• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.505 seguidores

  • Archivos

Salud: Si su niño no come bien

Sea positivo
Trate de hacer de las comidas una experiencia positiva y con menos estrés, tratando de ocultar su frustración y felicitándolo cuando lo hace bien.

“Disfrace” la comida
Mezcle las verduras con salsa de tomate, por ejemplo, sírvalas con pasta y las comerá sin siquiera darse cuenta.

Cocine con él
Participar en la preparación de los alimentos no solo es un aprendizaje, sino que puede estimular su apetito.

Haga la comida atractiva
Las pequeñas porciones son más atractivas. Mini hamburguesas, papitas pequeñas, zanahorias bebé, etcétera llaman su atención y se las comerá con más gusto.

Coma con él
Es probable que al comer en familia cambie su actitud y ver a los demás comiendo le anime a hacerlo también. Además, se quita la atención hacia el hecho de si está comiendo -o no- y ello alivia la tensión.

Recompénselo
Una sencilla calcomanía cuando se come todo funciona muy bien en niños a partir de los dos años.

Fuente: http://www.pequerecetas.com 

Natalia Mendoza. Editora-Recopiladora
Periodista de nacimiento, Nutricionista de convicción y Socióloga de profesión, Nati es la fuerza creativa e innovadora de Camino a la grandeza. Recopiladora de la sección Salud y Belleza de CHM. 

En Contacto con la Maternidad: 10 consejos para tener más tiempo para estar con tus hijos

Los dias tienen 24 horas, en teoría es mucho tiempo, pero lo cierto es que a mi harían falta por lo menos 5 ó 6 horas más…y ni aún así me daría tiempo a todo lo que quiero hacer.

En mi caso, procuro estar con mis hijas el mayor tiempo posible, es una prioridad en mi vida, porque yo pienso que el tiempo de calidad es muy importante pero también lo es la cantidad de tiempo dedicado a la crianza de tus hijos. Todo debe ir de la mano. Por esto, desde que tengo hijas, todavia me falta más el tiempo…pero poco a poco me voy organizando.

Si estar con tus hijos también es una prioridad para tí, aquí van algunos consejos que te permitirán tener más tiempo para disfrutarlo con ellos:

1. Asume que tu casa no va a estar nunca como las de las revistas. Cuando tienes hijos no puedes tener la casa impoluta y absolutamente recogida. En el momento que acabas de recoger los juguetes, viene un niño y saca un puzle…o justo cuando terminas de fregar los platos, el pequeño te pide un zumo :) Esto es así y a no ser que tengas criada 24 horas, ama de llaves y mayordomo todo junto, no vas a tener nunca la casa como para una revisión.

2. Implica a tus hijos en las tareas del hogar y aprovecha para pasar un rato divertido con ellos. A mis hijas les encanta cocinar, poner la mesa, ayudarme con el lavavajillas…si no te agobias por la rapidez de las tareas ni por el resultado perfecto, un niño es capaz de hacer muchas tareas del hogar (con tu ayuda) y además divertirse contigo haciéndolas. En este punto, yo estoy haciendo un esfuerzo conmigo misma para darles a mis hijas la oportunidad de hacer más cosas y disfrutarlo juntas.

3. La regla de las tres cosas. Cuando me empiezo a agobiar en mi casa porque hay demasiados trastos o juguetes por en medio digo “¡chicos tres cosas cada uno!” y cumplimos la regla de las tres cosas que consiste en que cada uno recoge tres cosas y aunque parezca una tontería, se nota muchísimo porque en mi casa somos 4 personas, así que en un momento desaparecen 12 cosas del salón.

4. Haz la compra por internet. Cada vez más supermercados te dan la opción de hacerlo: carrefour, Hipercor, Mercadona…te suelen cobrar unos 7 euros por mandártelo a casa y no puedes elegir la fruta, peeero, vale la pena el tiempo y las discusiones que te ahorras. yo hago la compra en Mercadona en 10 minutos porque recupero la lista de la compra del día anterior, incluyo lo que necesito, elimino lo que no y listo!

5. Cocina en el horno. Parece una chorrada, pero el horno es lo más cómodo del mundo (bueno, imagino que la Thermomix es mucho más cómoda, pero yo no tengo una jeje). Puedes hacer platos deliciosos sin perder nada de tiempo en la preparación. Lo pones todo en la bandeja del horno, pones el temporizador y a jugar con los niños. Desde que me he aficionado al horno no paro de probar platos y estoy encantada.

6. Pide ayuda. Si puedes contratar una ayuda para la plancha o la limpieza de la casa es perfecto, porque puedes dedicarte a estar más con tus hijos, pero si no puedes, siempre puedes pedir ayuda a la familia y aceptar los tuppers de tu madre por ejemplo…o si tienes un bebé y la visita es de confianza, le puedes pedir que te doble los calcetines o que te tienda una lavadora :)

7. Usa las bolsas de asar. Para mi, uno de los mejores inventos de este siglo son las bolsas de asar. Abres la bolsa, metes dentro el pollo o lo que sea, echas los polvitos, sierras la bolsa, al micro o al hormo y listo!

8. ¡Sal de casa! cuanto más tiempo estés en casa, más ensucias y desordenas…además los niños necesitan salir y respirar aire fresco. Aprovecha esto, prepara unos bocadillos y pasa la tarde en el parque, todos los agradeceréis.

9. Báñate con tus hijos. Una de las cosas que suelo escuchar de las mamás recientes, es que no tienen tiempo ni de ducharse…eso se soluciona fácil si te bañas con tus hijos. Te diviertes con ellos, pasas un rato estupendo con ellos y de paso te lavas el pelo :) Además, esto les sirve también para conocer su cuerpo y el de los demás, entender que los chicos tiene pene y las chicas vulva, etc…

10. Relativiza y mira la vida con ojos de niño. Un niño puede pasarse una hora jugando con una mariquita en el parque. Un niño puede tardar una hora en andar una distancia de 20 metros. Un niño puede estar dos horas haciéndote preguntas imposibles si le prestas atención. Si relativizamos los problemas y nos damos cuenta del valor de las pequeñas cosas tal y como hacen nuestros hijos, disfrutamos mucho más de la vida y no nos agobiamos tanto por el reloj. Tenemos mucho que aprender de nuestros hijos.

¿y vosotros? ¿qué trucos tenéis para poder pasar más tiempo con vuestros hijos?

Escrito por: Pilar Martínez Alvarez. Copyright © 2012  Maternidad Continuum.  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

soy Administrador de Camino a la grandeza y la pagina web del mismo nombre

En Contacto con la Maternidad: ¿Cómo ser un niño sano?

En la actualidad, se habla mucho sobre los niños sanos. Las personas interesadas (padres, médicos, maestros y otros) quieren saber cómo ayudar a los niños a ser más sanos.

Ser sano es una manera de decir que una persona come bien, realiza mucha actividad física (ejercicio) y tiene un peso sano. Si eres sano, tu cuerpo funciona bien, te sientes bien y puedes hacer todo lo que deseas, como jugar con tus amigos.

De algunas cuestiones sólo pueden ocuparse los padres, como brindarles alimentos sanos o decidir llevar a la familia a un paseo al aire libre. Pero los niños también pueden hacerse cargo cuando se trata de la salud.

Si quieres ser un niño sano, te damos cinco reglas para lograrlo. El truco es seguir estas reglas la mayor parte del tiempo, sabiendo que algunos días (como tu cumpleaños) se puede celebrar con torta y helado.

1. Come alimentos variados, especialmente frutas y vegetales.Puedes tener un alimento favorito, pero lo mejor es comer variado. Si comes diferentes alimentos, es más probable que ingieras los nutrientes que tu cuerpo necesita. Prueba nuevos alimentos y vuelve a los que no comes desde hace tiempo. Algunos alimentos, como las verduras de hojas verdes, resultan más agradables a medida que creces. Aspira a comer cinco porciones de frutas y vegetales por día: dos frutas y tres vegetales.Aquí hay una combinación que podría resultarte:

  • En el desayuno: ½ taza (113 gramos) (acerca de 4 grande) de fresas en su cereal
  • Con el almuerzo: 6 zanahorias bebé
  • Un bocado: una manzana
  • Con la cena: ½ taza (113 gramos) o 2 ramitas de bróculi y 1 taza de ensalada

2. Bebe agua y leche a menudo. Cuando estás realmente sediento, nada sacia más la sed que el agua fría. Existe un motivo por el cual la cafetería de tu escuela ofrece cartones de leche. Los niños necesitan calcio par desarrollar huesos fuertes, y la leche es una fuente excelente de calcio. Cuanta leche necesitan los niños? Si tu eres menor de 9 anos toma 2 tazas de leche al dia o su equivalente. Si eres mayor de 9 trata de tomar 3 tazas al día. Para darte una idea, incluimos una lista de alimentos y bebidas:

  • 2 tazas (aproximadamente medio litro) de leche sin grasa o leche de poca crema
  • un raja de queso cheddar
  • ½ taza (113 gramos) de yogurt

Es probable que, de vez en cuando, quieras algo más que leche o agua. Por eso, también puedes tomar un jugo 100% natural. Pero trata de limitar las bebidas dulces, como las gaseosas y los jugos de fruta artificiales. Contienen mucho azúcar. El azúcar sólo suma calorías y no aporta nutrientes importantes.

3. Escucha a tu cuerpo. ¿Qué sientes cuando estás lleno? Cuando estés comiendo, nota cómo se siente tu cuerpo y cuándo tu estómago está confortablemente lleno. En ocasiones, la gente come demasiado porque no se da cuenta de cuándo necesita dejar de comer. Comer demasiado puede hacerte sentir incómodo y, después de un tiempo, llevarte a adquirir un sobrepeso no sano.

4. Limita el tiempo frente a la pantalla. ¿Qué es el tiempo frente a la pantalla? Es el tiempo que pasas mirando televisión, DVD y videos; jugando a juegos electrónicos portátiles y usando la computadora. Cuanto más tiempo les dedicas a estas actividades pasivas, menos tiempo te queda disponible para actividades dinámicas, como el baloncesto, el ciclismo y la natación. Intenta no pasar más de dos horas por día frente a una pantalla, sin contar el uso de la computadora para realizar la tarea escolar.

5. Mantente activo. Una tarea que tienes como niño (y es divertida) es darte cuenta de qué actividades prefieres. No a todos les gusta el béisbol o el fútbol. Tal vez, te apasionen el karate, el kickball o el baile. Pide a tus padres que te ayuden a practicar tus actividades favoritas regularmente. Busca maneras de permanecer activo todos los días. Podrías incluso hacer una lista de actividades divertidas ¡para consultarla cuando tu mamá o tu papá te digan que es hora de dejar de ver televisión o de jugar con los juegos electrónicos!

Respecto de los padres, ellos pueden ser de gran ayuda si quieres ser un niño sano. Por ejemplo, pueden disponer de abundantes provisiones de alimentos sanos y organizar actividades físicas para la familia. Habla con tus padres sobre estas cinco medidas que deseas tomar y quizá puedas enseñarles un par de cosas. Si eres un niño sano, ¿por qué no tener una mamá y un papá sanos?

Copyright © 2011 Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: La Autoestima nace en la niñez

La semana pasada, tuve la oportunidad de visitar a una buena amiga al final de un día que para ella resulta muy complicado y lleno de trabajo. Fue a llevarle a su hija pequeña unos cuadernos al cuarto y se dio cuenta de que la niña había derramado una bebida sobre su cama. Es posible que en otro momento, esto hubiera sido solo un pequeño incidente sin mayor importancia, pero ella perdió el control y comenzó a gritarle producto del estrés, con toda su ira. Le dijo cosas como: ¡Te dije que no comieras en tu cuarto! ¡eres una irresponsable! ¡te lo adverti­, pero no te importa lo que te diga! párate y li­mpialo inmediatamente!. Presa de su rabia, cansancio y frustración, maltrato a su hija y agravio mas la situación.

Es muy común que en nuestras familias, se tenga la costumbre dañina y destructiva de hacerle comentarios agresivos e hirientes a nuestros hijos. Parece que creemos que así­ podremos motivarlos a cambiar o a corregir su comportamiento. Pero en realidad, lo que logramos con esto es bajarles la autoestima, quebrarles la seguridad y hacerles perder la confianza en nosotros.

Los niños que son victimas constantes de insultos, amenazas y cri­ticas, tendrán una estima cada vez mas baja y por lo tanto enfrentaran una gran dificultad en el futuro, en sus trabajos y en sus relaciones con los demás, pues no solo seguirán usando ese mismo mecanismo en la relación con sus seres queridos y en la educación de sus hijos, sino que también es posible que se sientan incapaces de ponerles un li­mite a las personas que intenten maltratarlos en algún momento, creando un circulo vicioso de maltrato, dolor y baja estima.

Nuestros hijos responden mejor a los actos, los gestos y a las palabras alentadoras y cariñosas, que al castigo excesivo o a los comentarios denigrantes y descalificadores, pues Actos acaban con su estima y les dejan heridas emocionales difi­ciles de sanar. El apoyo, el reconocimiento de sus logros y esfuerzos y la calificación constante los fortalece, los capacita para enfrentar la vida, y los hace sentir queridos e importantes. Si tienes hijos pequeños, todavía estas a tiempo de corregir tu comportamiento, para brindarle un trato mas cariñoso y amable, consciente de lo importante que es y serio para ellos.

Conductas para aprender:

ELIGE EL MEJOR MOMENTO: hasta la critica mas constructiva y hecha de la forma mas delicada, pero dicha en un mal momento, puede ser devastadora para tu hijo. Reclamarle delante de sus hermanos, de sus amigos o en publico, es en extremo hiriente y puede afectarlo para toda la vida. Es preferible esperar que te sientas mas sereno para llamarle la atención y evitar así herirlos profundamente.

EVITA LOS COMENTARIOS IRÓNICOS: cuando se mezcla el elogio con la des calificación, los hijos se fijan mas en lo negativo de nuestro comentario. Por ejemplo si tu hijo arregla su cuarto, no puedes entrar diciendo: Que maravilla, te felicito!, pero los juguetes van en su caja y la ropa en el cajón, pues tu comentario
se traduce en: lo hiciste bien, pero podrías haberlo hecho mejor.

NO USES EL SENTIDO DEL HUMOR: los dobles sentidos les crean confusión, pues los niños no entienden cuando hablas en broma y cuando lo haces en serio. Los apodos cariñosos o en broma como mi gordito o mi flaquita… pueden traerles en el futuro consecuencias negativas, pues al crecer tendrán una opinión negativa de su aspecto, no se aceptarán y tendrán una baja estima.

RESPETA SUS SENTIMIENTOS: no minimices los sentimientos de tus hijos para protegerlos. Si tu hijo se siente frustrado por no haber ganado un partido de fútbol, déjalo que viva y exprese su frustración. No lo contradigas tratando de ayudarlo a salir de ese estado, diciéndole que eso no tiene mayor importancia, que otra vez
será. Mas bien escuchalo, dile que lo comprendes y acepta respetuosamente sus sentimientos, y pregúntale: ¿Cómo crees que puedas solucionarlo? Así ellos aprenderán a hacerle frente a sus sentimientos y a buscar su propia solución.

NO LO ETIQUETES: Si le dices a tu hijo que será un fracasado, torpe, o distraído, siempre se verá y se sentirá de esa manera. Y si en el futuro logra cosas buenas, pensará que es debido a la suerte o a la casualidad, y si le salen mal, será porque es un fracasado.  Vale la pena que refuerces sus capacidades y talentos y minimices sus limitaciones y debilidades, apoyándolo para que las supere con cariño y paciencia.

CUMPLE TUS AMENAZAS Y PROMESAS: el no cumplir con las amenazas o las promesas que les hicimos acaban con la confianza y el respeto que los hijos nos tengan. Te recuerdo que ellos dependen absolutamente de ti, y será tu trato y la atención que les brindes el medio a través del cual ellos reciban tu amor.

¡Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien!

Vivir Mejor: A mayor descanso, menor obesidad

Un reciente estudio médico demuestra que dormir 10 horas diarias reduce, en los niños, el riesgo de sufrir de sobrepeso.

El despertador suena a las 5:00 de la mañana y, en Venezuela, como en otros países, son muchos los infantes que a esa hora ya deben estar en pie para que sus padres o el transporte escolar de turno los lleve al colegio. El asunto —visto por muchos como una “crueldad” contra las necesidades de descanso de los pequeños de la casa— se ha convertido en una cotidianidad inevitable, debida, principalmente, a los “tempraneros” horarios de las instituciones, a los que se suma el congestionado tráfico citadino, que obliga a salir de casa previendo la cola de costumbre.

Partiendo de este contexto, quizás es pertinente poner sobre la mesa la importancia que tienen las horas de reposo que deben cumplir los niños de acuerdo a su edad. Entre otras aristas del tema, recientemente se determinó, por ejemplo, que el sueño es una nueva arma contra la obesidad infantil. Esto según una investigación llevada a cabo por el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (Ciberon), ubicado en el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela. Los resultados del estudio -pulicados recientemente por el diario El Mundo, de España, arrojaron, según una explicación química, que la falta de descanso aumenta la producción de ghrelina, la hormona que aumenta el apetito y, por el contrario, disminuye la leptina, que suprime el hambre. De manera que, quien duerme mal, come más.

Ni lo sueñan
El trabajo de campo de Ciberon fue puesto en práctica en un grupo de niños obesos, cuyas horas de descanso se disminuyen notoriamente, entre otras causas por padecer de trastornos como insomnio, apnea, ronquidos o sonambulismo y otras -más comunes en estos tiempos- como pasar un sinfín de horas nocturnas frente al televisor, la computadora o la videoconsola.

Ocho no son suficientes
Los especialistas de la salud recomiendan, como medidas de higiene del sueño las siguientes: Si bien los adultos deben dormir entre seis y ocho horas diarias, los niños deben cumplir hasta 10 horas de descanso, conducta que reduce en 36% su riesgo de padecer de sobrepeso. Adicionalmente, debe evitarse la estimulación de la actividad cerebral de los pequeños -por lo menos- una hora antes de acostarse. Esto se traduce en asuntos como: ubicar el televisor fuera de la habitación y no leer en la cama, entre otras típicas costumbres domésticas a erradicar en pro de la calidad de vida de quienes están en constante desarrollo orgánico.

Copyright © 2011 Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

 

 

 

La risa de los niños es la música del amor…

Desde hace una semana mi casa parece un Kinder Garden ya que mi tía se esta quedando a dormir en mi casa y con sus hijos, mi hermano y mis otros primos forman una divertida y a veces polémica pandilla.

Siempre he tenido un ángel para los niños pero nunca había tenido la maravillosa experiencia de compartir con tantos niños y de aprender e su manera de ver la vida. Gracias a DIOS por permitirme comprenderlos y aceptarlos.

Jugar con ellos es una maravilloso momento en donde se frustran, ríen y actúan libremente sin complejo, sin miedo, con autenticidad y sobre todo con originalidad. Su risa me llena el corazón pero su inocencia y sentimientos me invitan a aprender y reflexionar.

Seguiré enseñándolos eso si sin presión a ser como son y a no permitir que la sociedad mate su inocencia y su niñez.

Hoy me gustaría que ustedes me envíen sus experiencias con sus hijos, nietos y sobrinos  para que ustedes mismos se den cuenta lo que se puede aprender de un niño