• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a 4.511 seguidores más

  • Archivos

CHM Hoy: Estelas

En algún lugar escuché una vez que no es lo mismo vivir que saber hacerlo, y lo creí. Transitar por la vida no es lo mismo que exprimirle hasta la última gota de aprendizaje a cada experiencia vivida; entonces es eso lo que hace la diferencia entre los seres humanos…la forma como se experimente cada vivencia y sobre todo como se comprenda, se asimile, se internalice y se use como herramienta de aprendizaje aquella simple emoción que nos movió el alma en un momento determinado. En la medida en que se acumulan experiencias, y sus enseñanzas se superan unas a otras haciéndose cada vez más compleja nuestra visión de vida; en esa misma medida nos llevamos entre los pies mucha gente con quien compartimos a diario y que se ven influenciados queramos o no por nuestras conductas y comportamientos. Es muy importante el cultivo del ser y la forma individual como cada uno de nosotros emprenda cualquier proceso de formación por mínimo  que sea, pero también tiene muchísima importancia lo que las personas que están en nuestro entorno reciben de nosotros. Por eso es que saber vivir es una tarea durísima, porque al mismo tiempo que tratamos personalmente de aprenderlo, estamos sirviendo de lección a un gran número de personas con las que convivimos diariamente. Si tratamos de aprender esto desde el intelecto, manejando todas las variables conocidas para la creación de una verdadera conciencia de vida y ordenándolas en la forma más lógica posible para obtener resultados altamente eficientes, el fracaso es casi seguro!!! Así estemos llenos de muchísimo conocimiento, no es a partir de allí desde donde se fijan los principios de la apertura consciente del espíritu. La fórmula es mucho más sencilla, simple y placentera, y sin embargo se nos hace siempre más difícil y cuesta arriba. La única forma eficiente de generar la conciencia del ser humano es desde la práctica del amor!!! Y del amor en todas sus variantes posibles…amor al trabajo, al prójimo, a la familia, a la pareja, a los animales, al planeta, a todo!!! Cuando nuestras acciones parten de allí, aquel cúmulo de conocimientos filosóficos, psicológicos y hasta científicos que nos devoramos en los libros buscando estar mejor  preparados para vivir, se vuelven completamente innecesarios porque la intuición del ser humano comienza a funcionar a la perfección sólo siguiendo el camino de la emoción sincera desplegada hacia todo cuanto hacemos. He aquí donde aparecen nuestras verdaderas estelas.

Las estelas son los verdaderos legados que podemos dejarle a los demás, las verdaderas huellas que dejamos en nuestro andar por la vida y que hacen que ellos nos recuerden con afecto, admiración, cariño y verdadero amor. Nada tienen que ver estas estelas con herencias tangibles que dejemos, con bienes materiales o con seguridades que trabajemos para dejar “amparados” a nuestros hijos y descendientes. Las estelas son las enseñanzas más puras y sencillas, pero muy profundas que podemos otorgar a nuestros semejantes a través de una palabra, de un comportamiento o de un simple gesto que vaya cargado al máximo energéticamente como para que se quede fijado en el inconsciente de aquella otra persona y le mueva el alma entera hacia la felicidad. Cuando actuamos así, generamos automáticamente que el ser que recibe nuestra estela sea feliz aunque sea por un instante, y además le dejamos una lección implícita en aquella estela incitándolo a ser una mejor persona y un mejor ser humano.

Cuando imprimimos a cualquier acción un verdadero sentido de querer hacer el bien común, llegamos a influenciar el pensamiento de seres que ni siquiera conocemos, por lo que muchas veces ni siquiera somos conscientes de cuántas y cuales estelas podemos dejar en el mundo; y de eso se trata, de hacer el bien sin esperar nada a cambio, de hacerlo porque lo sentimos verdaderamente y de hacerlo conociendo nuestros límites y medidas para no ocasionar en nosotros mismos altos niveles de sacrificios que nos lleven al sufrimiento.

Dejar estelas es dejar huellas!!! Huellas sanas, llenas de verdadero amor que inspiren a otros a seguir en la búsqueda de su camino. Hay grandes personalidades en el mundo que han dejado estelas maravillosas para muchos: grandes gobernantes, grandes filósofos, grandes artistas, y hasta grandes personalidades del cine y la canción; cuyas vidas han significado ejemplo para muchos, en primera instancia por ser públicas, y en segundo lugar por servir de inspiración a quienes les siguen por tener actos de amor muy auténticos con el resto de la gente, o por brindar amor a través de lo que hacen. Sin embargo, no hay que ser famoso ni tener una vida pública para generar estelas auténticas. Basta con regalarle a un hijo o a un buen amigo una sola palabra que lo levante si está caído o que lo haga sentir mejor así este muy bien, para marcar la vida de aquel ser en forma positiva para siempre.

Las marcas que dejamos en otras personas impulsándoles a crecer, a seguir viviendo, a aumentar su visión de la vida, a encontrar su verdadera conciencia!!!! Esas son las estelas!!! Y lo más curioso de todo es que el universo tiene unos caminos muy misteriosos y perfectamente sabios como para hacer llegar nuestras estelas a los seres que menos imaginamos; y de igual forma, algunas veces nosotros recibimos estelas en la forma más inverosímil de gente que ni siquiera sabemos de dónde salió. Por eso, porque no alcanzamos a ver con nuestra corta visión la grandeza de la sincronía universal, debemos actuar siempre desde el bien y desde el amor, de una forma natural y sincera, sin sentarnos a pensar y a estudiar metódicamente cómo hago para dejar estelas, sino deseando desde el alma que todo cuanto hago le sirva a alguien para algo bueno.

Las estelas solo se dejan cuando abandonamos nuestro ser a la confianza de que todo estará bien para mí porque sólo procuro que otros también estén bien a partir de lo poco o mucho que puedo brindarles. Aprender a detectar cuando puedo dar y cuando no, lo dice sólo la felicidad que siento cuando estoy en paz conmigo porque sé que hice lo que correspondía en un momento determinado. Alguien se dará cuenta de eso, y entonces allí estaremos dejando una estela.

Feliz día para todos y que aprendan a reconocer y a dejar estelas a lo largo de su seguro y grandioso caminar por este hermoso mundo!!
Elizabeth Craswford Pritt. Editora Estrella

Una Artista, creativa, escritora, fiel creyente del poder de la palabra y apasionada de la búsqueda de la conciencia humana. Docente por más de 25 años en Venezuela, y como ella misma diría ”Mamá de mis propias hijas y de todos los ajenos que la vida me regala a diario”

Copyright © 2012 Elizabeth Craswford Pritt & Camino a la Grandeza.  Todos los Derechos reservados.

Editado desde un Blackberry®

Luis Padrón: Reconstruyéndonos (Rascacielos)

Siempre nos debemos fijar en vivir como en una construcción, en el tiempo que tarda en terminarla, como una torre de babel que nunca terminara y cuando culmina simplemente comenzaremos de nuevo, si se cae debemos recomenzar y así todas las acciones que tomemos irán escalando piso a piso hasta llegar a la cima de los sueños.

Hoy el es momento de recomenzar mi construcción, me he dado cuenta que el tomar decisiones a la ligera siempre trae problemas y hoy con los planos extraviados he decidido reconstruir este rascacielos llamado vida.

Muchas han sido las caídas que en esa construcción he tenido, los desengaños e incluso las llamadas de atención cuando la humildad se ha ocultado. Pero hoy más que nunca he decidido ser feliz, porque esa es una elección, no importa lo que en el camino halla pasado sin la felicidad nunca podremos ponernos las curitas a tiempo para curar las secuelas de la caída, siempre nosotros decidiremos el plazo que la herida sanara, solo se trata de nuestra mente, de decidir no repetir los errores y de aceptar lo perfecto que somos de una manera imperfecta.

Siempre pensando en el futuro en el final de la obra pero trabajando en el ahora para que eso sea como piensas que será, siendo siempre lo más positivo posible y teniendo fe te guiaran a alcanzar esos logros que siempre has querido.

Escalón por escalón esforzándote cada día más, recordando los frutos y la belleza que está a nuestro alrededor, siempre cuando esperes que algo suceda en tu vida, pídelo y lucha, confía en que la vida y Dios te ayudaran a realizarlo para ti. Nunca dudes. Aunque se demore una fase, ella tarde o temprano terminara. Recuerda que cada paso y cada acción es un ciclo y siempre el girara hasta terminar.

Cada uno de esos ciclos de la vida son verdaderamente hermosos. Estan llenos de momentos maravillosos junto a nuestros seres queridos. Nos dan la oportunidad de conocer lugares increíbles. Posee color y poesía donde quiera que miremos o escuchemos. Aún en medio de la oscuridad más profunda estará la belleza.

Es posible contemplar la hermosura del resplandor de un nuevo amanecer. El amanecer de otra oportunidad, el comienzo de un nuevo reto, de una nueva experiencia y de un continuar del camino.

Cada día más tenemos que aprender a reírnos de los problemas, a que todo tiene solución en la vida. Algunas cosas se resuelven antes, otras después, pero todas son pasajeras. Limitémonos a pensar en lo que harás después que la tormenta haya pasado. Lo bien que la vas a pasar al festejar el triunfo.

Comienzar de nuevo, no es producto de un fracaso sino el resultado de un razonamiento de amor por la vida. Es el resultado de un análisis exitoso. Es poner a andar la confianza en la sabiduría que nos dio la experiencia.

Quien se anima a empezar otra vez es un valiente que al final del camino estará satisfecho con su vida. Habrá hecho de ella una aventura maravillosa. Un cofre del que podrá sacar preciosas joyas para regalar a sus descendientes a la hora de instruir. Y cuando ya no esté, su recuerdo ocupará un lugar privilegiado entre los suyos.

Volver a empezar es permitir que los que nos siguen entiendan que en la vida todo se trata de vivir. Que la vida nos brinda siempre nuevas oportunidades, ya sea para reparar errores, borrar cosas desagradables, o simplemente crear nuevas posibilidades.

La vida siempre nos da la ocasión de dibujar nuestros planos y comenzar a construirnos. SOLO DEBEMOS ANIMARNOS a hacerlo!

Luis Padrón. Director General-Editor EjecutivoEstudiante de Mercadeo, Comunicador (Ancla de programas de TV [Mundo de Sueños], actor de teatro y televisión) colaborador en la creación de la imagen institucional de Ricky Martin Foundation, Ecologista, Dharma, Semi Vegano y practicante de Yoga desde hace 4 años. Cuando creo esta web su intención era una manera de instruirse e instruir de manera reciproca, mostrando herramientas para el crecimiento recopiladas y escritas incluso por el mismo, Hoy día luego de 3 años de Camino y de la creación del GrupoCHM creado por él, ha conseguido reconocimientos internacionales 3 de ellos por sus artículos (Artículos producido por Ricky Martin Foundation [2010-2011], Libertad y Siempre nos Quedara París [2011]) y uno por Peta como certificado de colaborador. [2010])

Copyright © 2012 Luis Padrón & Ediciones Ediciones Urano.  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.