• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 4.511 seguidores más

  • Archivos

Educación para ser (Ricky Martin Foundation)

Hay días en que me pregunto lo que realmente quieren los padres en el futuro y como lograr esa respuesta para ser mejores personas, un poco mas felices, amadas y contribuyentes para el mundo. Pero esto no valdría de mucho sin la tarea de la escuela, en estos tiempos el aprendizaje de los niños toma cada día mas protagonismo en el debate del mundo que somos, al que queremos para el futuro y el cambio que debemos hacer para que esto ocurra.

Hoy en día la escolaridad es un derecho masivo en la mayoría de los países tanto desarrollados como en vías al el, pero hace no tanto tiempo las personas como nuestros Tatarabuelos o bisabuelos no tenían esa oportunidad. Por consiguiente vemos un crecimiento de respeto hacia la educación. Sin embargo la definición de “Escuela” y todo lo referente a ella ha cambiado. Hoy la escuela no solo representa la casa del saber, hoy la escuela representa al hogar en donde dejamos nuestros hijos los ocupados padres.

Dentro de una comunidad transitamos vidas bastantes similares, perpetuando y trasmitiendo pensamientos, algo que permite educar y propagar, por ejemplo si algo “Funciona” en algún momento se propaga y se perpetua como algo “Bueno”. Eso es lo que nos hace pensar que la escuela es algo indispensable y muy importante en nuestra vida de adultos y en nuestro éxito futuro.

Pero ahora les pido librarse para ver nuevas ideas y pensamientos un poco mas actuales. Quizás el secreto de mejorar la realidad a veces es el de polemizar.

Es un hecho increíble que las madres  incluso embarazadas sueñen con el día de inscribir a sus hijos en la escuela, en inscribirlos en el “Mejor Colegio”. Pero ¿Que significa “Mejor Colegio”? ¿Aquel que enseñe mas? ¿Que aprenderia allí?. También consideramos una mejor escuela a la que tiene mas cátedra y mas actividades, ambas cosas que agregan horas y horas, que suponen “Enseñar” y dar mas oportunidades profesionales, para trabajar y ganar dinero al crecer.

Pero la primera pregunta que surge es ¿Realmente enviamos a los niños a la escuela a aprender? entiendo las buenas intenciones, aunque existe una realidad palpable que es que el niño debe estar en la escuela porque es el lugar en donde podemos dejarlo mientras trabajamos, como también la escuela es una mascara social, ya que esos son los lugares en donde según la organización social actual los niños estan “Aprendiendo” y los padres trabajando. Lo que la gente no toma en cuenta es que el 80% de los alumnos están obligados a ver un montón de materias que no les gustan, no les interesan o simplemente las padecen como es mi caso. Pero ¿Aún así aprenden? ¿Cuantas materias de nuestra edad escolar recordamos?. Hemos aprendido a leer y a escribir, a sumar, restar, multiplicar y un par de cosas mas, pero tratemos de recordar algo realmente valioso o importante que hallamos aprendido y que utilices hoy día. Pon tus manos y cierra los ojos, medita y recuerda tus días de escuela ¿Que recuerdas en primer momento? en el peor de los casos podemos recordar el maltrato, el frió, el terror a no saber, el miedo al futuro. Aunque también existen buenos recuerdos, estudios realizados por las mejores universidades del mundo determinan que el 75% de las personas tienen malos recuerdos y argumentan que fue allí en donde aprendieron a engañar,  a esquivar o a utilizar a los “Nerds” para sacar mejores notas y así ser mas fuertes. Pero eso no es solo el problema si pensamos un poco en nuestros niños ¿van contentos a la escuela? ¿nos piden que los lleves? o lo hacemos ¿porque es correcto y parte la la estructura? claro tampoco pido que no los lleven, pero no es necesario aprender cinco mil cosas y recordar solo una o dos o el echo de socializar con otros niños y allí caemos de nuevo a la estructura social de nuestros días. Hoy en día dejamos la tarea de relacionarse a las escuelas y olvidamos los otros medios para hacerlos, medios catalizadores para esa tarea de enseñar a socializar a nuestros hijos.

La solución a esto es la de recuperar el amor por el aprendizaje dejando de lado, la necesidad de buscar mas “Estudios” solo como escusa para mantener a los niños en un lugar seguro u ocupado. En muchas ocasiones no hemos pensado realmente en los niños, sino en nuestras necesidades de”adultos”. Cuanto mas tiempo ellos esten el la escuela menos comparen con nosotros, es decir que tienen menos tiempo de intimidad  y menos juegos.

Es imposible aprender sin una relación afectiva adecuada, sin importar edad. Solo amamos el aprendizajes cuando disfrutamos ese nuevo saber, algo que es poco probable es que el niño aprenda algo valioso si no esta feliz, si no le agradan sus maestros, si no se sienten valorados, observados y queridos. Si luego de leer esto aun vemos a la escuela como algo prioritario para aprender  entonces tenemos que dar mas valor a la relación Alumno-Maestro, es allí uno de los problemas mas graves. Los maestros tienen en cuenta los problemas emocionales de sus estudiantes pero normalmente no tienen tiempo de abordarlos, entonces ¿para que vamos a la escuela?. En definitiva la escuela tal y como es hoy se considera un “Ocupante”, si eso es lo que pretendemos lo siento sera muy difícil cambiar un poco el mundo, pero si vemos las reflexiones, los valores, los amigos, los medios de comunicación y hasta el arte como medios importante de la enseñanza impartida el concepto de las escuelas se reemplaza por completo y ella no parecería el único lugar para “Aprender”

El Cambio que el mundo necesita se logra en constituir una Escuela Feliz un lugar en donde entendamos lo importante de los niños, su capacidad de aprender de todo lo que ve y lo que siente, es posible imaginar una escuela feliz, adaptada a las necesidades reales de cada niño, una escuela alegre, divertida y simpática. Una escuela capaz de desarrollar los verdaderos valores y cualidades, ademas de aceptar y limpiar un poco los prejuicios sociales en vez de empeorarlos o implantarlos.

Debemos acercar Corazón a corazón, niños y adultos. Abandonando Caretas y Mascaras, así enseñando lo que les apasiona y no lo obligatorio, aprendiendo de los ¡Niños! y cambiando un poco el orden social antes que el mundo nos caiga encima. Circulando un mayor compromiso, un mayor cariño y por lo tanto, mucho mas respeto. Nunca repitiendo la historia arreglaremos las cosas. Dando oportunidades así no nos las allan dado a nosotros. Construyendo un mundo en donde se eduque para SER y la escuela sea una fiesta de aprendizaje, algo feliz, bonito y saludable. Imagine una escuela así en donde los niños estén repletos de felicidad, que sabios serian los niños y que futuro tan maravilloso seria el mundo en donde la prioridad del estudio seria ser.

Copyright © 2011 CHM (Camino a la Grandeza), Luis Padrón & Ricky Martin Foundation

Los cambios se logran sin falsedad @RM_Foundation

Un verdadero cambio ¿eso se puede lograr? es la principal pregunta que nos hacemos cuando de verdad estamos comprometidos con causas y movimientos pro vida, pero la respuesta a esta pregunta nos lleva a hacernos otra un poco mas compleja, ¿Como lograrla?, hoy en marco de la cuarta reunión del G-20, celebrada en Toronto nos damos cuenta el sistema de cambios que los grandes países buscan, un cambio que les ayude a ellos a crecer aun mas, porque a pesar de hablar en general, siempre el ego no les permite quitar la careta y unirse de verdad, solo proporciona mas mentiras y mas veneno a la sociedad que por la falsedad y los pocos cambios se esta deteriorando a pasos gigantes. Creo que la respuesta a todas estas interrogantes quedan resueltas cuando apartamos las factores individualistas y nos centramos en lo que verdad buscamos un bien común, un bien mundial.

Los cambios basados en la recuperación y los nuevos comienzos de los pueblos y del mundo se logran apartando los intereses politicos, sociales y economicos, ya que no podemos hablar de impuestos globales, cuando casi la mitad de la población del mundo muere de hambre, no podemos hablar de seguridad cuando estamos presenciando muertes por guerras y diferencias religiosas, no podemos hablar de ambiente, cuando vemos un golfo de México destruido por causa de la mano del hombre. No podemos hablar de paz cuando el discurso de los presidentes se fija en una posición política decadente y sin precedentes. Mientras muchos apoyan los mercados abiertos, en Colombia mueren y secuestran a miles de personas, en Venezuela se pudren toneladas de alimentos, en el medio oriente sufren de atentados diarios y la crisis mundial se convierte en un juego ya que cada dia las personas con menos recursos económicos son mas pobres y se aumenta la droga, el abuso sexual y el déficit social. Entonces como no decir que esto es falsedad si cada vez es mas difícil y hasta imposible buscar la manera de curarla, sea cual sea esa cura. No se pueden lograr cambios si no se indaga la verdad con diligencia y sin parcialidades. Claro esta que no podemos solo centrarnos en lo externo sino que lo interno y los cambios deben empezar desde adentro pero esto implica amarse a sí mismo y amar al prójimo.

Y si elimínanos la falsedad y nos preocupamos por llevar soluciones y cambios en vez de hacer cursos de dicción y comprar corbatas bonitas para estar sentado exponiendo soluciones que se pasan por todos los filtros que le convengan a cada país y al final solo son horas perdidas, buscar la confianza y la seguridad para que confíen en nosotros y nos ayuden a crecer, para que luego no se convierta en una trampa de las que nos podamos arrepentir, debemos construirla con fundamentos sólidos. De nada nos sirve un banco mundial que nos ayude en un momento y luego nos desangre o unos tratados de paz cuando no hay paz en los países.

Lo prudente y sensato sería examinar con todos los elementos necesarios si ese camino es el que realmente nos lleva a Dios y a la integración. Esto implicaría tomar un camino alternativo o tal vez seguir caminos paralelos en algún momento de nuestras vidas, hasta encontrar la verdad.

No podemos tener doble cara o divagar porque llegara un momento en que los cambios sean irreversibles, debemos buscar la fe que tenemos y la esperanza hacia el futuro para poder acercarnos a la verdad y decir adiós a la maldad y la falsedad, pero esta posición  nos lleva a solo un camino que iniciara el arrepentimiento, el perdón y llenara todos los requisitos para poder lograr un cambio sincero abocando a un bien común, ya de que nos sirve que un pais sea rico y diez mas sean pobres, pero evidentemente como en las escrituras anteriores nos basamos en los valores y la contribución que hagamos a ese cambio con la siembra de numerosos ideales y valores que sustentara a un cambio futuro, claro esta empezando en el presente ya que parece que la falsedad y el ego afirman y antagonizan los cambios y se contraponen a ellos, la conclusión es evidente que el único camino a seguir es honrar al Dios sea cual sea la religión que profesemos, cumpliendo gentilmente la salvación del mundo y de la sociedad, borrando rebeliones  y malos tratos a la libertad.