• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 4.511 seguidores más

  • Archivos

Viernes de OSHO: El camino del corazón

Nada me habia motivado a escribir de nuevo, hasta ahora……; solo quise copartir esto.

La palabra “coraje” es muy interesante. Proviene de la raíz latina de cor, que quiere decir corazón. Por tanto, ser valiente significa vivir con corazón. Los cobardes, y sólo los cobardes, viven con la cabeza; estan atemorizados, se rodean de la seguridad de la razón. Atemorizados, cierran todas las ventanas y las puertas y se esconden detrás.

 

El camino del corazón es el camino del coraje. Es vivir en la inseguridad, es vivir con amor, con confianza; es adentrarse en lo desconocido. Es renunciar al pasado y permitir el futuro. Coraje es adentrarse por caminos peligrosos. La vida es peligrosa, y sólo los cobardes pueden evitar el peligro pero, entonces, ya estarán muertos. La persona que esta viva, realmente viva, vital, siempre se aventurará a lo desconocido. Allí encontrará peligros, pero se arriesgará. El corazón siempre esta dispuesto a arriesgarse, al corazón le gusta apostar. La cabeza es un hombre de negocios. La cabeza siempre hace cálculos, es astuta. El corazón no es calculador.

Copyright © 1990-2011, Osho International, Acreditación para reproducción total o parcial a cargo de Luis Padrón & CHM (Camino a la Grandeza). Todos los Derechos reservados.

Amor: la fragancia de la meditación…

Amor: la fragancia de la meditación. Si meditas, tarde o temprano llegarás al amor. Si meditas profundamente, tarde o temprano empezarás a a sentir que nace en ti un inmenso amor que nunca antes habías conocido, una nueva cualidad de tu ser, una nueva puerta que se abre. Te has convertido en una nueva llama que ahora quieres compartir”.

Esta es una cita del libro “Meditación, la primera y última libertad”, de Osho, un maestro de la India que adaptó diversas técnicas milenarias de meditación para que el hombre occidental pudiera bajarle el volumen a su chat mental, entrara en silencio y en meditación -que el definía como un estado en el que estás totalmente presente en lo que estás viviendo.

Osho vivió años en Estados Unidos, escribió muchos libros, fue objeto tanto adoración como de rechazo por sus ideas. Como en todo, considero que cada quien puede decidir qué le sirve para su desarrollo y qué tomar específicamente de cada libro, corriente o maestro y qué dejar de lado.

A mí personalmente sus meditaciones me han servido mucho y son realmente terapéuticas. Ayudan a sacar bloqueos en el cuerpo y en la energía completa de la persona, a que se dé cuenta de actitudes, pensamientos, emociones, a ampliar la percepción; y, claro, lo más importante, a entrar en comunión con su lado espiritual, con el silencio, con la divinidad.
Las técnicas de meditación como las de Osho y otras que incluyen movimiento, danzas, respiración y mantras, nos ayudan por fases: Primero soltamos el estrés, se van reduciendo las tensiones del cuerpo; luego, se van liberando algunas emociones, y también se van aquietando los pensamientos. Y cuando ya uno entra en esa paz interior, se llena de amor, ¡siente amor realmente! Y ese estado en el que estás sin pedir, sin buscar nada, sólo sintiendo ese amor, y algunas veces, éxtasis, sintiéndose parte de un todo inmenso y amoroso, eso es meditación.

Cada experiencia es individual, incluso cuando uno ya ha hecho una técnica y la repite la experiencia normalmente es distinta cada vez. Por esto mismo podría decir que cada definición de meditación es única, según lo que la persona experimenta. Yo diría que lo que muchas veces llamamos meditación son en sí los “ejercicios”, ya sea físicos o mentales, para entrar en meditación, y ésta es un estado particular que va más allá de las palabras.

En lo que hay consenso y coinciden muchas corrientes es en afirmar que los beneficios de la meditación son observables en la salud física, emocional y psíquica de la persona, y esto redunda en mejores relaciones interpersonales y bienestar.

La meditación no está ligada a una religión o corriente. Podemos sentirnos muy cercanos a Jesús, por ejemplo, y tomar una técnica de la India para entrar en comunión con él.

Las técnicas de meditación son un camino, y el destino depende de tu estado y tu mundo interior.

Si estas en Venezuela y deseas disfrutar en grupo o  individual  de la mejor secion de meditación escribe a: http://teresaleon7@yahoo.com Que ella es una excelente Profesora