ahí, sentado, observando cada típico gesto tuyo…
Cruzas el pie por aquí, ahora te pasas los dedos por el pelo, poniéndolo de punta. Te veo de perfil, sonríes y te giras para mirarme.
Y yo siento como mi mundo estalla de felicidad. Sólo pido algo, amar. No quiero que nunca se acabe esto. Nunca. Es demasiado perfecto para que sea eterno, pero quizás después de esto llegue el momento de ser aún más feliz. Teniéndote conmigo.
Pudiendo abrazarte y besarte siempre que quisiera, sin que los murmullos de la gente hagan que sonroje. Que tan sólo sean tus palabras las que hagan que mis mejillas se ruboricen.
Que tus brazos rodeen mi cintura sin reparo, sin miedo.
Dame una razón para que cambie, si de verdad lo quieres…
Sé que me necesitas tanto como yo a ti, y ¿sabes? estaré aquí siempre que me necesites, hasta que me pidas que me marche.

Aun pienso en ella es como el recuerdo vivo de todo el verano y espero que siga siéndolo por mucho tiempo mas, debo confesar que nunca creí en el amor a primera vista.

Diario de un amor: Día 4/5

Día 4

Que buena noche este hotel es delicioso estoy algo aturdido con el sonido de los autos, la brisa primaveral, lo interesante de los cursos y lo incesante del tiempo ya hasta se acerca el verano mañana volveré al pueblo.

Día 5

Son las 6 de las mañana hoy me despertó el calor ya se siente el verano pero aun es primavera es ese tiempo que no esta ni entre el principio ni entre el final es solo un punto medio. Ya en camino al pueblo me traje un termo de café creo que así acompañare mas al chofer y no me fastidiare tanto como suelo hacerlo en estos largos trayectos. En la casa todo sigue igual nada a cambiado es como si el tiempo se hubiera parado ni el calor se siente aun pero todos dicen que la cosecha estará mínima pero que se podrá sacar provecho a lo que de, por lo visto será un verano largo pues si no me necesitan tanto en el campo trabajando no me bastaran los días para expresar este verano.


Diario de un amor: Día 3

Me desperté a retirarme a la ciudad el frió era algo insufrible no había nadie en la casa era como si todos se habían olvidado de mi, era tan diferente a la ciudad. El coche esperaba afuera no sabia si era mi prisa o el claxon lo que me estaba agobiando, llevamos mucho transcurrido el chofer no se quiere parar en ningún lado, pero solo estamos a 3 kilómetros de la llegada. Ya llegamos a la ciudad es algo tan mágico que con solo saludar se consiguen amigos, pero no debo olvidar mi misión ahora que es la de tomar parte en las sesiones del juzgado de paz y del tribunal del distrito. Luganovich me invito a comer algo bastante inesperado y extraño comparado con su actitud desde que nos

conocimos, me cambie de ropa y fui a su invitación. Mi mayor sorpresa fue el haber podido conocer a Anna

Alekseyevna su esposa una muy

joven señorita con un chiquillo de 6 meses, No entiendo lo estupefacto que me dej

o su persona esa personalidad tan maravillosa. pero yo estaba en la comida, todo ello me resultaba clarísimo: veía a una mujer joven, hermosa, bondadosa, inteligente, fascinante, una mujer como no había visto nunca antes. En ese momento tuve la sensación de que aquél era un ser muy allegado a mí y ya conocido, como si ya antes, largo tiempo atrás, en mi infancia, hubiese visto precisamente ese rostro, esos ojos inteligentes y atractivos en un álbum que ten

ía mi madre encima de la cómoda.

Yo mencione algo que no recuerdo ahora y ella muy gentil mente le decía a su marido con un leve movimiento de cabeza que si y que era muy extraño eso, yo siempre me paso de copas y ellos eso era lo que ellos se imaginaban que haría pero algo me decia que no debia hacerlo. Después de la comida tocaron el piano a cuatro manos; luego llegó el anochecer y yo me volví al hotel…

Diario de un amor: Día 2

La luz de la mañana siempre es mi despertador anoche tuve algo de frió, desvarié toda la noche, creo que me perdí entre la nubla de mis sueños que con mis recuerdos fueron dejando historias escuchadas de un joven de Sofino que era agricultor al igual que yo, ahora no me acuerdo su nombre que chico tan gentil, creo que era un escritor pues esa manera de hablar no era de alguien común. Hoy me toco ordenar mi cama y eso me da algo de pereza pero ya que cuando vivia en la ciudad tenia que hacerlo todos los días. Dejare por un rato de escribir creo que es hora de Desayunar. El aroma de chuletas se cola por la ventana.

Ya volví que delicioso estaba todo muchos pensarían que soy un hijito de papa pero no diariamente me dedico a plantar con los campesino, mi padre esta muy endeudado y la hipoteca no se paga sola. Además aun tenemos la ayuda de la ama de llaves y ella la tenemos que pagar. Hoy me toco segabar, que trabajo tan tedioso no creo que exista algo peor, entre la tierra y el agua se te llena todo el cuerpo pero lo bueno es que siempre hay un campesino que divierte y te hace pasar la tarde recordando todo eso de la mejor manera.

Hoy se pone aprueba de una vez mas lo difícil de trabajar físicamente en un campo e asistir a las casi obligatorias actividades sociales, diario me llegan miles de invitaciones pero siempre las aparto. Hoy me llego una que me pareció muy interesante creo que esta era una de las que te envían por que te quieran hay y no solo porque eres influyente.  Me retire a mi habitación una de las mas grandes, tome el almuerzo y después un poco de licor y el café de los criados de mi padre que es muy fuerte pero rara vez me da sueño. Mejor dejo de escribir mañana me tocara ir a la ciudad de nuevo iré a visitar a unos amigos y quizás saldré a uno que otro lugar en busca de un trago…