• Lo + Más Visto

  • Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

    Únete a otros 4.496 seguidores

  • Archivos

  • Anuncios

Maytte: Un buen escucha

Es importante aprender a escuchar a las demás personas con atención, apertura y respeto para darles el espacio que les permita expresarse, sin interrumpirlas o invalidar sus argumentos simplemente porque son diferentes del nuestro o porque tratemos de anteponer a sus planteamientos nuestros juicios e ideas.

Escuchar con calma y atención no significa negar nuestros argumentos para darle la razón absoluta a los demás; más bien implica darnos el espacio necesario para aclarar nuestras ideas y elegir la respuesta o el comentario que vamos a hacer, para clarificar la situación o mantener la conversación con la otra persona, además de mostrarle que estamos sinceramente interesados en conocer su opinión y punto de vista.

Claves para escuchar con atención
• Siéntete interesado en escuchar a la persona que tienes delante de ti. Recuerda que los gestos revelan nuestra disposición al diálogo. Es importante que mantengas una postura relajada, sin cruzar los brazos y con una expresión amable que transmita confianza.

• Hazle saber que no estás apurado y que tienes tiempo para escucharla. A veces solo hacen falta unos minutos para que la persona se exprese y recupere la tranquilidad o la claridad que le hacía falta.

• En lugar de atender solo a las ideas que tienes en tu mente, practica escuchar a la otra persona, sin prejuicios y sin justificarte. Muéstrate interesado en conocer su punto de vista sin interrumpirla y sin corregirla. Cuando llegue tu momento de hablar, úsalo para decir lo que piensas o sientes, siempre de la mejor manera.

• Cuando vayas a conversar con una persona querida, recuerda colocarte en su lugar para comprender mejor sus comentarios y evitar así tomarlos de una manera personal. Elige las palabras adecuadas para expresarte y evita usar la agresión velada para lastimarla y tener que justificarte más tarde esgrimiendo una malentendido de tu parte.

• Evita dar consejos. Muchas veces, cuando la otra persona se siente escuchada, va encontrando por sí misma ideas que le ayudan. Otras veces, el solo hecho de poder expresar sus emociones o pensamientos en un espacio de confianza, le permite recuperar la claridad que le hacia falta.

• Con la expresión corporal, muéstrale a la persona que sigues atentamente la conversación. De vez en cuando asentir con un movimiento de tu cara o repetir alguna frase o comentario le reafirmará tu interés en continuar escuchando.

• Cuando la persona te lo pida, anímate a compartir tu punto de vista. Hazlo de forma respetuosa, recordando que una misma situación puede ser interpretada de manera distinta y que estas diferencias, en lugar de separarlos, pueden enriquecer la comunicación.

Anuncios

Maytte: Detente y vuelve a empezar

Hay personas que tienen sus vidas tan perfectamente organizadas que les resulta imposible considerar la posibilidad de incluir algún cambio en la rutina. Pero lo cierto es que, a pesar de vivir en esta supuesta zona de confort y de haber logrado una serie de objetivos, descubren que continúan sintiendo una especie de vacío interior que les impide sentir la paz y la alegría que soñaron disfrutar. Y ante esta situación, la lista de deseos personales como terminar de leer un libro, tomarse el café con la pareja, irse de vacaciones… va quedando en el olvido porque no es algo urgente.

La vida se ha convertido en una interminable lista de cosas por hacer, y a pesar de emplear todo nuestro tiempo para realizarlas, nunca se acaba. El deber siempre se enfrenta al querer en nuestra vida diaria, y cuando nos tomamos algún momento de disfrute o descanso experimentamos un gran sentimiento de culpa o de angustia, el que nos produce actuar por placer, en lugar de hacerlo por deber.

Hemos sido programados para vivir ocupados la mayor parte del tiempo, hasta el punto en que, si ya cumplimos con el trabajo, los compromisos y las responsabilidades que teníamos, la mente se encarga de traer el recuerdo de aquel pequeño asunto pendiente del cual debemos ocuparnos de inmediato, sacrificando el poco tiempo libre que tenemos. Hay personas que se crean ocupaciones y actividades que no tienen frente a la incapacidad de disfrutar del tiempo libre, sin culpa y con tranquilidad

Vale la pena que revisemos nuestro estilo de vida y nos preguntemos: ¿Qué podemos hacer para simplificarlo y ganar el tiempo de calidad que nos permita disfrutar más de las cosas sencillas pero esenciales de la vida?

Casi sin darnos cuenta, la rutina, el estrés y las presiones causadas por un exceso de responsabilidad hacen que le demos más valor a las cosas superficiales y materiales pensando que de esta manera nos vamos a sentir bien aunque sea momentáneamente, mientras que postergamos los viejos sueños y el deseo de compartir con las personas queridas o de realizar actividades más sencillas y relajantes. Los vacíos existenciales no pueden llenarse con un exceso de actividad o consumiendo cosas que te hagan evadir la realidad; por el contrario, es bajando la velocidad y reduciendo el numero de actividades como podemos volver al encuentro con nosotros mismos y con nuestras verdaderas necesidades.

Encontrarle un sentido trascendente a nuestra vida hará que valga la pena cada pequeño o gran esfuerzo dirigido a conseguir el bienestar, la tranquilidad y la libertad esencial que nos lleven a ser auténticos, seguros y determinados para disfrutar más y compartir lo mejor de cada uno de nosotros con los demás.

Para algunas personas perder la actividad o el ritmo de trabajo que llevaban en los últimos años puede significar quedar deshabilitados en todos los aspectos de su vida, perdiendo la motivación, la pasión y el entusiasmo. Cuando una persona se retira, es muy conveniente que mantenga cierto tipo de actividad mental y física para no perder la vitalidad, la claridad mental y la juventud del espíritu, tan necesarias para descubrir y disfrutar de los aspectos que tiene una nueva etapa en la vida.

Recordemos que la verdadera juventud es del espíritu, y se mantienen en la medida en que tenemos buena actitud, energía, entusiasmo y ganas de vivir cada día


Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: En el amor todo se vale

El amor en la pareja es un ingrediente indispensable para que la convivencia sea armoniosa y duradera. Recordemos que somos dos personas diferentes, pero que gracias al amor que experimentamos y la afinidad que compartimos en diferentes aspectos, nos sentimos lo suficientemente atraídos como para iniciar una relación. Ignorar las diferencias que nos definen como individuos o mantener la expectativa de cambiar al otro pudiera ser el detonante de un conflicto que termine por separarnos si no sabemos cómo afrontarlo y resolverlo a tiempo.

Es importante aprender a expresar nuestro malestar cuando nos sentimos maltratados, ignorados o abusados, pues de lo contrario estos sentimientos se convertirán en un gran resentimiento, haciendo que tengamos la peor opinión del otro y que nos convirtamos en víctima de la situación sin darnos cuenta, sin darnos la oportunidad de enfrentarla con madurez y valor.

Las diferencias personales siempre van a estar allí, lo importante es que no sean más grandes que las similitudes y las finidades que compartimos, que no atenten contra nuestra dignidad o salud física y emocional, o que el malestar que inicialmente puedan causarnos no sea más grande que nuestro amor y deseo de crear acuerdos para hacer crecer el bienestar y la felicidad entre los dos. Muchas veces las diferencias se convierten en recursos que nos inspiran, enseñan y hacen sentir apoyados, acompaádos y queridos si sabemos reconocer su efecto positivo. En una relación de igual a igual, donde existe el respeto, la aceptación y la reciprocidad, las diferencias enriquecen la convivencia.

Claves para resolver las diferencias

Antepón siempre el amor. Pensar en lo que sentimos por el otro antes de reaccionar al dejarnos llevar por las emociones negativas nos ayudará a hablar y actuar de la mejor manera.

Expresa tu malestar directamente. Nunca tratemos de hacerle llegar el reclamo por intermedio de otro, o haciendo gestos que tenga que adivinar, pues las cosas en vez de arreglarse, tenderán a complicarse.

Busca el momento adecuado. Es importante elegir el mejor momento para expresar lo que sentimos y pensamos, cuidando siempre las palabras que vamos a usar.

Evitar hacer comparaciones. Estas predisponen a los demás, hacen que la persona se cierre y que no quiera oír nuestros comentarios.

Sáltate los preámbulos. A veces le damos tantas vueltas a lo que vamos a decir con frases como “espero que no te vayas a molestar pero…”, que en lugar de tranquilizar al otro hacen que se ponga a la defensiva.

No te excuses. Sentirse culpable o atemorizado después de expresar tu malestar o frustración le restará fuerza a tu reclamo y despertará dudas en la otra persona. Habla con objetividad y serenidad.

Haz tu reclamo sin emoción. No le pongas carga emocional a tus palabras. El miedo, la agresividad, la ironía, el sarcasmo o el desdén sólo contribuirán a complicar las cosas . La objetividad, la serenidad, la madurez y la paciencia serán tus mejores herramientas.

Expresa tu gratitud. Una vez hecho el reclamo no digas frases como “espero que esto no vuelva a repetirse”. Lo mejor es que si la persona está dispuesta a corregirlo, le digas a los ojos: “Gracias por escuhar mmis observaciones”. Haz una observación a la vez, de lo contrario corres peligro de desmoralizar al otro hasta el punto de que se sienta agredido y no haga nada.

Ten expectativas reales. Podemos pedirle a la pareja que no levante la voz, que no se muestre agresivo, pero no que esté de acuerdo en todo con nosotros. Podemos insistir que cambie su forma de expresarse, pero no pedirle que no lo haga cuando lo crea necesario.

Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: Buscar la serenidad

¿Te has sentido tenso y a punto de estallar? Es posible que tu alma esté pidiéndote a gritos hacer un alto en tu camino para reflexionar y tomar la decisión de liberarte de toda esa carga emocional que arrastras desde hace mucho tiempo.

Tu bienestar depende de ti, de la capacidad y el valor que tengas de hacer cuanto sea necesario para mantener la salud mental, física y emocional. Cuando te quedas con emociones negativas reprimidas y olvidas la necesidad de aprender a canalizarlas, te desgastas físicamente y terminas convirtiéndote en una olla de presión que, generalmente, estalla con las personas que no lo merecen, porque no tienen nada que ver con la causa de tu malestar. Necesitas recuperar el balance y la serenidad que te permitan reconocer y disfrutar de todos los regalos y las bendiciones que la vida te ofrece.

Es tiempo de recuperar la plenitud de tu vida, sin prejuicios, sin culpa, sin resentimiento o temores, causados por alguna experiencia en el pasado.

Vamos, toma la decisión de asumir la responsabilidad de tu vida y de aligerar el peso de tu equipaje para que puedas pasar la página, recuperar el ánimo y la confianza que te permitan tomar lo mejor de esa experiencia para crecer, madurar y sentirte mejor.

CLAVES PARA SERENAR TU COMPORTAMIENTO
1. Utiliza un calma-control
Ante cualquier situación que te irrite o moleste no respondas inmediatamente, cuenta hasta 50 si fuese necesario y respira profundamente… cálmate, contrólate y actúa con conciencia.

2. Asume el compromiso de cambiar
Solo tú puedes hacer algo concreto para dejar de reaccionar cuando te sientes afectado emocionalmente, para evitar repetir una y otra vez los mismos pensamientos, actitudes y comportamientos. Haz una lista de propósitos y asume el compromiso de cumplir cada uno de ellos.

3. Maneja la frustración
Si las cosas no salen como querías, “qué le vamos a hacer, otra vez será”. Practica el aceptar, soltar y seguir adelante.

4. Trabaja la aceptación
Acepta lo que no puedes cambiar, ajusta tu nivel de expectativa y suaviza tu experiencia.

5. Réstale importancia
Nada es tan importante como para hacerte perder la calma… Relativiza la situación, resaltando los elementos positivos que también tiene, de manera que te sea más fácil afrontarla.

6. Antepón el amor
Cuando resaltas el valor que una persona tiene para ti, te resulta posible serenar las emociones y bajar tu nivel de afectación para evitar responder o actuar con agresividad.

7. Evita la confrontación
Es preferible tomar la decisión de conversar en otro momento, cuando te sientas menos alterado, que agravar la situación con tus comentarios y actitudes.

8. Aprende a canalizar tus emociones
Saca de ti el mal humor. Practicar ejercicio, mantener el contacto con la naturaleza, escuchar música o conversar con un buen amigo puede ayudarte a manejar la agresividad, y si esta persiste, busca la orientación de un buen profesional.

Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: Eres único y especial

Hace unos días caminaba con mi esposo, al aire libre, por un bulevar… Tranquilos, relajados y dispuestos a disfrutar del ambiente, de la temperatura que todavía está muy fresca y de la diversidad de la gente que se reúne y camina por ese lugar.

Lo primero que hicimos fue tomar la decisión de apagar la cabeza para desconectarnos un rato de los asuntos pendientes y de los compromisos, tarea no tan sencilla de llevar a cabo cuando descubres la cantidad de ideas y pensamientos que llenan tu mente y que no te permiten atender en un 100 por ciento a lo que sucede a tu alrededor en el momento presente.

Fue un ejercicio extraordinario, sobre todo por tener la oportunidad de compartirlo con una persona especial. Pero lo más interesante fue observar a algunas personas que caminaban como despreocupadas, con una libertad, confianza y hasta cierto aire de indiferencia hacia los demás, proyectando el gusto de aceptarse a sí mismas y de disfrutar su estilo de vida.

Esto me llevó a pensar en que muchas personas no se sienten a gusto con la imagen que ven reflejada en el espejo, no se sienten capaces de reconocer y aceptar los cambios que produce el proceso de la madurez y que constantemente están buscando parecerse a otros que no son ellos. Esta incapacidad de aceptarnos para poder disfrutar de quienes somos es una fuente permanente de malestar, insatisfacción y frustración, que genera efectos muy negativos hacia nuestra salud física, mental y emocional.

Tal vez quisimos, en algún momento, tener más cabello o tenerlo más lacio, o ser más delgados, o más altos, o tener una linda voz para cantar, o más coordinación para bailar, o ser más creativos para ser artistas o tener una inteligencia abstracta; en fin, no lo somos y tenemos que aceptarlo sin sentirnos frustrados o resignados por este hecho sino más bien contentos de darnos cuenta de que si bien no tenemos ciertas características que reconocemos en otros, tenemos otras, que son igualmente valiosas, armoniosas y positivas, que nos complementan muy bien y nos definen como seres humanos únicos y especiales.

Te propongo que hagas el ejercicio de observarte con calma y gentileza, para aceptarte y sentirte a gusto con la imagen que vez reflejada en el espejo cada mañana, que comiences a valorar y a disfrutar tus mejores rasgos y características personales, que te quieras y te valores lo suficiente como para salir al mundo y ocupar tu lugar al lado de otros, con libertad, confianza y gusto de estar aquí.


Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

Maytte: Construir una vida balanceada

Desde siempre nos han enseñado que el secreto del éxito consiste en trabajar mucho y por lo tanto, pensamos que trabajar el doble debe ser doblemente bueno. Pero se nos olvida que muchas veces tener éxito en el trabajo es completamente inútil si somos un fracaso en nuestra vida personal, y que tener éxito en estas áreas es irrelevante si nos olvidamos de bajar un poco el ritmo para disfrutar más la vida.

Si solo hablas con tu pareja sobre obligaciones y problemas del hogar, si solo ves a tus hijos cuando necesitan algo de ti, si tu jefe se extraña cuando no llegas antes que él a la oficina, es tiempo de parar para recuperar el equilibrio.

El secreto para encontrar el perfecto balance consiste en establecer prioridades. Por eso te sugiero que tomes el tiempo necesario para ordenar con calma y de acuerdo con la importancia que tienen para ti la relación de pareja, tus hijos, tu salud, el trabajo, la realización personal, tu formación, el descanso, los hobbies, los amigos, tus familiares y la vida interior…

Dedícale menos tiempo a las preocupaciones y al trabajo, y más tiempo a mantener tu bienestar, las relaciones con la familia y los amigos. Yo sé que necesitas producir dinero para vivir, pero si organizas tus gastos de una mejor manera, podrás disponer de tiempo de calidad y energía para disfrutar más de tus relaciones personales y de todo lo que te ofrece la vida.

El verdadero éxito consiste en conseguir lo que se quiere, y la felicidad en querer lo que se tiene.

Cuenta tus bendiciones, bájale la velocidad a tu rutina para que puedas disfrutar de lo que tienes, haz un inventario de los regalos esenciales que no has valorado o disfrutado lo suficiente debido a tu estilo de vida apresurado y retoma la vida de una manera consciente y positiva.

CLAVES PARA RECUPERAR TU CENTRO
• Serena la mente
Evita darle vueltas en tu cabeza una y otra vez a aquellas situaciones que te preocupan o que te afectan. Practica dejar de pensar por unos minutos concentrando tu atención en cada cosa que haces. Trae tu mente al presente cada vez que sea necesario.

• Acepta lo que no puedes cambiar
Cuando te encuentras en situaciones difíciles o inevitables es importante que asumas tu realidad sin fantasear o imaginar que será distinta. Así podrás enfrentar la situación con fortaleza y optimismo, confiando en tus capacidades y en la presencia de la divinidad a tu lado para ayudarte a superarla.

• Renueva tu estilo de vida
Cuando te encuentres involucrado en una situación que no te reporta ningún beneficio y que solamente te desgasta y consume energía, recuerda que puedes elegir resolverla. Pregúntate porqué estás haciéndolo y seguramente descubrirás que puedes cambiar de actitud y dejar de repetir ese hábito o ese comportamiento que te causa daño.


Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.

MaytteX2: Busquemos una nueva oportunidad / Claves para cambiar tu estilo de vida

¿Estarías dispuesto a pagar el precio necesario para comenzar a vivir la vida que siempre deseaste? ¿Abandonarías la seguridad de la vida que llevas en este momento para ir por tus sueños? ¿Dejarías tu zona de comodidad para ir a vivir ese ideal que puede ser una utopía?

Todos experimentamos, tarde o temprano, una especie de crisis personal. Cuando pensamos que la vida que tenemos no es la que queremos, nos sentimos insatisfechos y con un gran vacío interior que nos hace perder la motivación, el entusiasmo y nos arrastra en medio de la rutina hacia el aburrimiento. Es, entonces, cuando anhelamos una segunda oportunidad para poder vivir la vida que deseamos.

Algunos soñamos con vivir en el campo y dejar de una vez por todas la jungla de cemento, para bajarle el ritmo a nuestra rutina, tener más tiempo para disfrutar de la familia, desconectarnos del tráfico, comer de nuestra propia huerta… Otros sueñan con vivir en la playa, disfrutar del clima caliente, con salir a pescar nuestra propia cena, vestir informalmente, tener tiempo para compartir… O tener un negocio propio, para manejar nuestro tiempo, potenciar nuestras capacidades y cumplir nuestras metas sin sentirnos bajo la presión que nos imponen otros.

Sin embargo, a la hora de la verdad, no nos atrevemos a tomar la decisión ni a dar el primer paso, nos falta la fuerza y la determinación para dar ese salto y abandonar nuestra zona de comodidad para comenzar a construir la vida con la que soñamos.

También puede ocurrirnos que cuando reunimos el valor y el coraje que necesitamos y comentamos con nuestros amigos o familiares el plan que tenemos, somos inmediatamente atacados por las aves de mal agüero, que nos advierten de inmediato que estamos equivocados, que no deberíamos hacerlo, que estamos actuando de forma irresponsable y nos llenan de miedo, augurándonos el fracaso al primer intento. Y es que tienen parcialmente la razón, pues, el que no va a la guerra no muere en guerra, el que no se monta en un caballo nunca se caerá de él… Pero, el que no lo intenta nunca conseguirá lo que sueña.

Lo importante no es preguntarnos si fracasaremos sino qué podemos conseguir con nuestro intento. Y aunque nunca estarán dadas todas las condiciones ideales para cambiar nuestras vidas de forma fácil, debemos perseverar en nuestro propósito, además, de estar atentos para reconocer las oportunidades que se nos presenten en el camino para conseguirlo con éxito.

Claves para cambiar tu estilo de vida

Elabora una estrategia 
No es suficiente con querer cambiar tu estilo de vida. En realidad el verdadero cambio comienza dentro de ti. Debes estar muy claro en cuáles son los elementos que deseas modificar y por qué. Cambiar no puede significar una loca y precipitada huida de tu realidad. Una vez establecida la meta crea una estrategia que te lleve a dar los pasos necesarios para cumplir etapas con objetividad e inteligencia.

Paga el precio 
Todo proceso de cambio tiene un precio, todo movimiento requiere una inversión de energía, tiempo y voluntad, y debes estar dispuesto a pagar el costo de lo que transformar tu estilo de vida implica. Recuerda que no hay nada gratis y que todo lo que deseemos va a costarnos conseguirlo. Prepárate para soltar aquello que no te sirve y adoptar nuevos hábitos de vida.

No renuncies 
Las recompensas no están a la vuelta de la esquina, tienes que trabajar por ellas, recuerda que entre más oscura es la noche, más cerca está el amanecer. El trabajo, la disciplina, el entusiasmo, la voluntad y la constancia te llevarán a conseguir lo que deseas.

Siente pasión por lo que haces 
Si te gusta la jardinería, tómala en serio y deja de considerarla como un pasatiempo. Edúcate, aprende y experimenta, siente pasión por lo que haces y encuentra en ella la motivación para concretar tu sueño.

Suelta el pasado 
No puedes seguir viviendo en función del pasado. Vamos, es tiempo de pasar la página tomando lo mejor de todo lo que experimentaste y mirando hacia el presente con una actitud mucho más positiva. No permitas que el pasado doloroso se interponga entre tú y la felicidad, trabaja en el perdón y sana emocionalmente.

Mejora tu actitud 
¡Puedes tener una vida diferente! La mayoría de las veces no somos conscientes de nuestra mala actitud. Comienza por mejorarla, espera siempre lo mejor y trabaja para conseguirlo. Cuida tus palabras y frases más comunes, tratando de que sean siempre afirmativas y positivas. Practica la sonrisa, especialmente en los momentos en los que te encuentras solo y ensimismado en tus pensamientos, de esta manera te será más fácil mantener una actitud positiva.

Para darte esa nueva oportunidad, solo necesitas decir: “Empiezo hoy, tomo la decisión, doy el primer paso, asumo mi compromiso y persevero hasta conseguirlo”.


Maytte Sepulveda. Escritora Master.

Comunicadora social con más de 20 años llevando mensajes de esperanza, cambio y mejoramiento. Articulista y presentadora del programa “Hola Maytte” transmitido por Casa Club TV. Tiene cinco libros publicados http://maytte.com/

Copyright © 2012 Maytte Sepulveda & .  Con licencia de publicación a cargo del Grupo CHM Para Camino a la Grandeza.com.ve. Todos los Derechos reservados.