• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 4.511 seguidores más

  • Archivos

Maytte: En el amor todo se vale

El amor en la pareja es un ingrediente indispensable para que la convivencia sea armoniosa y duradera. Recordemos que somos dos personas diferentes, pero que gracias al amor que experimentamos y la afinidad que compartimos en diferentes aspectos, nos sentimos lo suficientemente atraídos como para iniciar una relación. Ignorar las diferencias que nos definen como individuos o mantener la expectativa de cambiar al otro pudiera ser el detonante de un conflicto que termine por separarnos si no sabemos cómo afrontarlo y resolverlo a tiempo.

Es importante aprender a expresar nuestro malestar cuando nos sentimos maltratados, ignorados o abusados, pues de lo contrario estos sentimientos se convertirán en un gran resentimiento, haciendo que tengamos la peor opinión del otro y que nos convirtamos en víctima de la situación sin darnos cuenta, sin darnos la oportunidad de enfrentarla con madurez y valor.

Las diferencias personales siempre van a estar allí, lo importante es que no sean más grandes que las similitudes y las finidades que compartimos, que no atenten contra nuestra dignidad o salud física y emocional, o que el malestar que inicialmente puedan causarnos no sea más grande que nuestro amor y deseo de crear acuerdos para hacer crecer el bienestar y la felicidad entre los dos. Muchas veces las diferencias se convierten en recursos que nos inspiran, enseñan y hacen sentir apoyados, acompaádos y queridos si sabemos reconocer su efecto positivo. En una relación de igual a igual, donde existe el respeto, la aceptación y la reciprocidad, las diferencias enriquecen la convivencia.

Claves para resolver las diferencias

Antepón siempre el amor. Pensar en lo que sentimos por el otro antes de reaccionar al dejarnos llevar por las emociones negativas nos ayudará a hablar y actuar de la mejor manera.

Expresa tu malestar directamente. Nunca tratemos de hacerle llegar el reclamo por intermedio de otro, o haciendo gestos que tenga que adivinar, pues las cosas en vez de arreglarse, tenderán a complicarse.

Busca el momento adecuado. Es importante elegir el mejor momento para expresar lo que sentimos y pensamos, cuidando siempre las palabras que vamos a usar.

Evitar hacer comparaciones. Estas predisponen a los demás, hacen que la persona se cierre y que no quiera oír nuestros comentarios.

Sáltate los preámbulos. A veces le damos tantas vueltas a lo que vamos a decir con frases como “espero que no te vayas a molestar pero…”, que en lugar de tranquilizar al otro hacen que se ponga a la defensiva.

No te excuses. Sentirse culpable o atemorizado después de expresar tu malestar o frustración le restará fuerza a tu reclamo y despertará dudas en la otra persona. Habla con objetividad y serenidad.

Haz tu reclamo sin emoción. No le pongas carga emocional a tus palabras. El miedo, la agresividad, la ironía, el sarcasmo o el desdén sólo contribuirán a complicar las cosas . La objetividad, la serenidad, la madurez y la paciencia serán tus mejores herramientas.

Expresa tu gratitud. Una vez hecho el reclamo no digas frases como “espero que esto no vuelva a repetirse”. Lo mejor es que si la persona está dispuesta a corregirlo, le digas a los ojos: “Gracias por escuhar mmis observaciones”. Haz una observación a la vez, de lo contrario corres peligro de desmoralizar al otro hasta el punto de que se sienta agredido y no haga nada.

Ten expectativas reales. Podemos pedirle a la pareja que no levante la voz, que no se muestre agresivo, pero no que esté de acuerdo en todo con nosotros. Podemos insistir que cambie su forma de expresarse, pero no pedirle que no lo haga cuando lo crea necesario.

Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: Buscar la serenidad

¿Te has sentido tenso y a punto de estallar? Es posible que tu alma esté pidiéndote a gritos hacer un alto en tu camino para reflexionar y tomar la decisión de liberarte de toda esa carga emocional que arrastras desde hace mucho tiempo.

Tu bienestar depende de ti, de la capacidad y el valor que tengas de hacer cuanto sea necesario para mantener la salud mental, física y emocional. Cuando te quedas con emociones negativas reprimidas y olvidas la necesidad de aprender a canalizarlas, te desgastas físicamente y terminas convirtiéndote en una olla de presión que, generalmente, estalla con las personas que no lo merecen, porque no tienen nada que ver con la causa de tu malestar. Necesitas recuperar el balance y la serenidad que te permitan reconocer y disfrutar de todos los regalos y las bendiciones que la vida te ofrece.

Es tiempo de recuperar la plenitud de tu vida, sin prejuicios, sin culpa, sin resentimiento o temores, causados por alguna experiencia en el pasado.

Vamos, toma la decisión de asumir la responsabilidad de tu vida y de aligerar el peso de tu equipaje para que puedas pasar la página, recuperar el ánimo y la confianza que te permitan tomar lo mejor de esa experiencia para crecer, madurar y sentirte mejor.

CLAVES PARA SERENAR TU COMPORTAMIENTO
1. Utiliza un calma-control
Ante cualquier situación que te irrite o moleste no respondas inmediatamente, cuenta hasta 50 si fuese necesario y respira profundamente… cálmate, contrólate y actúa con conciencia.

2. Asume el compromiso de cambiar
Solo tú puedes hacer algo concreto para dejar de reaccionar cuando te sientes afectado emocionalmente, para evitar repetir una y otra vez los mismos pensamientos, actitudes y comportamientos. Haz una lista de propósitos y asume el compromiso de cumplir cada uno de ellos.

3. Maneja la frustración
Si las cosas no salen como querías, “qué le vamos a hacer, otra vez será”. Practica el aceptar, soltar y seguir adelante.

4. Trabaja la aceptación
Acepta lo que no puedes cambiar, ajusta tu nivel de expectativa y suaviza tu experiencia.

5. Réstale importancia
Nada es tan importante como para hacerte perder la calma… Relativiza la situación, resaltando los elementos positivos que también tiene, de manera que te sea más fácil afrontarla.

6. Antepón el amor
Cuando resaltas el valor que una persona tiene para ti, te resulta posible serenar las emociones y bajar tu nivel de afectación para evitar responder o actuar con agresividad.

7. Evita la confrontación
Es preferible tomar la decisión de conversar en otro momento, cuando te sientas menos alterado, que agravar la situación con tus comentarios y actitudes.

8. Aprende a canalizar tus emociones
Saca de ti el mal humor. Practicar ejercicio, mantener el contacto con la naturaleza, escuchar música o conversar con un buen amigo puede ayudarte a manejar la agresividad, y si esta persiste, busca la orientación de un buen profesional.

Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.