• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.511 seguidores

  • Archivos

Maytte: Bajar la velocidad

Hoy en día, cada vez es más complicado administar el tiempo que tenemos entre cada uno de los roles que asumimos a diario. Vivir con estrés se ha convertido en una constante para muchas personas. Se nos dificulta mantener la calma cuando la lista de asuntos pendientes por cumplir se hace cada vez más grande y nuestro tiempo cada vez más corto…

Antes de estallar y perder el control, valdría la pena detenernos a pensar en la posibilidad de hacer los ajustes necesarios en nuestra rutina para suavizar un poco el ritmo de vida que llevamos. Tenemos que darnos el tiempo necesario para descansar y recuperarnos… en realidad, esto no es un lujo, es una necesidad.

Si nos tomamos el tiempo necesario para relajarnos, serenarnos y recuperar el balance emocional y la claridad mental que nos hace falta, podremos tener una mejor perspectiva de las situaciones que vivimos, actuaremos por conciencia y no por reacción y, además, nos convertiremos en mejores padres, parejas, amigos o empleados.

A muchos de nosotros nos han enseñado a vivir en función del deber y la obligación, sin tomar en consideración la necesidad que experimenta el ser humano de disfrutar de momentos de descanso para recuperar la energía y el paso. Estás a tiempo de cambiar tu actitud para suavizarte un poco la vida.

Si quieres ser más efectivo necesitas incluir tu nombre en la lista de las cosas que tienes pendientes por cumplir, de manera que se convierta en tu prioridad reservar el tiempo que necesitas para realizar esas actividades relajantes, divertidas y enriquecedoras que te permitirán recuperar y mantener tu bienestar.

Siempre tendrás infinidad de compromisos, de manera que tienes que armarte de voluntad y determinación para hacer los cambios en tu rutina que te permitan conservar el espacio y el tiempo que te hace falta, sin sentirte culpable de hacerlo…

El disfrute constituye una pieza clave para alcanzar el equilibrio en nuestra vida emocional, es un sentimiento básico y positivo que te renueva, te impulsa, te anima, te permite sentir pasión por lo que haces y por la vida y que, además, te recuerda, a través de tus sentidos, que eres un ser independiente, vivo y con derecho a la felicidad. Sin él, tu vida podría convertirse en una existencia gris y aburrida, que te lleve a perder la motivación y las ganas de seguir adelante.

Bajar la velocidad no significa quedarse quieto, implica tomarte el tiempo necesario para decidir, cómo y cuándo actuar siempre de la mejor manera. Cuando sientas que la prisa te toma, repite mentalmente: “¡Baja la velocidad”, y vive con más calidad.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Apostar a la prevención

El cáncer de mama, el de cuello uterino y las enfermedades cardiovasculares son afecciones que pueden vencerse de ser diagnosticadas a tiempo. Con este objetivo, se han creado unidades de atención a la mujer para prevenir estas y otras dolencias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que 36 millones de muertes que ocurren anualmente se deben a enfermedades que pudieron haberse evitado. Esto significa que son padecimientos que se hubiesen sorteado con una buena dieta, ejercicios y visitas regulares al médico, entre otras conductas saludables. El cáncer y las enfermedades cardiovasculares son las principales causas de muerte no en el mundo. Ambos padecimientos también son protagonistas de la lista de enfermedades prevenibles gracias al diagnóstico temprano. El diagnóstico precoz ha logrado salvar la vida a centenares de personas. Aquellos que han asistido con frecuencia al médico y han cumplido con evaluaciones físicas anuales, han logrado preservar su salud o han sido receptores de los tratamientos necesarios para frenar enfermedades a tiempo. En Venezuela -al igual que el resto del planeta- la OMS ha establecido que la mujer es quien se somete a más exámenes médicos para determinar su condición física; sin embargo el cáncer de cuello uterino, el cáncer de mama y las enfermedades cardiovasculares siguen minando la salud de las damas; son las causantes principales de las muertes de las venezolanas. Para batallar contra éstas enfermedades, se han creado unidades médicas dedicadas a la salud específica de la mujer con la finalidad de que en un mismo sitio y en un corto lapso, se precise el estado de salud de las pacientes. En Caracas existen tres institutos, entre muchos otros, que destacan por atender en exclusiva a la mujer. De todo como en botica El Instituto Médico de la Mujer “Doctor José Terán Dávila” tiene siete años prestando servicio a las damas (y desde hace tres, también a los caballeros en una unidad similar dedicada a tratar padecimientos comunes en el sexo masculino). En la unidad se practican un grupo de evaluaciones (conocidas como tutoriales) que se ofrecen para lograr hacer un diagnóstico del estado de salud general. Corina Margarita Díaz, gerente de operaciones del Instituto Médico de la Mujer explica que el procedimiento es muy sencillo. Luego de que la dama hace una cita es sometida a una serie de tests. “La paciente invierte una mañana en la que se le realizan exámenes de laboratorio, evaluación ginecológica completa, eco transvaginal y eco abdominal, mamografía, densitometría ósea, evaluación cardiovascular y dos placas de tórax. En un plazo que no debe exceder a ocho días hábiles, se cita nuevamente a la paciente para entregarle los resultados, los cuales están acompañados por un informe analítico y una impresión diagnóstica”. Como parte de la política de atención del instituto, sólo se atienden a 16 pacientes diarios con el fin de brindar atención personalizada de principio a fin. “Para nosotros es importante que la paciente se sienta cómoda y no conviva con otras personas que van a realizarse otro tipos de estudios”, explica Díaz, quien agrega que una de las ventajas de realizarse este tipo de evaluaciones es que permite a las damas tener un estudio completo, sin trasladarse de un lugar a otro. En caso de que los médicos del instituto encuentren alguna anomalía en la paciente, éstos proceden a hacer las recomendaciones según el caso. Si la persona no cuenta con un médico tratante o de cabecera, los especialistas procederán a apoyar a la persona recomendando a médicos que puedan atenderle según lo hallado. Las mujeres que visitan el instituto son, generalmente, mayores de 35 años, edad en la que se recomienda comenzar a realizarse estudios como la densitometría ósea y la mamografía, puesto que es la población en mayor riesgo de sufrir padecimientos como osteoporosis y complicaciones en las mamas. Sin embargo, también cuentan con evaluaciones tutoriales para menores de 35 años. De lazo rosado Recientemente, la Policlínica Méndez Gimón abrió la Unidad de la Mujer, un servicio conformado por médicos especializados en mastología y dedicado fundamentalmente a patologías de las mamas. La doctora Adriana Camacho, médica mastóloga y coordinadora de la Unidad de la Mujer, declara que el objetivo del servicio es que la paciente ingrese a un sitio en el que el médico esté presente desde el principio de la evaluación y durante todo el proceso, de manera personalizada. “Se le hacen todos los estudios en el mismo momento. Si debe hacerse algún examen complementario, el médico está allí con el técnico radiólogo para determinar si, por ejemplo, se hace el complemento de mamografía o se administra un ultrasonido mamario. De ser necesario, el especialista conversa con la paciente y le explica sus condiciones. Si se requiere otra evaluación como una biopsia, se programa la cita. Así la paciente se siente en un ambiente más seguro y hasta relajado porque hay acompañamiento del médico. Con el incremento de casos de cáncer a nivel mundial las pacientes están con frecuencia asustadas. De alguna manera, en la Unidad de la Mujer se explica todo lo que tiene que ver con la enfermedad, lo que hace que la paciente esté satisfecha y tranquila”. El promedio de duración de la evaluación es de 45 minutos, por lo que las damas que consultan la unidad invierten mejor su tiempo. Igualmente, la Unidad de la Mujer cuenta con servicio de descarte de osteoporosis. Según la doctora Camacho, actualmente se recomienda la densitometría ósea a partir de los 30 de años de edad. Contra el VPH y sus consecuencias La Revista Venezolana de Oncología registra que en 2005, 1.612 mujeres fallecieron a consecuencia del cáncer de cuello uterino. Lo más alarmante es que el número de pacientes con Virus de Papiloma Humano (VPH), causante fundamental de este tipo de cáncer, sigue en aumento a pesar de la reciente creación de la vacuna contra el mal. “Este cáncer persiste en la población más desprotegida, aquella sin educación sexual, con alimentación deficiente y sin recursos para un control médico y ginecológico periódico y adecuado, el cual debe iniciarse, al menos, al comenzar las relaciones sexuales, lo que, en algunos casos, sucede antes de la primera menstruación. El cáncer de cuello uterino es consecuencia de la transmisión sexual del VPH, un virus que tiene más de 100 cepas con diferentes grados de agresividad y predilección en cuanto a la zona ginecológica donde se inserta”, expone la cirujano Anabela San Vicente, especialista en oncología ginecológica. Para atender y diagnosticar este tipo de cáncer, San Vicente, junto a un equipo de galenos, creó Salud Mujer, una unidad médica primordialmente dedicada a las damas en la que no sólo se tiene como objetivo prevenir y tratar el VPH, sino también aplicar tratamientos para el cáncer de endometrio, cuello uterino, ovario y otros órganos ginecológicos menos frecuentes como la vagina y la vulva. “Toda paciente que ingresa a Salud Mujer -explica la doctora San Vicente- recibe un trato preferencial por especialistas dedicados al área. Independientemente de la condición económica de la paciente, se le realiza una historia clínica muy completa gracias a un examen general de todos sus órganos y sistemas, con mas énfasis en el área ginecológica”. De acuerdo a la información provista por el personal de Salud Mujer, la unidad cuenta con la tecnología más actualizada para el diagnóstico de cánceres ginecológicos y soluciones especiales para tratar el VPH. También en la clínica dedicada a la salud de las damas se brinda atención a la mujer embarazada para su control prenatal. De igual forma, San Vicente agrega que la paciente invierte una hora como mínimo para ser evaluada. “En cuanto a los costos, hemos intentado que sean accesibles por la calidad y el servicio que se ofrece. En Salud Mujer nuestra intención es contestar todas las preguntas de las pacientes y dar todas las recomendaciones necesarias para prevenir enfermedades, pues lo asumimos como misión”.

Coordenadas

•Instituto de la Mujer “Doctor José Terán Dávila”.

Telfs.: 0212-991.1532 /6948

•Unidad de la Mujer Policlínica Méndez Gimón.

Telfs.: 0212-709.3364 /3365

•Salud Mujer

Telf.: 0212-508.6227

Copyright © 2011 Estampas & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Dar algo a cambio de nada

Esta es una de las acciones más positivas y enriquecedoras que podemos realizar como seres humanos.

Hay pocas cosas tan reconfortantes como ayudar, apoyar, acompañar, animar, alegrar, motivar, querer a otra persona… sin esperar recibir nada a cambio, de verdad, verdad. Con esto quiero decir: sin esperar reconocimiento, recompensa, retribución o pago alguno, pues sólo siendo verdaderamente desinteresados será como podremos disfrutar del beneficio de realizar una acción generosa.

Cada vez hay menos personas dispuestas a dar algo a cambio de nada…

Cuánto voy a ganarme, cuánto van a pagarme, cuánto me costará en tiempo, en trabajo o en dinero, son algunas de las frases que justifican la apatía, la indolencia o el egoísmo con el que actúan algunas personas.

Recordemos que al dar con generosidad, solidaridad o empatía, será el universo quien nos devuelva lo que entregamos y no las personas a las que se lo dimos. Y que muchas veces no será en el momento en que nos gustaría recibirlo o de la forma en la que lo queremos, sino que lo hará en el momento perfecto y en especies; es decir, manifestado justo en aquello que necesitamos en un momento dado.

Y si dudas de lo que acabo de decirte… piensa un poco y recuerda esos pequeños momentos en los que apareció la persona que te ayudó, el lugar donde pudiste quedarte, el consejo de alguien que te iluminó, la compañía de una persona que te animó, te ayudó o te hizo sentir querido, el recurso que necesitabas. La presencia de ese alguien especial, porque se dejó llevar por esos sentimientos positivos, pudo suavizar tu vida.

Salgamos al mundo cada día con la intención de dar, de compartir, especialmente si estamos necesitados… porque de esta manera no sólo estaremos dándole nuestro aporte al mundo con la intención de que otros se sientan mucho mejor en él, sino que recibiremos la fortaleza, la motivación y la fe que habíamos perdido temporalmente al sentirnos afectados por una circunstancia de la vida.

Lo más fácil es mostrar indiferencia y lo más difícil es tener el valor y la determinación para mostrar compasión, generosidad y solidaridad…

Claves para dar

•Conectarse a los mejores sentimientos.

•Realizar actos bondadosos, sencillos, espontáneos y anónimos.

•Vencer el egoísmo y el miedo a perder.

•Colocarse en el lugar del otro.

•Preguntar, siempre, de qué manera puedes servir o ayudar a alguien.

•Dejar de pensar que al compartir lo que tienes con otro, lo perderás…

Piensa en lo importante que puede ser para alguien tus palabras, tu compañía, tu apoyo o tu ayuda en un momento dado y siéntete dispuesto a brindarlo.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Ponernos en el lugar del otro

Nuestros comentarios son bien recibidos si con ellos intentamos mostrar empatía y manifestar nuestras opiniones o puntos de vista con la intención de aportar, apoyar o ayudar a la otra persona. Sin embargo, a veces las situaciones se tornan tensas y difíciles cuando no logramos expresarnos de la manera más adecuada o cuando interpretamos equivocadamente lo que sienten o piensan los otros.

Es muy importante recordar la diferencia que existe entre compartir nuestro punto de vista, de forma objetiva y bien intencionada, y hacer críticas, juicios o comentarios negativos tendientes a aumentar la confusión y el malestar de los demás. Antes de hablar, deberíamos preguntarnos si vamos a contribuir con la solución de la situación o con el bienestar de esa persona.

Muchas veces es más sabio guardar silencio y escuchar a la persona afectada que aconsejarla sin saber si tenemos todos los elementos, la información o la experiencia necesarios para hacerlo de la forma más asertiva.

Por eso te sugiero… 

Que aprendas a dar tu opinión sin ofender. Respeta las etapas del proceso donde se encuentre la persona a la que deseas apoyar. No es bueno que la manipules para que tome ciertas decisiones. Aprende a respetar el libre albedrío, a menos que esa persona querida, a la que quieres cuidar y proteger, sea menor de edad.

Procura ser más justo en tus apreciaciones y evita hacer comentarios sin fundamento. Hazlo sin dejarte llevar por las emociones, para que puedas ser más objetivo en tu punto de vista. Recuerda que la crítica y las emociones negativas pueden ser destructivas. No te dejes llevar por el prejuicio, colócate en el lugar del otro y analiza la situación desde su posición, necesidad o punto de vista.

Deja a un lado las etiquetas y los juicios personales, abre tu corazón y tu mente para que puedas ver más allá y apóyala verdaderamente. Sé flexible, la rigidez en nuestros propios puntos de vista hace que muchas veces los demás no quieran escucharnos. Recuerda que tal vez no eres tú el que se encuentra en esa situación, sino otra persona que piensa y siente diferente a ti. Sé amable.

Aunque algo te moleste o tengan diferentes puntos de vista, mantén una actitud amable y relajada. Este es el principio de la comunicación y la disposición para escuchar e intercambiar ideas.

Muéstrate siempre abierto al diálogo. Escucha con atención lo que la otra persona tiene que decir y hazlo sin emitir juicios, para que puedas conocer los sentimientos o los pensamientos de los demás, recuerda que cada cual tiene una razón para comportarse como lo hace. No seas agresivo. Respira profundo y ten presente que la violencia hace que la otra persona se cierre a la comunicación.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Volver a ser tú mismo

A través de los años he descubierto que estamos presos de todo lo que hemos guardado por mucho tiempo en nuestra cabeza y en el corazón. Y lo más grave es que, muchas veces, ni siquiera recordamos lo que pensamos o sentimos cuando tuvimos ciertas experiencias difíciles que, con el tiempo, nos llevaron a cambiar nuestra manera de ser y de actuar para protegernos, afectando así nuestra forma de interpretar la realidad. Por esto, para recuperar nuestra salud emocional y serenidad, es necesario que tomemos la decisión valiente de entrar a ese espacio interior donde se encuentran guardados nuestros recuerdos para limpiar aquellos que son negativos y liberarnos de toda esa carga pesada que hemos acumulado y cargado por tanto tiempo. Cuántas veces estamos pensando en algo que quisiéramos hacer o decir, y cuando otra persona nos pregunta, le decimos algo diferente a lo que deseamos, ya sea para complacerla, o porque consideramos que nuestras ideas, deseos o intereses no son importantes.

También nos sucede lo mismo cuando guardamos sentimientos o pensamientos negativos o dolorosos acerca de una persona con la que vivimos, y no nos atrevemos a enfrentarla para expresarlos abiertamente, por miedo a las consecuencias o las represalias que esa persona pueda tomar. En cualquiera de estos casos, la víctima más grande de ese comportamiento somos nosotros mismos. Cada vez que nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones van en direcciones diferentes y contrarias a lo que verdaderamente queremos, pensamos y sentimos, se produce una especie de nudo en nuestro interior, lo que hace que la energía creadora pare de fluir, quedándose estancada dentro de nosotros, produciendo un efecto negativo instantáneo que, con el tiempo, va creando malestar en nosotros, hasta el punto en que perdemos la vitalidad, la claridad y la confianza que necesitamos para mantener relaciones más sanas, tomar mejores decisiones y actuar por conciencia y no por reacción para así construir la vida que deseamos.

Además, toda esa energía represada internamente termina por afectarnos emocional y físicamente. No vale la pena guardarla y mucho menos postergar el momento en el que, con valor y confianza, afrontaremos la situación y diremos la verdad acerca de lo que pensamos o sentimos.

Es importante aprender a expresar lo que sentimos y pensamos con tranquilidad, pero también somos responsables de las palabras que usamos para hacerlo, de elegir el momento en que lo haremos y de usar el tono emocional más adecuado para no causar más confusión o malestar del que ya experimentamos. Hay personas que se creen sinceras porque dicen lo que piensan sin detenerse a considerar a los demás, y generalmente causan más daño que bien con lo que hablan. Si bien no podemos controlar las reacciones de los otros, sí podemos expresar nuestras inquietudes de la mejor manera, con honestidad y responsabilidad.

Todos quisiéramos saber lo que realmente están pensando o sintiendo los demás, en especial nuestros seres queridos, para confiar en ellos y tener relaciones más sanas. Pero, ¿estamos listos para su sinceridad?

Alinear nuestros pensamientos, sentimientos, palabras y acciones hará que la energía creativa fluya a través de nosotros para construir situaciones y relaciones más sanas que nos permitan tener una vida plena.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Claves para cumplir tus deseos

La historia de personas exitosas está llena de experiencias fallidas que, en su momento, los hicieron sentirse fracasados. La diferencia entre ellas y las que nunca lo lograron fue que tenían recursos que hicieron la diferencia como la pasión, el empeño, la determinación, la voluntad, el valor, el entusiasmo y la certeza de que, en algún momento, lograrían su propósito. Esto me recuerda que los sueños que atesoramos nos dan la motivación y el impulso necesarios para tener una vida plena.
El deseo interno y poderoso de ser felices y exitosos siempre nos impulsa a buscar las herramientas que nos permiten mejorar nuestro estilo de vida. Por eso, es muy importante identificar tus propósitos personales, saber qué es lo que quieres conseguir y vivir, de manera que tus deseos le den dirección y motivación al trabajo que realizas cada día.

En el camino al éxito pueden presentarse obstáculos de los que necesitarás aprender para reponerte rápidamente. Si estás dispuesto a triunfar, tienes que estar preparado para asumir los tropiezos y los fracasos como parte del camino que te llevará hacia el éxito.

Cuando tienes un propósito tus días adquieren un sentido más positivo, recuperas la pasión, las ganas de trabajar y el encanto por la vida. Perseverar en tu compromiso de hacer cuanto sea necesario para cumplir tus sueños te permitirá disfrutar del proceso que te llevará a realizarlos.

Ahora, sólo te corresponde comenzar a caminar porque, por mucho que lo desees, nada pasará si no te pones en acción.

CLAVES PARA CONSEGUIR TU ÉXITO

•Desea conseguirlo. Una de las diferencias entre una persona perdedora y una ganadora es la actitud. Es importante que tengas pensamientos positivos, especialmente si vas a emprender algún reto personal. Para que puedas conseguir tus objetivos más fácilmente, éstos deben ser factibles, alcanzables, cuantificables y temporales.

•Confía en que eres capaz. No importa que tan difíciles sean los obstáculos que se te presenten, podrás superarlos fortaleciendo la confianza en ti mismo y haciendo uso de las herramientas necesarias.

•Define tus objetivos. Es determinante tener muy claras tus metas, para que puedas enfocar y dirigir tu esfuerzo a conseguirlas. Escribe una lista con tus propósitos y léela cada mañana.

•Elabora un plan de acción. Elabora uno que te permita conseguir lo que te has propuesto paso a paso. Entonces, con absoluta confianza, lleva adelante tu proyecto. Una vez que comiences no te detengas…

•Identifica tus oportunidades. Debes estar atento para que puedas reconocer las oportunidades, sólo así podrás aprovecharlas cuando se te presenten.

•Usa tus recursos. Aprende a planificar y a manejar tus recursos tangibles, energía, relaciones, e intangibles, talentos, habilidades, experiencia…

•Detente y evalúa. Es necesario establecer un límite que determine hasta cuándo se seguirá conquistando cimas.

•Incorpora el fracaso a tu camino al éxito. No te dejes desanimar por los obstáculos o las dificultades.

 

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.

Maytte: Otro estilo de vida

Ver también

El problema
Hola, Maytte. Me encuentro en una encrucijada porque tengo la oportunidad de iniciar una vida nueva, con una oferta de trabajo muy buena en otra ciudad, pero temo que al llegar ahí lleve conmigo las actitudes y los hábitos que me impidan hacerlo. Sé que tengo que cambiar, pero no

sé por dónde comenzar. No quiero perder la posibilidad de empezar una nueva etapa de mi vida, en la que me sienta feliz y muy tranquila. ¿Cuáles herramientas puedes darme para conseguirlo? Me cuesta trabajo cumplir mis propósitos… K. D.

La solución
Comenzar una nueva etapa implica cerrar un ciclo y hacer los cambios necesarios en nuestra actitud, hábitos, creencias y comportamientos de modo que podamos construir la vida que deseamos donde vayamos. Es importante hacer énfasis en el trabajo que tendremos que realizar en nosotros y en nuestro estilo de vida, con la finalidad de atraer y generar situaciones más favorables para nuestro bienestar. Volver a comenzar otra etapa significa conservar o mantener aquellos elementos de nuestra rutina de vida que son favorables para nuestro bienestar, crecimiento y equilibrio personal. Y estar dispuestos a cambiar aquellos que han
traído el dolor, la confusión y el estancamiento a nuestra vida.

Algunas herramientas para conseguirlo…
Haz una lista con tus propósitos. Tómate el tiempo necesario para pensar en las cosas que te gustaría sacar o incorporar a tu estilo de vida.
Recuerda que tienen que ser importantes y valiosas para ti, pues sólo así tendrás la motivación para conseguirlas.

Atrévete a cambiar. Evita vivir en la monotonía, busca cumplir tus sueños, crea nuevos caminos, asume riesgos. ¡Atrévete a cambiar, este es tu momento! Abandona la comodidad de tu sillón y lánzate a vivir la aventura de una nueva etapa.

Mantén una actitud positiva. ¡No te dejes desanimar por nada ni por nadie! Recuerda que tú eres perfectamente capaz de conseguir las metas que te has propuesto. Mantén el entusiasmo y el optimismo arriba, repitiendo frases afirmativas de tus capacidades y talentos.

Sé flexible. Es posible que las cosas no salgan como las tenías planificadas, que inesperadamente tu amigo o tu pareja no quieran o no puedan acompañarte… por eso tienes que aprender a ser flexible, para que puedas aceptar los cambios que se presenten en tu vida cada día, con naturalidad y optimismo.

Cambia tus hábitos. Vence ese hábito negativo que has repetido durante tanto tiempo, a pesar de que sabes que no te hace bien. Comienza a comer saludablemente, inicia una rutina de ejercicios, deja de fumar, organízate mejor… O, simplemente, cambia de actitud, sonríe y sé más optimista.

Copyright © 2011 Estampas, Maytte & CHM (Camino a la Grandeza) Todos los Derechos reservados.