• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.481 seguidores

  • Archivos

El tamaño de las personas…

El tamaño de las personas varía según sea su grado de desenvolvimiento.

Una persona es enorme cuando escucha con atención , cuando te trata con cariño y respeto, cuando mira con mirada limpia y alegre.

Una persona es pequeña cuando sólo habla de sí misma, cuando se comporta de manera poco gentil, cuando fracasa justamente en el momento que tenía que demostrar lo que es más impoetante entre dos personas: la amistad, el respeto, el cariño, el cuidado por ti, hasta el mismo amor.

Una persona es gigante para ti cuando se interesa por tu vida, cuando busca alternativas para tu crecimiento, cuando sueña junto contigo.

La persona es pequeña cuando desvía asuntos importantes para cosas sin sentido. es grande cuando perdona, cuando comprende, cuando se coloca en el lugar de otros , cuando otros no están contentos con lo que de ella esperan, pero ella está contenta consigo mismo.

Es pequeña cuando se deja regir por comportamientos clichés. Una misma persona puede aparenta grandeza o mezquindad dentro de una relación, puede crecer o descrecer en el lapso de una pocas semanas. Una decepción puede disminuir el tamaño de un amor que parecia ser grande.
Una ausencia puede aumentar el tamaño de un amor que parecia ser ínfimo.
Es difícil convivir con esta elasticidad: las personas se agigantan e se encojen ante nuestros ojos.

Nosotros juzgamos a través de centímetros y metros, mas las acciones y reaciones, de expectativas y frustraciones, esas dan la medida aparente en el momento.Una persona es única al extender la mano, o al esconderla en ciertos circunstancias, si inesperadamente, se torna más humana.

El egoísmo unifica lo insignificante. No es la altura, ni el peso, ni los músculos que tornan una persona grande, es su sensibilidad hacia los otros, sin tamaño… Shakespeare.

Anuncios

La Enfermedad no es un Mal a Suprimir sino un Beneficio a Comprender…

La enfermedad, es la consecuencia natural de la falta de armonía entre nuestros cuerpo y nuestras almas; y se rige por ‘lo similar cura lo similar’ porque es la misma enfermedad la que obstaculiza e impide que llevemos demasiado lejos nuestras acciones equivocadas, pero al mismo tiempo es una lección que nos enseña a corregir nuestro comportamiento equivocado, y a armonizar nuestras vidas con los dictados de nuestras almas.

La enfermedad es el resultado de pensamientos y acciones erróneas, y cesa cuando actos y pensamientos son puestos en orden. Una vez aprendida la lección del dolor, del sufrimiento y la desgracia, su presencia carece de propósito, y entonces desaparece automáticamente.
Otra perspectiva gloriosa se abre entonces ante nosotros, al ver que la verdadera curación puede lograrse, no repeliendo un error con otro error, sino reemplazando el error por lo correcto, lo bueno reemplazando lo malo, la luz reemplazando a la oscuridad.

Y así llegamos a comprender que no es necesario luchar más contra la enfermedad con la enfermedad; no combatiremos más a la enfermedad con sus propios productos; no intentaremos más liberarnos de las dolencias con las mismas sustancias que pueden provocarlas; por el contrario, recurriremos a la virtud opuesta, que eliminará el defecto.

Las enfermedades orgánicas, tales como nosotros las conocemos, son un resultado y un producto final; son la última etapa de algo mucho más profundo. La enfermedad se origina por encima del nivel físico, más cerca del plano mental, y es enteramente el resultado de un conflicto entre nuestro Yo espiritual y nuestro yo mortal.

La enfermedad es pura y exclusivamente correctiva; no es ni vengativa (karma) ni cruel, sino el medio adoptado por nuestras propias Almas para señalarnos nuestras fallas; para evitar que cometamos más errores; para encauzarnos de vuelta por el sendero de la Verdad y la Luz, del que nunca deberíamos habernos apartado.
Relación entre problemas físicos y fallas del alma

El dolor es el resultado de la crueldad que causa dolor a otros, y puede ser tanto mental como físico; pero pueden estar

seguros de que si ustedes sufren dolor, es porque alguna acción o pensamiento mezquino se encuentra presente en sus naturalezas; aléjenlos, y el dolor cesará.

Si padecen de rigidez o endurecimiento de articulaciones o miembros, por ejemplo, pueden estar igualmente seguros

de que la misma rigidez está presente en vuestras mentes; se está aferrando inflexiblemente a alguna idea, algún principio, o quizás algún convencionalismo que no deberían tener.

Si sufren de asma, o dificultades respiratorias, ustedes están, de alguna manera, asfixiando a otra personalidad, o les

falta coraje para hacer el bien, y eso los sofoca.

Si se encuentran débiles, o se agotan, es porque están permitiendo que alguien obstruya la entrada de la energía vital en sus organismos.

Incluso la zona del cuerpo afectada indica la naturaleza del defecto: las manos señalan un fracaso o una equivocación al actuar; los pies, una falla en ayudar a los demás; el cerebro, falta de control; el corazón, deficiencia, exceso o conducta errónea en el aspecto afectivo; los ojos, faltas en ver y comprender adecuadamente la verdad cuando está frente a nosotros. Y así, exactamente, podemos descubrir la razón y la naturaleza de cada dolencia; la lección requiere que el paciente efectúe las correcciones necesarias.

El tratamiento del mañana consistirá esencialmente en despertar y estimular cuatro cualidades en el paciente:

primero Paz;

segundo: Esperanza;

tercero: Alegría, y

cuarto: Fe.

Y todo su entorno y las atenciones tendrán ese fin, para rodear al paciente de un atmósfera de salud y luz, que lo aliente a la recuperación. Al mismo tiempo, los errores del paciente, una vez diagnósticados, le serán señalados, mientras se le

proporciona la asistencia y el estímulo necesario para que pueda vencerlos.

Además de esto, se le suministrarán esos excelentes remedios que han sido divinamente enriquecidos con los poderes curativos, para hacerle conocer los canales que admiten la luz del Alma, para que así pueda ser inundado por sus virtudes curativas.

La acción de esos remedios se basa en elevar nuestras vibraciones, hacernos conocer los canales de recepción de nuestro Yo espiritual, colmar nuestras naturalezas con las virtudes que necesitamos, y hacer desaparecer de nosotros

el defecto que nos está perjudicando.”

Los remedios curan, no atacando a la enfermedad, sino colmando nuestros cuerpos con las hermosas vibraciones de nuestra Naturaleza Superior, en presencia de la cual la enfermedad se funde como la nieve bajo el Sol

Sobre los apegos…

¡Deja de apegarte al pasado!

Dice el proverbio hindú:
“El agua se purifica fluyendo; el hombre, avanzando.
” El mundo está lleno de sufrimiento; la raíz del sufrimiento es el apego;
la supresión del sufrimiento significa la eliminación, el abandono de los apegos.

Hay un deseo común, que es el cumplimiento de lo que se cree que va a dar felicidad al yo, al ego.

Ese deseo es apego, porque ponemos en él la seguridad, la certeza de la felicidad.

Es el miedo el que nos hace desear la felicidad, y ella no se deja agarrar.
Ella es.
Esto sólo lo descubrimos observando, bien despiertos, viendo cuándo nos mueven los miedos
y cuándo nuestras motivaciones son reales.

Si nos aferramos a los deseos, es señal de que hay apego.
¿Abandonar los apegos significa apartarse del mundo material?
La respuesta es: No!

Uno usa el mundo material, uno goza el mundo material, pero no debe hacer depender su felicidad del mundo material.
¿Está esto suficientemente claro?

Uno comienza a gozar las cosas cuando está desapegado, porque el apego produce ansiedad.
Si estás ansioso cuanto te aferras a algo, difícilmente podrás gozarlo.

Por lo tanto, lo que te propongo no es una renuncia al goce: es una renuncia a la posesividad,
a la ansiedad, a la tensión, a la depresión frente a la pérdida de algo.

-¿De dónde crees que provienen todos los conflictos?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene el sufrimiento?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene la soledad?
De los apegos.

-¿De dónde crees que proviene el vacío?
Tú lo sabes: el origen es el mismo.

-¿De dónde crees que provienen los temores?
También de los apegos.

Sin apego no hay temor.
¿Lo pensaste alguna vez?

Sin apego no hay temor.

La Soledad

La soledad es ir acompañado por la calle, ver algo que nos llama la
atención y saber que uno no puede comentarlo, porque al que
viene al lado no le importa, o no escucha, o se encoge de hombros, o
mira y ni siquiera se encoge de hombros.

es estar esperando, aunque el que esperemos esté junto a
nosotros… junto, al lado… pero no CON NOSOTROS.
Oyéndonos, no escuchándonos.
Mirándonos, pero no viéndonos.
Estando… no acompañando, ni participando, ni tratando de entender.

La soledad es querer gritar que aquí, dentro del pecho, se revuelve un
dolor formado por silencios, llantos disimulados, preguntas sin
respuesta.

Gracias Amigos de Reiki Work por este Post

Nadie se Cruza por Casualidad (Leyes)

La primera dice “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personajade_playa.jpg image by dobleces que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice “lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estés leyendo esto, es porque estas preparado para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!
La primera dice “La persona que llega es la persona correcta”, es decir que nadie llega a nuestras vidas por casualidad, todas las personas que nos rodean, que interactúan con nosotros, están allí por algo, para hacernos aprender y avanzar en cada situación.

La segunda ley dice “lo que sucede es la única cosa que podía haber sucedido”. Nada, pero nada, absolutamente nada de lo que nos sucede en nuestras vidas podría haber sido de otra manera. Ni siquiera el detalle más insignificante. No existe el: “si hubiera hecho tal cosa…hubiera sucedido tal otra…”. No. Lo que pasó fue lo único que pudo haber pasado, y tuvo que haber sido así para que aprendamos esa lección y sigamos adelante. Todas y cada una de las situaciones que nos suceden en nuestras vidas son perfectas, aunque nuestra mente y nuestro ego se resistan y no quieran aceptarlo.

La tercera dice: “En cualquier momento que comience es el momento correcto”. Todo comienza en el momento indicado, ni antes, ni después. Cuando estamos preparados para que algo nuevo empiece en nuestras vidas, es allí cuando comenzará.

Y la cuarta y última: “Cuando algo termina, termina”. Simplemente así. Si algo terminó en nuestras vidas, es para nuestra evolución, por lo tanto es mejor dejarlo, seguir adelante y avanzar ya enriquecidos con esa experiencia.

Creo que no es casual que estés leyendo esto, es porque estas preparado para entender que ningún copo de nieve cae alguna vez en el lugar equivocado!

Importancia Del Reiki

La iniciación al Reiki permite acceder a esa energía del Universo para aprender a actuar como un canal transmisor de esa energía. Esta fuerza es capaz de aflojar bloqueos psíquicos que usualmente son los principales causantes de malestares físicos.

De hecho, Jesús realizó milagros de sanación perdonando primero los pecados que conducían a la desaparición del sufrimiento del alma, que muy a menudo era la causa de la enfermedad del cuerpo; y el doctor Usui acercó a los hombres, nuevamente, la capacidad de manejar esa fuerza divina en el mundo moderno, para librarnos de los sufrimientos físicos y espirituales.

La enseñanza del Reiki, no es para nada una enseñanza de tipo intelectual, por el contrario es un proceso de profundo cambio espiritual, el maestro por medio de símbolos y mantras, abre los canales de energía de los alumnos para que de esta forma fluya la energía universal a través del chakra corona o chakra 7 bajando hasta el corazón y comunicándose con los chakras secundarios que tenemos en las plantas de las manos, de esta forma queda la persona iniciada para siempre.

Es importante que sepamos que una vez iniciados somos canales de energía para siempre, aún cuando la persona no usará Reiki por muchos años, al momento de invocar esta energía ella siempre estaría allí.

Cabe destacar, que la iniciación es totalmente espiritual para poder conectarnos con la energía Reiki, lo que hace el maestro es conectarnos con la fuente ilimitada de energía y de la supra – conciencia.

En el momento en que se inicia el ritual de alineación de los chacras es importante haber tenido una relajación previa. Muchas veces se efectúan meditaciones para poder entrar en un estado de paz y armonía suficiente, tengamos en cuenta que la herramienta Reiki representa una pureza a la cual por respeto debemos recibir en un estado de conciencia más elevado al cotidiano.

Dentro de la misma iniciación el maestro de Reiki procedera a limpiar cada campo que nos hace ser humano, que son, el fisico, mental, emocional y espiritual.

Desde el nacimiento el ser humano al estar en contacto con el mundo, genera un estrechamiento de sus chacras, y una invasión en el campo áurico que lo van deteriorando o contaminando, por eso es tan importante esta limpieza que se efectua en la iniciación, ya que trabajaremos con energía, los primeros que deben estar equilibrados y puros energéticamente somos nosotros.

Una persona que no esté iniciada puede brindar energía?

Todo ser humano, sólo con amor e intención, puede trasmitir la energía magnética vital a todo ser vivo mediante la imposición de manos.

Pero lo habitual en estos casos es que el donante de energía asuma de alguna manera, por los chakras de las manos, algo de la energía negativa o sintomatología del receptor. Esto lo saben todos aquellos que están experimentados en el intercambio energético.

Si durante la imposición de manos queda bloqueado en cualquier punto el flujo de la energía, ésta quedará en las manos del dador, asumiendo además en la misma zona, el dolor o sintomatología del receptor.

El practicante Reiki no absorbe jamás la energía del receptor, estando ésta siempre orientada al exterior, aparte de una energía residual almacenada en la región del plexo solar, que representa una cantidad de energía suplementaria. Eso se debe a las armonizaciones de los chakras y a la intención consciente del canal Reiki de ser solamente un túnel de luz. Un canal abierto desde la consciencia para la energía divina.